Mejor tarde que nunca

Artículo original de Bryan Huang

Hace poco estuve en Macau para jugar el Asia Championship of Poker. Quería compartir una historia de alguien con quien hablé durante mi travesía - una especie de historia inspiradora, pienso.

Antes de llegar a Macau hice una parada en Hong Kong para hacer algunos negocios, y mientras estaba allí cogí un taxi. La manera en la que funcionan en Hong Kong los taxistas en el aeropuerto es la siguiente; normalmente hay una fila y tienes que esperar un buen rato para coger algún pasajero - como una hora o una hora y media.

Mi taxista entabló conmigo una conversación en inglés que se volvió muy interesante. Debía tener unos 55 años y era natural de Hong Kong. Le comenté lo bien que hablaba inglés y le pregunté si había estudiado en la universidad, pero dijo que no, que no pudo. De hecho, su educación había terminado a los 15 años porque tuvo que empezar a trabajar para ayudar a sus padres.

Le pregunté cómo había aprendido a hablar tan bien inglés y me explicó que siempre había soñado con escribir un libro en inglés - un thriller - así que daba algunas clases cuando podía. En los últimos años decidió tomar, de forma deliberada, el largo camino hacia al aeropuerto para recoger pasajeros, a sabiendas de la larga espera a la que se enfrentaría, y utiliza ese tiempo extra para escuchar cintas y seguir con su estudio del inglés.

"Solo se vive una vez", me dijo, señalando que al mismo tiempo que estaba manteniendo a su familia y haciendo su trabajo, sentía que podía seguir persiguiendo su sueño de aprender el idioma y, ocasionalmente, escribir su libro.

Su historia me llegó. Tengo muchos amigos que adoran jugar al poker y hablan acerca de convertirse en jugadores profesionales, pero no empeñan el tiempo o el esfuerzo para conseguir su sueño. Si realmente quisiesen llegar a ser mejores jugadores y quizás jugar a tiempo completo, podrían encontrar formas de estudiar y trabajar en su juego.

Pienso en mi propia situación, ser profesional a tiempo completo y el resto de cosas que me gustaría lograr y, sin embargo, es un reto encontrar tiempo o tener la energía para hacer esas cosas. Cuando no estoy jugando, a menudo veo una película, la televisión o algo que no me sirve para aprovechar mi tiempo libre. Pero allí - en el taxi- me estaba diciendo que, básicamente, podía hacer más si realmente quería hacerlo.

bryan_huang_october_2014.jpg

El hecho de que el taxista solo aprendió inglés durante los últimos 10-15 años fue una inspiración para mí. Por así decirlo, solo empezó a estudiar el idioma en serio a partir de los 40. Sé de mucha gente que alcanza esa edad y piensa que es demasiado tarde para emprender algo como aprender un idioma o escribir un libro o conseguir alguna otra gran meta, pero allí estaba el taxista para contradecirlo.

"Mejor llegar tarde a tu destino que no llegar nunca", dijo, añadiendo que era preferible al menos intentar algo que no hacerlo y preguntarse lo que podría haber sido. Esas cosas las escuchas constantemente de la gente - lo importante es vivir tu vida sin excusas y etcétera - pero había algo en la forma en la que el taxista me estaba dando el mensaje que realmente me impresionó.

Así que cuando pienses en alguna meta en la vida que esté fuera de tu alcance, solo recuerda la historia de mi taxista que estaba dispuesto a ir más lejos - literalmente - para conseguir su sueño.

Archivo