El jugador español, que aprovechó el registro tardío para apuntarse en el torneo al inicio del día 2, es uno de los tres aspirantes a los 555.000 € que hay reservados para el ganador. El canadiense Timothy Adams es quien lidera la cita, mientras que el bielorruso Mikita Badzikouski, en la cola de la clasificación provisional, completa la terna.

El Super High Roller del PokerStars Championship de Praga, de 50.000 € de buy-in, conocerá hoy el nombre de su campeón. Un ganador que podría ser español, puesto que Adrián Mateos es uno de los tres aspirantes, junto con el canadiense Timothy Adams y el bielorruso Mikita Badzikouski, a llevarse el trofeo.

Mateos, que no estuvo presente en el día 1 de juego, inscribió su nombre en el envite al inicio del día 2, disputado ayer. El madrileño supo sacar partido de su oportunidad, aprovechando el registro tardío, y se aseguró, con su presencia en la jornada definitiva, una recompensa económica de 244.900 €.

adrian_mateos_psc_prague_day2.jpg

Aunque Mateos y Badzikouski tienen sus opciones, todas las miradas apuntan a Adams como más que probable campeón. La razón no es otra que su gigantesco stack que atesora y que supone el 70% de los puntos que están en juego. El canadiense logró una parte importante de su pila de fichas en una de las últimas manos de jornada.

Con las ciegas en 25.000/50.000 puntos, ante de 5.000 puntos, Adams abrió a 115.000 puntos para cruzarse con la subida del turco Orpen Kisacikoglu en la ciega pequeña a 330.000 punto. Hubo “call” y los dos jugadores vieron un flop J♣10♣7♠ que desató las hostilidades. Kisacikoglu añadió 285.000 puntos al bote y Adams se movió “all-in” cubriendo a su contrincante. Hubo “call”.

Kisacikoglu: K♠K♦
Adams: 7♣9♣

El turn trajo el A♥, que no le servía a Adams para mejorar, pero el river dejó el 9♦ para entregar el bote al canadiense y enviar a la lona al jugador turco.

NEIL7506_PSC_Prague2017_Timothy_Adams_Neil Stoddart.jpg

Así remataba el dia y comenzará hoy:

1. Timothy Adams – 6.045.000 puntos
2. Adrián Mateos – 1.790.000 puntos
3. Mikita Badzikouski – 665.000 puntos

El torneo contó finalmente con 27 jugadores, que completaron 7 reentradas. El premio acumulado ascendió a 1.632.510 € y los seis primeros puestos están premiados con un mínimo de 114.300 €.

Con tres jugadores en liza y la conocida eliminación de Kisacikoglu en cuarto lugar, posición por la que recaudó 187.710 €, falta por conocer quienes fueron los otros dos jugadores premiados: el canadiense Sam Greenwood y el alemán Koray Aldemir.

Aldemir, que lideraba el torneo tras el día 1, cayó a manos de Mateos. Abrió el bote a 245.000 puntos (con las ciegas en 15.000/30.000 puntos, ante de 5.000 puntos) y el español pagó en la ciega pequeña. El flop Q♠5♠3♠ llevó a Aldemir a colocar en el centro sus últimos 147.000 puntos y Mateos decidió pagar.

Aldemir volteó A♥9♠ para encontrarse con la pareja de 10♠10♣ de su contrincante, que lo tenía dominado. El turn, sin embargo, trajo uno de los “outs” que le servían al germano en forma de A♦, pero en la ultima calle comunitaria apareció el 6♠ para completar el color de picas y confirmar la victoria hispana.

Más tarde se despidió del triunfo Greenwood a manos de Kisacikoglu. Este último abrió el bote antes de recibir el “push” por 20 ciegas del canadiense con pareja de 2♥2♠. El turco no dudó en pagar con una pareja muy superior: J♠J♦ y tan solo tuvo que cerciorarse de que en el board no caía ningún “patito” 7♥Q♣4♠10♣4♣.

El reloj del torneo volverá a ponerse en marcha con las ciegas en 30.000/60.000 puntos, ante de 10.000 puntos. Como decíamos, para el ganador hay un cheque de 555.000 € esperando, mientras que el subcampeón obtendrá 383.600 €. El tercer clasificado tendrá que conformarse con recoger una recompensa de 244.900 €.

Cargando ...

Author Image

Next Story

Cargando ...