Buscando a Isildur1: Viktor Blom revela su identidad secreta

isildur1.jpg

Artículo original por Brad Willis (8/1/2011)

El trayecto hacia The Cove, uno de los puntos más recónditos del Atlantis Resort, dura unos 20 minutos. Es, literalmente, la zona más distante de la sala de torneos de la PCA. Es como el fin del paraíso y a la vez uno de los lugares más exclusivos de la isla. Un jueves por la tarde, ahí es donde se esconde Isildur1.

Para cualquiera que le estuviera viendo, probablemente él era tan solo un chico de 20 años, sueco, alto, delgado, ataviado con unos vaqueros y una sudadera gris, con el pelo alborotado y un ligero aspecto de haber sufrido múltiples retrasos en sus vuelos de camino a las Bahamas y de haber perdido su equipaje en el intento. Recostado en un cómodo sofá, da un sorbo a una Corona y comenta a su interlocutor que está contento de estar en algun sitio cálido.

"Hace mucho frío en Europa ahora mismo," dijo.

Probablemente es muy difícil no ser feliz si eres este sueco. De algún modo, durante los últimos años, el joven ha conseguido una fama inaudita sin siquiera revelar jamás su nombre a los medios. Ha ganado, ha perdido y ha ganado millones de nuevo en los mayores botes de la historia del poker online. Tiene legiones enteras de seguidores, y también de detractores, que abordan los foros de internet discutiendo todos los movimientos del joven jugador sueco. Especulan sobre su identidad. Critican desde su juego a como habla en el chat de las mesas. Le aman. Le odian. Todos quieren o bien ser él o bien derrotarle algún día.

En este momento se encuentra sentado en un cómodo sofá esperando el inicio de su primera entrevista oficial. Finalmente, después de esconderse durante meses tras una cara sin rostro, Viktor Blom está contento de admintir que él es Isildur1.

viktor_blom_smiling.jpg

En este momento, probablemente no haya nadie en el mundo del poker que no conozca a Isildur1. Con un seudónimo sacado del "Señor de los anillos", Viktor apareció de la nada para retar y derrotar a los mayores nombres del juego que nos ocupa. A los pocos días de su entrada en escena ya se había ganado el respeto de los jugadores más respetados. Pero la pregunta que sonaba en todas partes era... "¿Quién es este tipo?".

Mucha gente había especulado sobre la posibilidad de que Blom estuviera detrás del avatar sin rostro, pero era imposible saberlo con seguirdad. Si los medios le preguntaban, él simplemente rehuía. Blom simplemente no veía ningún beneficio en buscar la fama. Jugaba el juego que amaba y si podía permanecer en las sombras, mejor que mejor.

"No tenía razón alguna para hablar con los medios," dijo.

Blom era el más pequeño de los cuatro niños de una familia sueca. A la edad de 14 años, el hombre que acabaría apostando decenas de miles de dólares con el volteo de una carta, no podía concebir la posibilidad de tener millones de dólares. Pero entonces encontró el poker.

"Al principio, era sólo por diversión," dijo sobre sus primeras partidas con los amigos.

Cuatro años más tarde, a los 18 años, Blom empezó a pensar en que quizá tenía talento para el poker. Jugando en partidas de 0.50/1 $ online, Blom compitió durante 15 horas un día. Resultó ser una de las obsesiones más provechosas del mundo.

"Deposité 2.000 $ y en menos de tres semanas tenía dos millones," dijo.

Blom fue tildado de maníaco por la comunidad del poker, de esos que tienen un talento natural pero maníaco al fin y al cabo. Todos querían jugar con él y Blom aceptaba todos los retos. Pronto aprendió que perder millones era más fácil que ganarlos.

"Tuve algunos días duros," dijo con una sonrisa resignada. "Pero no estoy preocupado. Sé que siempre puedo ganar dinero."

La cuestión de cuanto había ganado o perdido nunca fue tema de conversación en la mesa de la familia Blom. Sus padres le apoyarían en cualquier camino que su hijo eligiese, pero Blom no logró encontrar la forma de explicarles cuan habitualmente perdía y ganaba fortunas.

"Trato de no hablar demasiado con ellos sobre el tema," dijo.

Sus dos hermanas mayores no juegan al poker. Su hermano sí lo hace (y recientemente ganó un gran torneo en Suecia), pero no se parece en nada a Blom. "Él es más un grinder," comentó Blom. "Yo soy el gambler."

