Ricardo de la Rosa "Luanvi" gana el primer Platinum Pass del Road to PSPC Valencia

El jugador de Valencia se impuso al grupo de jugadores clasificados online en el Crazy Pineapple Challenge y se hizo con el Platinum Pass que le va a permitir vivir el sueño de jugar la segunda edición del PokerStars Players NL Holdem Championship. Su victoria llegó además de forma estelar. De la Rosa completó escalera de color en la primera ronda y escalera máxima en la segunda, dos manos que ninguno de sus rivales fue capaz de superar.

Solo 35 jugadores, más o menos el mismo número que lo hiciera en Barcelona, participaron esta vez en el reto, entre ellos nombres como los de Lluis Subirós, Gerard Carbó, Sori Estrada o los que fueron finalistas junto al jugador valenciano, los también jugadores locales Mauricio Clemente, Alejandro Tarancón y Sergio Marco, a los que se sumó el francés Cherit Mady. Unos minutos después, las felicitaciones y la alegría desmedida coparon la poker room.

DSC_6693.jpg

Con ese inicio, el Día 2 del del Road to PSPC Valencia no pudo más que convertirse en un fiesta en el más puro sentido de la palabra. Poco importó que la mayor parte de los participantes se quedasen fueran antes del descanso para la cena, momento que se aprovechó para disfrutar de un evento muy especial.

Los jugadores participaron en un freeroll, que estuvo acompañado de una copiosa cena, en el que podían conseguir premios como un iPhone XI, unos auriculares Bosé o un set de fichas. El evento contó con más de 50 participantes, pero terminó en manos del que está siendo el protagonista por excelencia del fin de semana: Rubén Cabrerizo. Él se llevó el primer premio y el resto se los repartieron Luis Cebriá y Antonio Navarro.

DSC_7062.jpgHasta ese momento el torneo había quedado en un segundo plano, pero después de de la juerga la cosa se puso seria. Principalmente por estaba por dilucidarse quién se iba a quedar a las puertas de los premios, un honor que terminó recayendo en la figura de Ion Pana. Pana se movía all in por un puñado de ciegas buscando desdesperadamente unas fichas que engordaran su stack, pero se encontró con el call obligado de Ramón Colillas.

Colillas: {7}{6s}

Pana: {As}{Ks}

El board dictaba sentencia mostrando {6h}{4h}{4c}{6d}{2c} y los 35 supervivientes celebraban entrar en el dinero mientras Pana abandonaba la sala con el mal sabor de boca típico de estos casos.

DSC_7056.jpgLo que sucedió a continuación fue una vorágine de eliminaciones en la que se vieron envueltos jugadores como el PokerStars Ambassador Steve Enríquez (28), pero también otros como Fernando Banda (25), Samuel Davia (23) o la última mujer con vida en el torneo María Frincu (20).

La jornada se cerraba con Rubén Cabrerizo como líder después de que lograse acumular un stack de 1,7 millones de puntos. Él será el rival a batir cuando las cartas vuelvan a volar, pero en el field todavía quedan jugadores como el Team PokerStars Pro Ramón Colillas o como el propio Ricardo de la Rosa, así que es más que probable que la última batalla esté por librarse.

Archivo