Hasta la gente que no sabe demasiado sobre poker conoce la importancia de la cara de poker. Es una de esas expresiones que van más allá del juego y han entrado en el mainstream. Leemos sobre políticos, empresarios, famosos, criminales o padres que ponen cara de poker (o lo intentan) en situaciones de su día a día.

Tu cara de poker es concentración. Es esconder tus expresiones. Es no dar información a través del lenguaje corporal. Es mantener tus emociones bajo control y ser consistente.

Se trata de mantener tus cartas “cerca del pecho” (una expresión que, en inglés, ha pasado del poker al uso general y significa “no tomar riesgos”). En poker, claro está, solo se puede hacer eso metafóricamente (las cartas tienen que estar en la mesa), pero la cara de poker nos ayuda a cumplir nuestra promesa.

No existe una manera específica de poner cara de poker que vaya a funcionar para todo el mundo que juega a poker en vivo. Pero aquí tienes algunos consejos que deberían ayudarte a la hora de intentar ver qué es lo que te funciona a ti.

Y si nada de esto te sirve, siempre te quedará el poker online. Encuentra un avatar, ponlo en tu cuenta de PokerStars, y esa será tu impertérrita cara de poker de por vida.

PIENSA PARA DÓNDE MIRAR – ¡Y NO DIGAS NADA!

En un mundo ideal, encontrarías la manera de que tu cara parase de moverse completamente mientras juegas una mano de poker. Pero la biología humana no funciona así. Por desgracia, siempre vamos a necesitar pestañear, y probablemente también tengamos que tragar. Y no hay nada que podamos hacer sobre otros mecanismos de nuestro cuerpo. La sangre va a estar corriendo por nuestras venas sí o sí.

No es fácil leer a Dominik Panka

Por eso mismo, necesitas hacerlo lo mejor posible para controlar las cosas sobre las que sí tienes control -principalmente tus ojos y tu boca.

Si lees artículos o libros sobre “tells” de poker (pistas que el jugador da sin querer), la mayor parte de los ejemplos más comunes tienen que ver con hacia dónde está mirando o qué está diciendo la persona. Hay gente que piensa que es capaz de interpretar lo que lleva un jugador porque mira al flop, o a un montón de fichas, o a la cara de un rival. Del mismo modo, son capaces de leer cómo de cómodo está un jugador según la expresión de la voz, de una risa, o del hecho de si habla o no.

Por esa razón, es bueno encontrar un lugar sobre el que puedas fijar tu mirada mientras juegues la mano. Puede que quieras mirar al logo de la mesa, o a tus propias cartas, las cuales tendrán que ir siempre en el mismo sitio. Lo importante es que mires a ese sitio todo el rato, tanto si pasas como si apuestas a lo grande; tanto si vas fuerte como flojo. Solo cuando se producen cambios es cuando los rivales más avispados pueden reconocer patrones. Mantén tu cara de poker fija en una dirección.

Y, como si no fuera suficientemente obvio, ¡cállate! A no ser que seas uno de esos jugadores para los que hablar en la mesa es una fortaleza (y ten en cuenta que hablar demasiado en la mesa no suele estar muy bien visto), la apuesta más segura cuando estés en una mano es chitón. Tu cara de poker depende de ello.

BUSCA LA CONSISTENCIA

Como decíamos, la gente que es buena pillando tells lo es antes que nada por observar patrones, y luego por ver cuándo se producen cambios en ese patrón. ¿Hay alguien que normalmente pone sus cartas una encima de otra, pero las coloca una al lado de otra cuando tienen intención de subir? ¿Hay un rival que mira al dealer cuando lleva una mano fuerte, pero se queda mirando al rival cuando son débiles?

Estar concentrado, al estilo Timothy Adams

Todo esto debería ser bastante evidente, pero son el tipo de cosas que delata a los jugadores aficionados cada día.

La clave para evitar este tipo de cosas es ser consistente en todo lo que hagas. Apostar, igualar o subir, siempre igual (es decir, no menees tus fichas a veces y las muevas para los lados otras); encuentra un punto fijo al que mirar durante las manos; verbaliza todas tus apuestas o no verbalices ninguna; pon tus manos siempre sobre tu regazo o siempre sobre el borde de la mesa.

Según vayas desarrollando hábitos buenos y consistentes, puedes extender todo esto también a tu cara. Piensa en cuál es tu expresión más cómoda y relajada, y mantén tu cara así todo el rato.

TEN CONFIANZA EN TU JUEGO

Es bastante habitual ver cómo tu cara de poker se empieza a desmoronar cuando estás lanzándote un farol de los grandes. La intensidad de la situación -el hecho de haber metido fichas en el bote y saber que puede que no vuelvan- puede acelerarle el pulso incluso al jugador más inexpresivo.

Sam Grafton: Si tienes confianza, puedes mirar como quieras

Es por eso por lo que tienes que recordar la regla más importante del farol: debe tener sentido. Todo buen jugador de poker te dirá que un farol necesita ser creíble; tienes que contar una historia consistente. Si empiezas a tirar fichas en el bote a lo loco, pese a no haber mostrado ningún interés previo en la mano, tu rival puede pensar que es sospechoso. Puede que quieran parar un momento y pensarse las cosas, quizás echándote un ojo a ver si son capaces de sacar algo más de información de tu cara.

Es en ese momento cuando te puedes dar cuenta de que tu cara de poker se está desmoronando.

Sin embargo, si tienes confianza en tu juego, si sabes que tu movimiento no solo es creíble, sino que es el movimiento adecuado en ese momento, tendrás muchas más posibilidades de sacarlo adelante. Si has barajado todas las opciones y has razonado que un farol ahora no solo puede funcionar, sino que además es absolutamente la jugada adecuada, podrás llevarla a cabo con más empatía.

Cuando sabes que tienes razón, tu cara de poker aguanta.

VÍSTETE CON LO QUE ESTÉS MÁS CÓMODO/A (Y OCULTA TUS TELLS)

Pese a que ha habido varias campañas breves para prohibir prendas como las gafas de sol, capuchas o bufandas en las mesas de poker, está prácticamente universalmente aceptado llevar este tipo de artículos. (La pandemia de Covid-19 incluso hizo obligatorio llevar mascarillas en algunas ocasiones).

Es uno de los mejores del mundo, pero, aun así, Mikita Badziakouski sigue usando atrezo para mantener su cara de poker

Así que, si eres el tipo de jugador que de pronto se ve retorciendo la boca, o al que se le dilatan las pupilas, o que se acaricia el cuello cuando siente la presión del poker, probablemente sea mejor que tapes la parte del cuerpo que te delata con alguna prenda o accesorio.

Y no deberías sentirte culpable por ello.

Aunque es obviamente preferible que seas capaz de sentarte impertérrito bajo cualquier circunstancia, lo cierto es que a menudo no es factible. Así que invierte en lo que creas que necesitas para mantener tu cara de poker oculta, si es que es eso lo que piensas que necesitas.

Cargando ...

Next Story

Cargando ...