Así que imaginaros como debe haber sido. Era como si Blom fuera el único en el mundo invitado a subir en la montaña rusa más escalofríante del planeta, pero no podía explicar a nadie como era en realidad. Tenía amigos y familia, pero hablar con ellos del tema era imposible si pretendía manterner su identidad en secreto.

Es imposible de adivinar por cuanto tiempo Blom se habría escondido tras el seudónimo de Isildur1. Ni siquiera él puede contestar a eso. Pero un un día de otoño, PokerStars llamó a su puerta. La oferta era un codiciado puesto en el Equipo PokerStars Pro. No hay mucha gente capaz de rechazar algo así, pero aceptar el rol de Team Pro tenía un precio. Blom tendría que desvelar su identidad y admitir que él era Isildur1.

"Sentí que era el momento adecuado," dijo.

isildur1_viktor_blom_reveal1.jpg

Blom anuncia que es Isildur1

Y así fue como Viktor Blom se encontró sentado en uno de los bares del hotel más prestigioso de las Bahamas, tomando una cerveza y contestando las preguntas que durante tanto tiempo había evitado. Lo hace de la misma manera en que juega, dando la mínima información. A pesar de estar preparado para poner cara a su seudónimo virtual, sigue siendo tremendamente reservado.

Cuando tomó la decisión de fichar por PokerStars, sabía que sería sometido a un intenso escrutinio. Pero ni siquiera Blom pudo decir no a la sala más grande del mundo.

"Es la mayor sala de poker. Hacen las cosas bien," dijo.
A pesar de ser un jugador experimentado en los ring games, siempre acaba volviendo a lo que ama: los intensos y frenéticos heads-up. Está claro que los uno contra uno son su razón de ser, pero cuando le dan a elegir entre el Omaha y el Hold'em responde rápidamente.

"Preferíria una muy buena partida de hold'em," dijo,

Blom todavía se atreve a decir que tiene mucho que aprender. Está comenzando a aprender nuevos juegos, pero también ha desarrollado una cierto sentido del autocontrol del que carecía antes. Es decir, no esperéis verlo en los límites más altos de los juegos a los que ha empezado a jugar. Al menos no todavía.

Tambíen está tratando de refinar sus habilidades en el poker en vivo. Admite que es su punto débil. "Necesito aprender a ser más paciente. Necesito aprender a tirar más manos," comentó. "Quiero tener algunos buenos resultados en vivo, quizá ganar un EPT."

Habiendo entendido esto, parece quedar claro que el dinero no es algo que preocupe en exceso a Blom. Él juega por puro amor al juego. Ante la pregunta de cuánto tendría que ganar para dejar el poker, dijo "Nunca he pensado en eso. Amo el juego. Amo el reto."

Blom ahora vive en Londres, un lugar que ama entre otras muchas cosas por su excelente sistema de transporte público. A pesar de tener millones, Blom nunca ha tenido coche. Aunque de haberlo tenido no le habría servido de mucho. No tiene carné de conducir.

"Aún no he tenido tiempo de sacármelo," dijo.

No está claro si tendrá tiempo de conseguirlo en un futuro cercano. Ahora es Viktor Blom, a parte de Isildur1, y hay mucha gente que quiere saber cómo lo hace. Le preguntaron qué consejo daría a los nuevos jugadores. Blom pensó un momento antes de contestar: "Comenzar despacio."

Entonces Blom se detuvo. Sonrío. ¿Comenzar despacio? Se dió cuenta de lo estúpida que era su respuesta.

"Yo no hice eso," dijo.

Y nos quedamos con las ganas de saber muchas más cosas sobre Blom, pero la conversación ya se había extendido demasiado. Habrán otros días, otras entrevistas y mucho más tiempo para decscubir qué hace que este tipo sea un hueso tan duro de roer.

El último tema que se trató fue lo que pasaría esta noche. Delante de todo el público de la PCA, Blom finalmente se levantaría y admitiría delante de todos que él es Isildur1. No parecía ni emocionado ni nervioso con la posibilidad. Parecía más concentrado en lo que sucedería después.

Tenía programado un cara a cara con un jugador clasificado en PokerStars y después otro heads-up contra Betrand "ElkY" Grospellier. Las reglas y los límites fueron discutidos con un miembro del staff de PokerStars. Blom asintió todo el tiempo y cuando su interlocutor hubo acabado sólo tenía una pregunta que hacerle. Una pregunta que, de hecho, dijo mucho más que cualquiera de las respuestas que había dado hasta entonces.

"¿Podemos recomprar?", espetó.

viktor_blom.jpg

Archivo