Cómo adaptar tu estrategia de poker online para jugar en casinos físicos

Cualquiera que haya empezado en esto del poker como jugador online, se acordará de la primera vez que se sentó en las mesas de un casino. Los nervios y la emoción, el barullo de las fichas, la necesidad de que estén todo el rato avisándonos de que hagas algo porque no está la señal del temporizador...

No cabe duda de que jugar en un casino es una experiencia totalmente distinta a la de jugar a poker online. Pero ¿eso significa que tienes que cambiar tu aproximación al juego, y que deberías adaptar tu estrategia?

El poker en vivo y el poker online son básicamente el mismo juego

Suponiendo que juegas a la misma variante, las reglas de poker van a ser las mismas si lo haces online o en vivo. Las manos fuertes, porcentajes y otros elementos básicos del juego son iguales.

Por lo tanto, tus conocimientos y habilidades son perfectamente transferibles de un escenario online al poker en vivo.

Aun así, si efectivamente cambias las mesas online por los casinos, será mejor que hagas algunos ajustes en tu estrategia de poker basados en las diferencias que hay entre estos dos entornos.

Lecturas físicas en el poker en vivo

La mayor diferencia que hay es que en el poker en vivo estás físicamente sentado con otros jugadores, mientras que en el poker online tus rivales permanecen ocultos detrás de una pantalla, con sus personalidades escondidas, aunque se puedan dar a entender un poco por su avatar.

En el poker en vivo, el lenguaje corporal, las expresiones faciales o los gestos tienen el potencial de ofrecernos una imagen de los jugadores y sobre la intención de sus apuestas. Por ejemplo, puede que un jugador tire las fichas de manera más agresiva cuando va de farol, o que solo hable cuando tiene una mano decente.

Pese a que no sean fiables al cien por cien, tanto los jugadores nuevos como los veteranos tienen en cuenta estos tells físicos, e incluso pueden ser decisivos a la hora de ver una apuesta o no. Recuerda: tus rivales también pueden hacer este tipo de lecturas sobre ti, así que intenta no ponerte a sudar cuando te eches un farol en el river.

En el poker online, tienes que depender más de los patrones de apuestas y los tiempos para hacerte una idea sobre los jugadores. Esto ofrece mucha más información de la que crees, pero no hay duda de que en el poker en vivo es otro nivel. Si estás pensando en jugar en los casinos próximamente, hacer lecturas físicas en cada mano es algo que debes practicar.

How-to-adjust-game-Online-live.png

La diferencia clave... en el poker en vivo puedes ver y oír a la gente contra la que juegas

Velocidad del juego y estructura de las ciegas

Normalmente, en el poker online se juega mucho más rápido que en las partidas en vivo. En la misma cantidad de tiempo, se puede esperar que online haya el doble o el triple de manos. Esto genera una diferencia no tanto en la estrategia de poker, pero, desde luego, sí en la dinámica del juego.

Las partidas en vivo pueden parecer lentas para un jugador online. Sin embargo, si estás atento, tendrás la posibilidad de ver cada detalle detenidamente, lo que te dará una oportunidad mayor de hacerte una idea sobre los jugadores y lograr una ventaja.

En un torneo de poker, la estructura de las ciegas también marca una diferencia respecto a cómo deberías jugar. Algunos torneos online tienen una estructura mucho más rápida que la habitual en los torneos en vivo, así que tu estrategia normalmente girará entorno a un juego pre-flop agresivo. Los jugadores de poker en vivo suelen tener stacks más profundos, lo que facilita más las jugadas pre-flop incluso en niveles más tardíos.

Esto no es así por defecto, así que toma nota siempre sobre cómo son las estructuras de cualquier evento, online o en vivo, para saber cómo afectará el ritmo y las ciegas a tu estrategia.

Diferencias en el tipo de jugadores y en la manera de jugar

El resto de consejos a partir de aquí tienen que ver con las posibles diferencias entre el tipo de jugadores, y en cómo se juega normalmente tanto en el entorno del poker en vivo como online.

Entramos en el terreno de las generalizaciones. Si bien siempre es cierto que el poker en vivo depende más de las lecturas físicas, no siempre lo es que las partidas en vivo sean más fáciles o que los jugadores sean más descuidados.

Además, las diferencias entre el poker en vivo y online ya no están tan definidas como antes. Cuando apareció el poker online, los jugadores solían inclinarse hacia un tipo de juego u otro. Ahora, la mayoría de profesionales juegan tanto en vivo como eventos online, y los jugadores aficionados también disfrutan de ambos dependiendo de la ocasión.

Dicho esto, sea de manera anecdótica, y siendo algo más o menos vox populi, tenemos lo siguiente:

Las partidas de poker online son más difíciles

online-poker-table.png

Una complicada mesa final de jugadores de poker en el EPT Online

Para los jugadores aficionados resulta más fácil acceder al poker online, así que lo lógico sería pensar que las partidas son más asequibles, más fáciles, pero resulta que normalmente esto no es así.

