Rafa Nadal conquista su octavo Godó

El tiempo en Barcelona no era el ideal. La lluvia empapó las pistas de tierra batida y retrasó partidos en el Godó, conocido internacionalmente como ATP Barcelona Open. La leyenda del tenis Rafa Nadal, también embajador de PokerStars, llegaba tras un intenso campeonato en el Monte Carlo Masters. El público le hubiera disculpado si no lo hubiera dado todo sobre el terreno.

Pero Rafa es mucho Rafa.

Cuando Nadal llegó a la final de Barcelona, la lluvia continuaba cayendo sobre él y su rival Nicolás Almagro. Los aficionados se refugiaban bajo sus paraguas para disfrutar, para ver como el rey de la pista se desenvolvía en uno de sus torneos favoritos. No tuvieron que esperar demasiado.

Nadal necesitó menos de dos horas para despachar a Almagro. Tras un inicio un tanto lento, Nadal aceleró para llevarse el primer set por 6-4. Una vez cogido el ritmo nunca lo dejó escapar. El mallorquín destrozó a su rival en el segundo set por un contundente 6-3, firmando su octava victoria en el Godó en los últimos nueve años.

Thumbnail image for nadal_dream_indian_wells.jpg

Rafa Nadal

Pero Rafa no lo tuvo fácil. Por culpa de la lluvia, el de Manacor se vio obligado a jugar (y ganar) dos partidos en un día para llegar a la final. Ayer domingo, parecía claro que Nadal no quería permanecer demasiado tiempo bajo el aguacero.

Han pasado diez años desde que Nadal perdió en Barcelona. Esta vez se aseguró de que eso no volviera a suceder.

Enhorabuena por el título, Rafa.

Archivo