Chris Moorman presenta su candidatura al título del ESPT 7 Barcelona

El británico, que terminó en lo más alto de la clasificación provisional con 20.550.000 puntos, fue el gran protagonista de la tercera jornada de competiciónn, que concluyó al filo de las dos de la madrugada con nueve supervivientes.

El día 3 del Evento Principal del Estrellas Poker Tour (ESPT) de Barcelona se convirtió en una de las jornadas de competición más largas que se recuerdan. El envite se reanudó a las 12:00 horas, una hora menos en las islas Canarias, con 98 jugadores y terminó, a las 01:50, con nueve supervivientes. Es el peaje que hay que pagar cuando uno se sienta en un torneo de récord.

Lo bueno para todos ellos es saber que cuando se sienten en la mesa final, hoy a partir de las 12:00 horas, tendrán un premio garantizado de 45.980 €. Y eso no es todo, puesto que para el campeón de esta cita, además de la pica plateada, se ha reservado un cheque de 423.600 €, el mayor premio jamás entregado en la historia del circuito.

Quien tiene más papeletas, a priori, para alzarse con el triunfo es el británico Chris Moorman. El "grinder" online, que atesora millones de ganancias en las mesas virtuales, se dio un festín durante la segunda parte de la jornada de ayer y al cierre de la jornada guardó como oro en paño un stack de 20.550.000 puntos.

Se permitió, incluso, el lujo de llevarse el último bote para dejar claro que su objetivo no es otro que "ganar, ganar y volver a ganar", que diría un malogrado seleccionador de fútbol español.

Además, por supuesto, de las fichas que tiene (25% de las que hay en juego), Moorman cuenta con muchísima experiencia en torneos y eso le podría servir para aprovechar determinadas situaciones en la mesa, como por ejemplo los saltos de premios.

EPT13_Barcelona-703_Chris Moorman-leader.jpg

Junto con Moorman se han clasificado otros siete jugadores, que también tienen opciones de sacarse la foto con el trofeo y pasar por caja para cobrar el espectacular cheque. Quien parece que peleará más por el triunfo es el holandés Teunis Kooij después de completar una recta final de día espectacular (fue el verdugo de dos de los tres últimos jugadores eliminados).

Estos son los nombres y sus stacks de los 9 finalistas:

Posición Jugador Stack
1 Chris Moorman 20.550.000
2 SNicholas Newport 5.300.000
3 Jean-Marc Bellini 6.225.000
4 Teunis Kooij 17.900.000
5 Mohammed Samri 4.825.000
6 Daniel Wilson 8.675.000
7 Lars Farstad 6.175.000
8 Jerome Brion 9.990.000
9 Mariuus Enebakk 6.300.000


En cuanto al desarrollo de la jornada, y dejando a un lado lo agotadora que resultó para los jugadores, hay que decir que fue divertido vivir los cambios en el liderato que durante varios niveles se produjeron. Así, por ejemplo, contamos casi una decena de líderes diferentes durante el ecuador del torneo. Entre ellos: Michael Rocco, Cristian Fernández, Gábor Szabó, Louis Salter, Nick Mertens, Marek Grzéska, Ole Olsen, Jerome Brion y el ya citado Moorman.

La mayoría de ellos se subieron en la tradicional montaña rusa de emociones y sensaciones y después de tocar techo cayeron en picado. Fue el caso, por ejemplo, de Michael Rocco. El estadounidense comandó la acción durante un período corto de tiempo y después se pasó de agresivo en una mano en la que se midió a Jerome Brion.

Algo parecdo le ocurrió a Marek Grzéska; el polaco era líder a falta de tres horas para el final y tuvo que conformarse con la décimo quinta posición final. En el momento de su adiós ya tenía un grave problema con su stack, uno de los más cortos en ese momento, y sus últimos puntos se fueron a parar a manos de Moorman.

Más de lo mismo le ocurrió al noruego Ole Olsen, incapaz de sostener el liderazgo por más de medio nivel. Hizo un tímido intento poco después del cuarto nivel del día y volvió a insistir tras llevarse por delante a Louis Salter -que se presentó en esta tercera ronda con el segundo stack más importante-, poco después de las 20:00 horas,

Pese a sus esfuerzos, Olsen no pudo sucumbir a la eliminación

Si hablamos de Cristian Fernández, el ultimo representante español en liza en esta cita, hay que reconocer que su primera posición fue efímera y justo cuando parecía que iba a dar el salto tuvo que partir. Fue Olsen, precisamente, quien le mostró la puerta de salida cuando los ases del noruego tumbaron el as-rey del español.

Fernández se marchó eliminado en el puesto 33 con 6.760 € debajo del brazo y con la certeza de que fue el jugador de nacionalidad española mejor clasificado en este torneo de 3.374 participantes.

EPT13_Barcelona-660_Cristian Fernández.jpg

De los últimos en bajarse de la disputa, el belga Nick Mertens. También fue en cabeza del torneo y se presumía como una de las bazas más seguras para la mesa final. Es posible que el cansancio le pasase factura o simplemente que el redraw, tras quedarnos con tan solo 24 jugadores, no le permitió seguir con su juego.

Cayó el décimo séptimo a manos de Marc-Olivier Perrault, otro participante que no pudo sobrevivir al ritmo impuesto por el resto de jugadores en liza. A pesar de eso, ambos completaron un gran torneo y mostraron buenas maneras durane el tiempo que defendieron sus fichas sobre el tapete.

EPT13_Barcelona-727_Nick Mertens.jpg

Mucho más lejos de la última jornada se quedaron dos jugadores con gran cartel como son Luc Greenwood y Christopher Frank. Este último intentó aprovechar las debilidades de sus oponentes y aunque nunca llegó a despegar -siempre se mantuvo con un stack poco boyante- aguantó el tirón mientras pudo.

Greenwood, por su parte, se mantuvo a flote mientras le duraron las fichas. Un encontronazo lo dejó medio noqueado y, buscando una doblada rápida que lo volviesen a enganchar a la pelea pero, allí apareció Mertens para enviarlo a la lona.

EPT13_Barcelona-649_Luc Greenwood.jpg

Los nueve contendientes españoles que se presentaron entre los supervivientes al inicio de la jornada no pudieron mejorar la trigésimo tercera posición que logró Cristian Fernández. Lo curioso es que los últimos cinco componentes de la "Armada" en liza cayeron prácticamente seguidos. Jorge De Pablo, Francisco Garrido, José Luis Gallegos y Miguel Seoane nos hicieron pasar un rato amargo entre el final del nivel 26 y el inicio del nivel 28.
Quien sí nos mantuvo en vilo, aunque no en esta cita, fue Adrián Mateos, que fue uno de los jugadores que superó la burbuja en el Super High Roller y se embolso 98.000 € después de caer eliminado en el puesto doce.

Con esa buena noticia para los intereses españoles nos despedimos hasta dentro de unas horas.

Puedes consultar la cobertura en directo del día 3 si quieres revivir o repasar algunos de los momentos que nos deparó el torneo ayer.

Archivo