Inicio | Especiales | ¿En qué se parecen un casino y un supermercado?

¿En qué se parecen un casino y un supermercado?

10 mayo 2022

Saber cuál es la mejor forma de presentar cada producto es fundamental para el éxito de un casino. Siempre habrá un operador rival dispuesto a llevarse a los clientes que se sientan defraudados por una presentación vulgar.

Con el fin de perfeccionar cómo funcionan sus instalaciones de juego y de mantener a sus clientes, los responsables de los casinos están siempre a la búsqueda de inspiración e ideas que puedan ayudarles a obtener el máximo rendimiento de los recursos que tienen a su disposición. Esta inspiración a veces procede de lugares insospechados. Lugares como los supermercados.

Los casinos de todo el mundo toman prestadas sus estrategias, desde la iluminación hasta el olor, y las llevan más allá. Vamos a explorar cómo han influido exactamente los supermercados en la disposición de los casinos.

Nada se deja al azar

La primera cosa que los casinos han aprendido de los supermercados es que cada detalle de su disposición se ha pensado y existe por una razón en concreto. En los supermercados, los artículos esenciales que todo el mundo necesita (pan, leche, huevos…) siempre están convenientemente separados para que la gente tenga que recorrer sus pasillos para encontrarlos. Así es más probable que añada más artículos por el camino. Lo mismo se puede decir de los casinos, que a menudo se aseguran de que los mostradores del cajero estén lejos de la salida para que los jugadores tengan la oportunidad de volver a jugar a la ruleta, al blackjack o a las slots.

Otra técnica de diseño que emplean los supermercados es animar a la gente a comprar de derecha a izquierda: los artículos más caros se colocan en el lado derecho del comprador para que sea más probable que llamen su atención. Lo mismo sucede en los casinos, tanto online como físicos. A menudo, los casinos en línea sitúan las slots más populares en su página de inicio, así que son lo primero que ven los jugadores, mientras que los casinos físicos tratan de que sus clientes recorran el casino en el sentido contrario a las agujas del reloj y sitúan los espacios de slots a su derecha.

El sonido y el olor son la clave

Pueden que no se dé cuenta, pero, tan pronto como un cliente pisa un supermercado, todos sus sentidos están siendo estimulados subconscientemente mediante sistemas diseñados para que llenen su carro. Si un supermercado está lleno de gente la mañana de un sábado, en los altavoces sonará una música con un ritmo rápido para animar a la gente a que se apresure. Los olores también están estrictamente controlados: la panadería de la tienda siempre se coloca junto a la entrada, de modo que el olor a pan fresco abra el apetito a la gente, lo que aumenta la probabilidad de que añada más comida a su compra.

En los casinos hay aromas especiales que se propagan por sus salas y estancias para transmitir una sensación de lujo y sibaritismo, de modo que los jugadores se queden un poco más para no tener que enfrentarse a los olores de la calle o de su habitación de hotel. La música se mantiene al mínimo para que los jugadores puedan escuchar el choque de las monedas (aunque actualmente la mayoría de las slots no aceptan monedas) y fichas desde cualquier parte de la sala del casino.

En los casinos online se adopta un enfoque ligeramente distinto; las slots cuentan con una música rápida y efectos de sonido para que los rodillos no dejen de girar. ¿Quién sabe? Puede que no haya que esperar mucho para que los casinos online descubran una forma de desprender olores agradables.