La mayoría de los jugadores online "aficionados" saben, como mínimo, lo básico, y muchos utilizan recursos sobre estrategia de poker y cursos de formación para mejorar su juego. Además, el poker online resulta muy atractivo para los mejores profesionales, ya que gracias a él pueden jugar el volumen necesario para poder vivir de ello.

Se cree que las partidas de poker en vivo son más fáciles. Hasta los más habituales del casino no siempre se preocupan por mejorar su juego. Las partidas de cash en vivo son famosas por acoger un juego fácil y descuidado, mientras que los torneos suelen ser más complicados, aunque, en general, hay un poco de todo. Si las comparamos, piensa que las partidas en vivo, con los mismos stakes, son más fáciles que las partidas online.

Subir pre-flop

En el poker online, normalmente se sube pre-flop entre 2 y 3 veces la ciega grande, puede que hasta 4 veces. Existen razones matemáticas para esto, aunque solo por intuición tiene sentido. El tamaño de la subida es lo suficientemente grande como para obligar a los jugadores a tirar la basura, pero no tanto como para hacerles tirarlo todo excepto lo mejor que lleven.

En las partidas de cash en vivo, no es raro ver a jugadores que abren subiendo entre 5 y 7 veces. Tampoco es extraño que varios jugadores paguen eso por "echar un vistazo" al flop, lo cual a menudo supone tener un bote multijugador hinchado.

Los jugadores de poker online se pueden quedar locos con esta perversión de las normas, pero hay varias maneras en las que pueden adaptarse.

Lo primero es que te puede compensar ver estas grandes subidas o hacer una pre-apuesta triple (esperando que la vean). Si los stacks son profundos, puedes jugar conectores del mismo palo o parejas bajas para ir preparándote para jugar botes grandes en el flop. En la otra cara de la moneda tenemos el hecho de que no puedes esperar que sea fácil robar las ciegas, y que te tengas que preparar para que te lleven los demonios cuando hagas una subida que sea legítima y haya hasta seis jugadores que la vean.

Los torneos en vivo no suelen ser tan anárquicos en el pre-flop como las partidas de cash. En este caso, muchos jugadores prefieren proteger lo que cariñosamente llamar su "vida en el torneo". Una vez que estén eliminados, están eliminados, y no hay una segunda oportunidad. Los jugadores con esta mentalidad suelen "limpear" e ir "limpeando" al bote desde el principio, y luego se ponen más conservadores y son más reacios a ir all-in más adelante. Estas son debilidades que irás aprovechando de manera natural si juegas tu estrategia de poker online habitual.

El tamaño de las apuestas en el poker en vivo y online

Big-pot.png

Mmm... ¿cuántas de estas fichas rojas hacen un tercer bote?

Los jugadores de poker online suelen pensar mucho sobre el tamaño de sus propias apuestas, y de las de sus rivales. En el poker online, se pueden ver los stacks, las apuestas y el tamaño de los botes en forma de número, lo cual ayuda a pensar en las apuestas como porcentaje. ¿Deberías apostar un tercio o la mitad del bote? Es una pregunta habitual para los jugadores online, no una que escucharás a menudo en un casino un viernes por la noche.

Si los jugadores no tienen en cuenta el tamaño, pueden dar muchas pistas al apostar poco cuando tienen miedo y de más cuando tienen confianza. Si tus rivales solo piensan en si ver la apuesta o no, tienes más margen para ajustar el tamaño de tu propia apuesta.

Seguramente esta parte sea la generalización más grande. Tanto los jugadores de poker online como los que juegan en vivo caen en esto, así que, en realidad, depende de ti identificar este tipo de jugador en las mesas y considerar qué significan las medidas de sus apuestas.

Conclusión

Se puede decir que el poker online y el poker en vivo son el mismo juego, pero que hay diferencias en el entorno, el ritmo y el tipo de jugador que hacen que tengas que realizar algunos cambios en tu estrategia.

La diferencia principal es que tendrás que preocuparte de mejorar tu habilidad para "leer" la mano en el poker en vivo, así como aprovechar el ritmo más lento para estudiar cada movimiento de tus rivales.

Aunque sea generalizar (como hemos admitido), es posible que también encuentres diferencias en los jugadores y, por lo tanto, en la manera en que se juega el pre-flop y el post-flop en las partidas de poker en vivo y online. En cualquier caso, examina bien al resto de jugadores para aprovecharlo.

No hacen falta demasiados ajustes para jugar a poker en vivo. Si tienes confianza online, pero eres nuevo en el ambiente del casino, la verdad es que el auténtico reto al que te enfrentarás será ¡aprender a manejarte con las cartas y las fichas!

Archivo