Inicio | Especiales | Crupieres, Comisarios, Jefes de Sala: la Jerarquía de Puestos en las Salas de Casino

Crupieres, Comisarios, Jefes de Sala: la Jerarquía de Puestos en las Salas de Casino

5 septiembre 2023

Cualquiera que haya estado al menos una vez dentro de un casino, seguramente habrá notado la enorme cantidad de personal y de profesionales de la industria en las diferentes salas de juego.

No solo crupieres y dealers que se ocupan directamente de hacer funcionar las mesas de juego, sino además distintos puestos que, con una jerarquía precisa, completan las muchas tareas concretas de control, gestión y seguridad de las salas. Veamos juntos todos estos interesantes cargos y de qué se ocupa cada uno.

Crupieres y Dealers

Los jugadores los conocen bien, ya que normalmente son sus interlocutores directos en el juego.

Los «funcionarios» son aquellos que trabajan en las mesas para recoger y controlar las apuestas, gestionar el juego, entregar las posibles ganancias y, en general, hacer todo lo que tenga que ver con la actividad en la mesa.

Cada «funcionario» tendrá que hacerse cargo de seguir y aplicar todas las principales reglas del juego, de la ruleta a los dados, del bacará a los juegos más modernos. En ese caso, hablamos genéricamente de croupieres.

En el poker, por su parte, la nomenclatura y las tareas cambian. En este caso, a los «funcionarios» de mesa se les suele llamar «dealers» y se ocupan tanto de repartir las cartas como de gestionar las apuestas de cada mano.

El papel de los «funcionarios» está en la base de la jerarquía del casino, pero no por ello es menos importante. De hecho, no solo son quienes más contacto tienen con el público (en largas jornadas laborales), sino que son los primeros que deben conocer y hacer aplicar todas las reglas.

Por eso, jerarquía aparte, se trata de un trabajo cansado que requiere de indudables competencias (mentales y físicas).

Comisarios, Jefes de Juego y Jefes de Partida

Un escalón por encima, al menos en la escala jerárquica interna del casino, encontramos algunas figuras quizás menos conocidas por el público general, pero igualmente importantes para garantizar el buen funcionamiento y la seguridad del juego.

Las nomenclaturas y las obligaciones cambian según el tipo de juego (los comisarios se ocupan normalmente del bacará o del chemin de fer, los jefes de juego, de la ruleta y así), pero estos puestos se ocupan básicamente de controlar en primera persona mesas concretas o partes de la sala.

Entre dichas obligaciones está supervisar todo lo que sucede en las mesas, en términos de corrección de las apuestas, desarrollo normal del juego y problemas diversos con los jugadores. Pero además, al mismo tiempo tienen que ejercer actividades de control de los propios «funcionarios», verificando que no cometan errores o haya problemas de cualquier tipo.

Los jefes de partida son además quienes se ocupan generalmente de contar las fichas que se dan a cada mesa antes de la apertura de la misma y después de su cierre y de informar de todo en los formularios dedicados y refrendados junto con el Inspector Administrativo.

En resumen, además del trabajo «de campo» en la sala, también tienen una parte más burocrática de gestión externa del juego, con todas las responsabilidades correspondientes.

Los Jefes de Sala

Subiendo más en la jerarquía encontramos una figura que quizá no es tan visible en las mesas de juego, ya que gran parte de su tarea no tiene que ver tanto con el control de los clientes y del juego como con el control de los demás empleados del casino.

Su supervisión va desde comprobar el contenido en fichas de las cajas que se llevan a las mesas, hasta intervenir en persona en caso de disputa por el pago de alguna partida, pasando por controlar que todos, «funcionarios» y clientes por igual, se comporten de forma adecuada a la situación y al lugar.

En las salas de poker, esta figura suele identificarse con el «Tournament Director», es decir, la persona que gestiona directamente el control de las fases más importantes del torneo, decide sobre la aplicación de las reglas y todo lo relativo a posibles disputas durante el torneo.

Comisario Jefe

Los inspectores jefe o comisarios jefe son responsables de la coordinación de todos los empleados bajo su mando, de la gestión de las salas, así como de cualquier sanción disciplinaria relativa a empleados y clientes.

Son el enlace directo con el director de juegos, cuyo lugar también pueden ocupar en caso de ausencia temporal, además de informar de vez en cuando sobre todo lo que ocurre en la sala durante su turno.

El Director de Juegos

Es la figura de referencia de la sala de juego, es decir, quien de hecho tiene la plena responsabilidad de todo lo que ocurre dentro del casino.

Es quien se encarga de la gestión y el control final de toda la cadena de trabajo, y quien luego debe rendir cuentas al Concesionario titular de la actividad de servicio.