Carter Gill, campeón del LAPT Uruguay Gran Final

El estadounidense comenzó la mesa final como líder destacado aunque terminó sufriendo para alzarse con el título. Junto con el argentino Ivan Raich, segundo clasificado, acordó repartirse el premio antes de que la batalla por el trofeo continuase.

El Latin American Poker Tour echó ayer el cierre a su sexta temporada. Una campaña que ha vivido un auge considerable en cuanto a participación se refiere. Sin tener en cuenta la PCA como torneo propio, el circuito contó con 4.041 participantes. Solo 6 jugadores lograron coronarse campeones.

Carter Gill ha sido el último en conseguirlo. En Punta del Este (Uruguay), el norteamericano se ha impuesto sobre un campo de 508 jugadores (2.300$ de buy-in) para cobrar un premio de 218.692 dólares. Una cifra que sumó después de deshacerse de su último contrincante, el argentino Ivan Raich, con quien había pactado durante el mano a mano.

carter-gill-lapt.jpg

Como decíamos, Punta de Este fue la ciudad escogida por la organización para vivir la Gran Final del campeonato. Desde el pasado día 20, los salones del Mantra Resort, Spa & Casino han sido el punto de reunión de cientos de jugadores y aficionados al poker, que de una u otra forma han formado parte del fin de fiesta de la temporada.

Fueron muchos los profesionales que volaron hasta Uruguay para tratar de levantar la pica. Los miembros del Team Pro de PokerStars, como Nacho Barbero o Leo Fernández, no dejaron escapar la oportunidad de volver a ser protagonistas de este envite. Entre los dos suman 3 entorchados. En esta ocasión, sin embargo, los dos argentinos se quedaron en los puestos 42 y 39, respectivamente.

Otros profesionales, como Bolívar Palacios, Nicolás Fierro, Mayu Roca o Marcelo Ramos dieron caché a una velada a la que no le faltó emoción, y que terminó por decidirse en la tarde-noche de ayer. En total, el evento repartió 1.133.340$ entre los 80 jugadores que pasaron por caja.

Estos eran los stacks que presentaban los finalistas y que, como se puede comprobar, estaban bastante alejados del gran dominador, en ese momento, del torneo.

  1. Ariel Mantel, Argentina, 1.230.000 puntos
  2. Walid Mubarak, Perú, 410.000 puntos
  3. Carter Gill, USA/Colombia, 4.730.000 puntos
  4. Ivan Raich, Argentina, 930.000 puntos
  5. João Bauer, Brasil, 700.000 puntos
  6. Cesar Sanguinetti Guichon, Uruguay, 485.000 puntos
  7. Andres Korn, Argentina, 990.000 puntos
  8. Juan Perez Solari, Argentina, 345.000 puntos

mesa-final-lapt-uruguay.jpg

Las primeras salidas no se hicieron esperar. Mubarak cayó en la octava posición a manos de Raich. El peruano se envidaba con K♦Q♠ y Raich le pagaba desde la ciega grande con pareja de nueves. El board no ayudaba al primero, que se marchaba tras dar la mano a sus rivales.

Brasil se quedaría sin campeón con la salida de Bauer, que apostaba todo su stack después de ver a Gill abrir desde primeras posiciones. El resto de la mesa se alejaba de la acción. Y con razón. Gill daba la vuelta a sus cartas A♠K♠ por el A♥9♦ del brasileño. Las comunitarias no trajeron ninguna combinación que diese al traste on la ventaja de Gill.

Sanguinetti, el último participante local con fichas en su haber, terminó ocupando el sexto puesto. Gill, que parecía imparable, se lo llevaba por delante en una mano en la que, tras abrir desde primeras posiciones, se veía obligado a pagar el push del uruguayo, que daba la vuelta a su A♣9♣. El a la postre campeón enseñó J♦4♦, que se convertía en la mano ganadora al descubrirse una jota en el river.

eliminación-sanguinetti.jpg

Un cooler marcaría el camino de salida a Solari, que parecía contento con la mano que le enfrentó a Korn. Las damas del primero eran favoritas, al menos hasta el flop, ante los dieces de Korn, que desde la ciega grande se vio obligado a pagar las diez ciegas que su rival puso en juego. Un diez en el flop fue más que suficiente para dejar la cuenta en cuatro jugadores.

En ese punto, Gill comenzó a comentar con el resto de finalistas la posibilidad de llegar a un pacto. Las "exigencias" de Gill, sin embargo, no gustaron al resto de la mesa. El estadounidense, que tenía más puntos que todos sus rivales juntos, pedía más dinero que lo que estaba reservado para el ganador.

  • Carter Gill 5.500.000
  • Ariel Mantel 1.750.000
  • Ivan Raich 1.300.000
  • Andres Korn 1.400.000
  1. 238.260$
  2. 153.000$
  3. 106.300$
  4. 79.100$

Con la negativa al pacto, el torneo continuó con su desarrollo. Korn se despidió tras caer eliminado a manos re Raich, que se colocó con ese bote segundo en fichas. Los ochos de Raich aguantaron frente al A♠K♠ de Korn, que llegó a pensar que las comunes le concederían alguno de sus outs.

Durante el three-handed, Gill aumentaría todavía más su ventaja. Él fue el encargado de enviar al raíl a Mantel, que había jugado con mucho criterio durante las horas previas. En esta ocasión, sin embargo, un monstruo se cruzó en su camino. Mejor dicho, dos monstruos se cruzaron en su camino. Por un lado el stack de Gill, que en ese momento era de 7.000.000, y por otro la mano de Gill A♠K♠, que fue insuperable para el Q♣[10c] de Mantel.

El heads-up se prolongó más de lo previsto. Y eso fue gracias a que Raich logró igualar las fuerzas. Primero su [10d]9♠ salió victorioso frente al A♦3♠ de su rival. Luego Q♦6♣ hizo lo propio frente al A♥T♠ de Gill. Y por último, su K♠4♠ sobrevivió al A♦6♣ de su rival.

Con ese panorama, Gill decidió reconsiderar el pacto anteriormente propuesto, y los premios se repartieron de la siguiente manera:

  • Carter Gill: 194.692$
  • Ivan Raich: 172.568$
  • Por fuera: 24.000$

Después de un disputado cara a cara, Gill encontraría un resquicio de duda para colarse entre los elegidos. En un board que mostraba J♣9♠2♠[10c]A♣ se desataron las hostilidades. Hasta tal punto, que Gill anunció all-in tras la apuesta de Raich, que entró en trance para decidir qué debía hacer con su 7♥8♣. Después de unos instantes optó por pagar, aunque solo para ver las segundas nuts de Gill, que mostró Q♣6♣.

Gill-iguazu.jpg

"Estoy feliz", aseguró Gill nada más terminar. "Tenía un buen presentimiento y hacia el final empecé a tener un mal presentimiento. Si no consigo un visado a tiempo para ir a Brasil, iré a Iguazú", explicó Gill, que parece que festejará en las famosas cataratas su recién conquistado título.

Jorge Iglesias es blogger en PokerStars.es

Archivo