Los dos jugadores españoles han conseguido la victoria en un evento de las Series Mundiales de Poker que cada año se celebran en la capital del estado de Nevada (Estados Unidos).

Desde hace ya algunas semanas, y hasta mediados del mes de julio, la ciudad de Las Vegas se ha convertido, como cada año por estas fechas, en el centro de atención mundial de la comunidad pokerística. No es para menos, pues durante estas semanas se disputa allí el campeonato del mundo de poker. O lo que es lo mismo, las Series Mundiales de Poker -sus siglas en inglés, WSOP-.

Hasta allí han viajado las figuras más importantes del poker con el objetivo de ganar un brazalete, trofeo que entrega a su vencedor cada uno de los eventos que celebra el certamen.

A lo largo de la historia, tan solo un jugador español, Carlos Mortensen, había logrado batir a todos sus rivales en un evento de las WSOP. Mortensen lo consiguió en dos ocasiones; la primera en 2001, al ganar el Evento Principal, y la segunda en 2003, cuando se llevó un evento de Omaha.

Más recientemente, Adrián Mateos, campeón del ESPT de Madrid en 2013 y del EPT Grand Final en 2015, logró la victoria en el Main Event de las WSOPE (World Series of Poker Europe).

adrian_mateos_ept12_grand_final.jpg

Pues bien, en las últimas semanas, dos jugadores españoles, César García primero y el propio Adrián Mateos después, lograron dos nuevos brazaletes para la colección española y, por supuesto, para su palmarés personal.

García fue el primero en conseguir dicho galardón, que obtuvo el domingo 19 de junio.
El jugador canario, finalista del EPT de Berlín en el año 2012, superó un field de 1.419 rivales en el Evento#23, un torneo de 2.000 $ de buy-in y que se jugó en la modalidad de No Limit Hold’em. Como recompensa económico percibió 447.739 dólares.

El pasado viernes 24, Mateos hizo lo propio en el Evento#33 de 1.500 $ de cuota de inscripción y jugado en la misma modalidad. En este caso, el madrileño derrotó a 1.840 rivales, incluido el alemán Koray Aldemir en el mano a mano, para alzarse con un premio de 409,171 dólares.

En este torneo hubo otro español muy cerca de los puestos de honor. David Tovar alcanzó la novena posición final por una recompensa de 32.540 $.

Desde aquí nuestra enhorabuena por tan importantes éxitos.

Cargando ...

Author Image

Next Story

Cargando ...