¿Se pueden utilizar las habilidades con el poker para ganar el Grand National?

Con el Grand National a la vuelta de la esquina, es muy posible que te estés preparando para apostar en uno de los eventos deportivos más antiguos del mundo.

Esta famosa carrera de caballos se celebró por primera vez en 1839. La versión de 2019 será la 172ª vez que las vallas de Aintree capten toda la atención del mundo de las carreras.

Hay mucha gente echa una apuesta ese día, incluso aunque normalmente no apuesten en deportes.

Sin embargo, si sabes cómo jugar al poker, seguramente ya tienes muchas de las habilidades que hacen falta para apostar de manera inteligente en el Grand National.

Utiliza la gestión del bankroll

Si eres un jugador de poker listo, sabrás lo importante que es la gestión del bankroll (cantidad de la que dispones para jugar). La cita del Grand National en Aintree cuenta con varias carreras, no solo la principal del sábado. Así que, si estás pensando en repartir tu dinero por varias carreras -o incluso hacer varias apuestas en una sola-, deberías tratar tu bankroll de la misma manera en que lo harías con tus finanzas en poker.

grand_national.jpg

Tendrás que calcular cuánto estás dispuesto a perder -de hecho, es posible que pierdas en algunas carreras- y ponerte límites para no jugar más de lo que puedes. En las carreras de caballos existe una varianza, igual que la hay en poker: no vas a ganar dinero apostando siempre al favorito, igual que no ganas todas las partidas de poker incluso aunque sepas que eres mejor que el resto de los jugadores de la mesa.

Del mismo modo, una gestión inteligente del bankroll en las carreras de caballos hará que te asegures de que no pierdes más de lo que te puedes permitir. Incluso si te pones un límite más alto antes del inicio de cada carrera, tendrás que seguir siendo disciplinado. No hagas una apuesta extra más allá del límite que te has puesto porque tengas una corazonada.

El tamaño del field importa

Cuando prepares una apuesta para una carrera de caballos, merece la pena tener en cuenta el tamaño del field (nº de participantes). En el Grand National normalmente hay 40 corredores (aunque el récord de la carrera está en 66), y aspirantes con cuotas 100/1 como Foinavon y Mon Mome han acabado ganando la carrera contra todo pronóstico.

Es lo mismo con el poker. Un jugador puede ser el gran favorito en un torneo, pero simplemente el número de candidatos disminuye sus posibilidades de ganar. Tuvimos que esperar varios años para que hubiese un doble campeón del European Poker Tour porque a los jugadores les costaba mucho imponerse en unos fields tan enormes. Con el Grand National pasa igual. Solo unos pocos caballos consiguen ganar el título en más de una ocasión, y ser el favorito muy pocas veces asegura nada.

Con lo demás en las mismas condiciones, un field más pequeño se traduce en más probabilidades de ganar. Esto es algo que vale la pena considerar antes de hacer una apuesta, y es parte del motivo por el que apostar a Ganador/Colocado (también conocida como una apuesta "each-way") es muy popular en eventos con un field muy grande como es el del Grand National.

Trata el Grand National como un Evento Principal con un gran field: tus posibilidades de ganar puede que sean menores que en un field más flojo o más pequeño, pero aun así se puede sacar dinero si lo tienes en cuenta y haces los reajustes necesarios.

Adáptate a las condiciones

Hablando de reajustes, los apostantes listos serán los que tengan en cuenta que las condiciones juegan un papel determinante y cambien su forma de apostar tras tenerlo en cuenta. Algunos caballos podrán tener un historial mejor o peor según si la superficie es blanda o dura. Unas malas condiciones pueden poner a todo el field en el mismo nivel, hasta el punto de que lo que era una apuesta segura en mejores condiciones, se convierta en uno más.

Te estarás preguntando que cómo te puede ayudar el poker en este caso. Pues bien, es que todo consiste en ir haciendo cambios según vayas teniendo información nueva. Es una estrategia de poker básica, pero aplicada de igual manera al mundo de las carreras de caballos.

Por ejemplo, es posible que estés en una mesa de poker y empieces a avasallar a unos oponentes pasivos que te permiten ir aumentando tu stack sin mucha resistencia. Pero de pronto te cambian de mesa, poniéndote a la derecha de un rival muy agresivo con el doble de fichas que tú; las cosas tendrán que cambiar. Seguramente empieces a jugar de una manera más conservadora porque las circunstancias han cambiado.

Igualmente, puede que hayas localizado un caballo por el que estás dispuesto a apostar, y de repente un día o dos antes de la carrera caiga un chaparrón tremendo. Las condiciones en las que tu caballo normalmente sobresale ya no se dan, lo que significa que tendrás que revisar tus planes y pensártelo dos veces antes de hacer esa gran apuesta que querías hacer.

Piensa a largo plazo

Tanto si el Grand National es la primera vez que apuestas en caballos, como si es algo que llevas años haciendo, una actitud inteligente similar a la manera en que te comportas con el poker puede ser muy útil.

Igual que los jugadores de poker buscan seguir una estrategia de juego correcta más que obtener determinados resultados, el éxito o el fracaso a corto plazo no debe ser lo más importante.

Si es algo que piensas hacer de manera habitual, apostar a las carreras de caballos no debería tratarse solo de victorias y derrotas individuales -debería tratarse de acabar sabiendo que has realizado la apuesta correcta teniendo en cuenta las circunstancias. Muy a menudo, cuando piensas así, las ganancias llegan de la mano.

Archivo