Cohetes, cowboys y patos: los nombres de manos de poker que dan vidilla al juego

nombres_manos_poker_articulo.jpg

Uno de los mayores atractivos del poker es el singular y, a veces, colorido vocabulario que se utiliza para describir cómo se juega como, por ejemplo, con los nombres que se les da a algunas manos de poker.

Gran parte de la jerga de poker se ha colado en contextos que no tienen que ver con el juego. A menudo oímos hablar del rey de la baraja, de los ases que se esconden bajo la manga, de subir la apuesta o de gente que va con todo, sin que nada de ello tenga que ver con el poker en concreto.

Algo más específico de nuestro juego de cartas favorito son los muchos sobrenombres que se les da a algunas manos de poker en particular.

Cada mano de poker es diferente y, hasta aquellos que llevan décadas jugando, pueden encontrarse con situaciones que nunca antes habían vivido. Ese es otro de los puntos a favor del poker: la variedad infinita que presenta este juego.

Pero también hay mucha repetición en las partidas, lo cual probablemente es fuente de inspiración para los distintos términos de las manos de poker.

Piénsalo. Va en contra de la naturaleza humana seguir refiriéndose a la mejor mano para empezar en Texas Hold'em como una pareja de ases, ya que han surgido todas esas otras maneras de describir un A-A. Es posible que conozcas muchas de ellas: cohetes de bolsillo (pocket rockets), balas (bullets), American Airlines, ojos de serpiente (snake eyes), etc. Hay muchas otras, como Alan Alda (el actor de M*A*S*H), los ojos de Texas ("Eyes of Texas", el nombre de una canción) o las pilas (del tamaño AA, claro), aunque estas son más raras.

Entre las manos iniciales del Hold'em, el as-rey es otra de las que recibe varios nombres, seguramente porque, como el A-A, (1) dentro del ranking de manos es una de las más altas y por lo tanto más deseadas, así que (2) se juega mucho y (3) por ello aparece en muchas historias de manos. De sus muchos nombres, Big Slick (gran escurridizo) es el más usado para el A-K. Según algunos historiadores sobre poker, se debería a la combinación de cartas altas (grandes) y el hecho de que sea una mano difícil de jugar, lo cual habría inspirado ese sobrenombre.

Si llevas unos cuantos años jugando al poker, seguro que has oído hablar de la mano llamada Anna Kournikova, la jugadora de tenis y modelo rusa cuya breve carrera sobre las pistas alcanzó su cumbre en el año 2000. Fue una gran tenista durante un tiempo y alcanzó el nº 8 del mundo, pero era más conocida por su atractivo físico que por sus resultados. La coincidencia con las iniciales de su nombre y la idea de que el as-K es una mano que tiene muy buena pinta pero que a menudo pierde, hicieron que se llegase a llamar así.

Otro de los nombres para el A-K, "volver andando a Houston", necesita una pequeña explicación. Según ha contado el miembro del Salón de la Fama del Poker oriundo de Texas T. J. Cloutier, los jugadores de Houston solían ir a Dallas y jugar mal el as-rey, por lo que tenían que volver andando a casa. En una famosa canción de Dean Martin de los años 60, titulada "Houston", se habla sobre el miserable camino a casa en medio de la lluvia, lo cual añade un elemento más a la historia del término.

Desde luego, hay otro motivo por el que se les da estos nombres tan divertidos a las manos de poker. Del mismo modo en el que los jugadores cambian a mejor su manera de jugar para intentar obtener una reacción de sus rivales más favorable, nosotros también cambiamos a veces la manera en que hablamos sobre las manos para que hacer que nuestras historias sean más interesantes.

Si estás contando una historia sobre una mano que jugaste con un 10-2, siempre le darás más sabor si te refieres a ella como "la Brunson", gracias a que Doyle Brunson ganó el Evento Principal de las WSOP con esa misma mano dos años consecutivos. Ocurre lo mismo al llamar cowboys al K-K, un par de señoras al Q-Q, muñecos de nieve al 8-8, patitos al 2-2 o la mano del ordenador al Q-7 (ya que se consideró una mano de tablas en los primeros simuladores por ordenador).

Si buscas en internet un listado de las manos de poker con los diferentes nombres que se les dan, la gran mayoría de esos términos de poker y expresiones están bastante desfasados. Es decir, que puede que se utilizasen hace algún tiempo, pero hoy en día se conocen sobre todo a propósito de esos listados.

Por ejemplo, no es que haya demasiados jugadores de poker en la actualidad que se refieran al 10-4 como un "Broderick Crawford", una alusión a un programa de televisión, Highway Patrol, en el que Crawford hacía del policía jefe Dan Matthews. Para aquellos que no lo sepan, "10-4" era uno de los muchos códigos que se utilizaban en las radios de banda ciudadana, y que quería decir "ok" o "afirmativo"; resulta que Crawford lo decía muchísimo en la serie.

Lo mismo sucedía con el 7-7, que se llegó a llamar "Sunset Strip" por otro famoso programa, 77 Sunset Strip, de finales de los años 50 y principios de los 60. Pero, de nuevo, este tipo de nombres para las cartas de inicio se han ido perdiendo junto con los referentes populares que los inspiraron. Pasa igual que con llamar Dolly Parton al 9-5 por su canción en la película 9 to 5, recordar a los Jackson 5 con el J-5, rememorar la canción de Sammy Hagar "I Can't Drive 55" con el 5-5, decirle Colt .45 al 4-5 por el revólver/cerveza, y muchos más.

Eso sí, el que probablemente sea el sobrenombre más famoso del mundo del poker resulta que es de mucho antes del Hold'em, se remonta al siglo XIX, y se refiere a la mano de poker más famosa: la mano del muerto (dead man's hand). Ases y ochos es lo que se dice que llevaba James Butler "Bill el Salvaje" Hickok cuando fue disparado y asesinado mientras jugaba al poker. Esta expresión es tan famosa, que es una de las entradas del diccionario Merriam-Webster.

En cualquier caso, la larga lista de nombres que se les da a las manos de poker es todo un mundo que cuenta con su propia historia críptica del juego y su conexión con los distintos contextos históricos. Y según vayan apareciendo nuevas formas de jugar a poker, lo cual sin duda sucederá, también irán surgiendo nuevas maneras de llamar a las manos de poker.

Archivo