Pablo Rojas recoge el testigo de Mortensen

El polifacético jugador andaluz ha embolsado cerca de medio millón de puntos para cerrar una jornada con luces y sombras, en la que la mitad del field español ha caído sin recompensa alguna. Jorge Ufano, Raúl Páez, Emilio Domínguez, Álvaro Aspas, David Lebrón y el propio Mortensen volverán esta noche.

El día 3 de las WSOP ha terminado hace apenas unos minutos. La jornada, que ha sido larga para unos y corta para otros, ha terminado con 666 jugadores en liza, de los que 648 se llevarán un premio para casa. Por tanto, esta noche, probablemente durante el primer nivel del día, se romperá la burbuja de premios, y todos los supervivientes podrán celebrar el éxito conseguido.

El día comenzó con 1.752 jugadores. Entre ellos había 14 representantes nacionales, que comenzaron la jornada con ganas de seguir avanzando niveles y llegar lo más alto posible. Sus stacks, que mostramos a continuación, oscilaban entre las 35 y las 185 ciegas, pues la acción se reanudó en 600/1.200 ante de 200.

  • Carlos Mortensen 294.500
  • Pablo Rojas 192.300
  • Sergio Cabrera 185.000
  • César García 160.000
  • Raúl Páez 134.500
  • David Lebrón 114.500
  • Santiago Ferreira 109.000
  • Emilio Domínguez 102.500
  • Luis Dasilva 80.000
  • Álvaro Aspas 72.000
  • Javier Etayo 68.000
  • Chema Felices 64.000
  • Josep María Galindo 63.500
  • Jorge Ufano 61.000

Los primeros niveles fueron bastante movidos. Los españoles atizaron todo lo que el resto de rivales les permitió. Mientras unos subían, como era el caso de Pablo Rojas, otros bajaban. Y en esa vorágine perdíamos a los primeros jugadores. Sergio Cabrera y César García, que empezaban con un buen cargamento de fichas, caían a manos de los Team Pro, Bertrand Grospellier y Jake Cody, respectivamente. No tardarían en seguir sus pasos: Chema Felices, Santiago Ferreira, Javier Etayo, Luis Dasilva o Josep María Galindo.

EPT_Barcelona_2011-131_javier_etayo.jpg

La mano de la eliminación de Galindo bien merece unas líneas, pues demuestra lo caprichoso que puede ser el poker en ocasiones. El propio jugador se mostraba hundido tras la mano. Y, la verdad, no era para menos.

Pero también llegaban las buenas noticias. Raúl Páez, que disputó las primeras horas con el freno puesto, optó por cambiar la marcha y, como si de un globo se tratase, no paró de subir y subir hasta colocarse en el stack con el que ha terminado: 442.000 puntos. Eso sí, ha sufrido de lo lindo.

Jorge Ufano también se las tuvo con los rivales de su mesa. Comenzó como el stack más pequeño de los españoles y durante todo el día apuró lo que pudo para mantenerse a flote. El canario, aunque afincando en el Reino Unido, llegó a tierra firme con las energías justas. Pasará por boxes, aunque su motor, de momento, tendrá que ser el mismo cuando se reanude la carrera.

Como decíamos, Pablo Rojas también ha tenido una jornada bastante decente. No diremos tranquila, pues no lo fue, pero sí que es justo reconocer que su stack nunca corrió demasiado peligro, pues el granadino se las ingenió para navegar con el viento a favor. En una de las últimas manos consiguió, no sin ciertos nervios, llevar a dos rivales al huerto son sus dobles parejas máximas, que lo han colocado en el día 4 con medio millón de puntos.

SanSebastian_S3-241_pableras.jpg

Terminamos con Carlos Mortensen. El líder español del día 2, y al comenzar el día 3, no tuvo las mismas sensaciones que en días pretéritos. De los casi 300.000 puntos que tenía al reiniciarse la cita, más del 60% se marcharon por donde vinieron. Pero Mortensen, que ya sabe lo que es ganar el evento principal de las WSOP, sacó la casta y el espíritu de "El Matador" para reactivar su condición de estrella. Ha terminado con algo más de 170.000 puntos.

También han superado el corte: Álvaro Aspas, David Lebrón y Emilio Domínguez. Tres bazas más que contar y que, en total, nos deja a siete españoles tocando el ITM con los dedos, pues quedan menos de 30 eliminaciones para entrar en premios.

Esperamos y deseamos que todos puedan pasar por caja y, además, llegar lo más lejos posible. Estaremos atentos a sus evoluciones.

Jorge Iglesias es blogger en PokerStars.es

Archivo