Cuando Kid Poker se convirtió en el más veterano de la mesa

En lo más profundo de las colinas orientales de Carolina del Norte, a pocas millas bajando la carretera del pequeño y turístico pueblo de montaña llamado Maggie Valley, Daniel Negreanu volvió a rozar la gloria del triunfo.

Apenas unas pocas semanas después de haber finalizado en 11.ª posición en el Evento Principal de las World Series, Negreanu alcanzó la mesa final del WSOP National Championship. Fue uno de los 122 jugadores que se clasificó para el evento. El objetivo, hacerse con un brazalete de oro y los 341.599 € del primer premio.

Negreanu_natty_final-Blog.jpg

La mesa final comenzó a la una de la tarde, con Negreanu situado en tercera posición del recuento, en la marca de las 543.000 puntos. Esto le dejaba con 54 ciegas, por detrás de Darryll Fish (648.000) y Loni Harwood (1.340.000).

Estas eran las posiciones y los puntos con los que comenzaron los finalistas:

Asiento 1: Vincent Moscati (463,000)
Asiento 2: Darryll Fish (648,000)
Asiento 3: Daniel Negreanu (543,000)
Asiento 5: Paul Mattioda (167,000)
Asiento 6: Loni Harwood (1,340,000)
Asiento 7: Alex Masek (100,000)
Asiento 9: Brad St. Vincent (410,000)

El hombre al que algunos seguimos llamando "Kid Poker" se dio cuenta, nada más sentarse frente a sus oponentes, de que llevaba más en esto que cualquiera de ellos. Y con ese "esto" no solo nos referimos solo al poker, sino a la vida en general

Aunque Negreanu ya no es ningún pimpollo, siguió dando guerra en el Harrah's Cherokee. Desafortunadamente, recibió un AK que chocó contra una pareja de ases y se quedó muy corto de fichas. Poco después caía en 6.ª posición.

No es una victoria, vale, pero es otra mesa final. "Bien hecho, chico".

Archivo