Gerard Carbó 'GForcall' gana el Poker Pro Masters tras derrotar a Elías Gutiérrez 'Zeros' por 4 a 3

Después de algo más de mes y medio de juego, el Poker Pro Masters llegó a su fin con una última jornada que fue un fiel reflejo de todo lo ocurrido en competición durante este tiempo. La final enfrentó a dos jugadores muy diferentes, pero al mismo tiempo altamente competentes. Por un lado estaba el jugador profesional de cash Elías Gutiérrez "Zeros", que llegaba con mucho que ganar y poco que perder, y por el otro el jugador profesional de torneos Gerard Carbó "Gforcall", que no era favorito a pesar de haberse ganado el respeto de todos y cada uno de sus rivales. Con semejante cartel nada podía fallar. Y no lo hizo.

Treinta jugadores se habían quedado por el camino antes de que se alcanzase la gran final, entre ellos algunos que habitan en los cielos del poker online. Nombres como los del Team Pro de PokerStars Ramón Colillas, Juan Pardo, Juan Carlos Vecino, Vicent Boscá, David Laka, Sergio Aido o nuestro Alberto Pérez "Catof", sobradamente conocidos por toda la comunidad, mordieron el polvo mientras nuestros protagonistas se abrían paso hacia los puestos importantes. En juego estaba el conseguir un Platinum Pass, pero también la gloria de convertirse en campeón.

A la finalísima se llegó con los nervios a flor de piel, algo que se dejó ver tras las reacciones surgidas de los diferentes enfrentamientos de semifinales. Como en las mejores competiciones deportivas, los jugadores bajaron al barro tanto dentro como fuera del tapete y eso hizo que la tensión se pudiese cortar con un cuchillo.

La acción del último día de juego comenzó con Gerard Carbó moviendo ficha. El jugador de ".es" tomó el mando del primer heads-up tras las primeras manos y ya no lo soltó hasta que el primer punto subió a su casillero. Sin embargo, en ese mismo heads-up quedó claro que aquello no iba a ser, ni mucho menos, un camino de rosas. De hecho, Elías Gutiérrez no tardó en demostrar su valía y logró apuntarse el segundo punto de la final para poner el marcador en empate (1 a 1).

Lo que vino después de ese inicio tan igualado nadie lo habría imaginado. Carbó metió la directa y se llevó por delante a Gutiérrez en los dos siguientes heads-ups, lo que ponía el marcador en un destacado 3 a 1. Eso le dejaba a un punto de la victoria, pero ese fue un punto que tardó más en llegar de lo que le habría gustado al jugador de Castellón. Tanto tardó que casi se le sale el corazón por la boca.

El caso es que Elías Gutiérrez tiró de casta para contrarrestar el buen run que estaba teniendo el de Forcall y en parte lo logró. El jugador de Granada logró el quinto punto para colocarse 3 a 2 y poco después hacía lo propio con el sexto, lo que estableció un marcador de 3 a 3. Todo volvía a estar como al principio y lo que había sucedido hasta ese momento no importaba para nada. El que ganase el heads-up se convertiría en campeón.

Por raro que parezca, ninguno de los dos finalistas temió por su eliminación. Ambos estaban totalmente confiados de poder lograr el título, pero sabían bien que solo podía ganar uno. El último heads-up se convirtió entonces en una ida y venida de fichas que fue erosionando el pericardio de los espectadores y a punto estuvo de provocar algún infarto. La afición también estaba dividida en esta ocasión y cada uno sufría lo suyo. Al menos hasta que llegó la mano que lo decidió todo.

Con ambos jugadores tomando espectaculares decisiones y esquivando cualquier conato de eliminación, llegó el bote más importante de todo el Poker Pro Masters. Desde el botón, Elías Gutiérrez abría la acción con una apuesta de 2,5 ciegas y Gerard Carbó defendía su ciega limitándose a pagar. El flop traía Q♣Q♠T♣ y Carbó pasaba, pero lo hacía para pagar la apuesta de Guitérrez antes de que un 7♣ apareciese en el turn. Esa carta no cortó la acción, ni mucho menos. Esta vez, Carbó pasaba, pero se detapaba con un resubida más que contundente cuando Gutiérrez lanzaba su segunda apuesta. "Zeros" se limitaba a pagar, pero el bote que se había formado no hacía presagiar nada bueno. El river trajo un 4♥ y Carbó no tardó demasiado en moverse all in. Más tiempo necesitó su rival para tomar la decisión, pero finalmente terminó pagando para descubrir las peores noticias.

Gerard Carbó descubría su 6♣3♣ para color y dejaba en nada el Q♦5♣ de Elías Gutiérrez, que a pesar de tener la famosa mano de Ramón Colillas no había conseguido el mismo efecto que el catalán lograra en el PokerStars NL Hold'em Championship 2019. De esa forma, llegaba a su fin la que muchos han tenido a bien reconocer como la Champions League del poker español. Gerard Carbó, merecido campeón, levantaba el trofeo, aunque esta vez, debido a las restricciones, solo de manera virtual. El de Forcall pasa de esta manera a formar parte del exclusivo grupo de ganadores de un Platinum Pass, mientras que su rival en la final se tendrá que conformar con un paquete valorado en 8.000€ para disputar el EPT Barcelona, que no es cosa menor.

Desde PokerStars nos gustaría felicitar todos los jugadores por su impresionante esfuerzo durante toda la competición, pero sobre todo a esos aficionados que han seguido la acción desde el primer minuto y que han demostrado que el poker está muy vivo en nuestro país. A todos ellos, no nos queda más que emplazaros para futuras ediciones, que sin duda las habrá.

Larga vida al poker.

DSC_5406_0.JPG

Archivo