Después de un año y siete meses, el Campeonato de España de Poker por PokerStars volvía a Barcelona para recuperar la actividad de sus torneos en vivo y lo hizo de forma espectacular. Los jugadores tenían ganas de volver a vivir las sensaciones propias del live y respondieron acudiendo en masa para disputar todos los eventos del festival, mirarse a la cara y disfrutar de una semana que fue realmente emocionante, tanto dentro como fuera de las mesas.

La acción en las mesas comenzó reuniendo 465 entradas en torno al evento Opening, un torneo que sirvió para dar la bienvenida al gran público y que dejó el primer gran premio del festival después de dos días de competición.

Fue el jugador de Vitoria Raúl Patrón el que se llevó la victoria en este evento tras superar a rivales como Pol Benadero, Luis de Marco, Daniel Pujol, Ramón Casassas, A. Girulskis, Omar del Pino o A. Parejas, que fue el rival del vasco en el heads-up.

Hubo mucha más acción antes de que comenzase el evento principal, torneos que tuvieron una espectacular participación como el Super K.O., en el que destacó Xavi Sandoval, que logró la victoria tras dejar en la cuneta a una mesa final muy dura en la que había jugadores como Jorge Pena, Manuel Bardón, Juan Maceiras, Juan José o el local Jorge Alonso Camuñas, los dos últimos jugadores que formaron parte del pacto que se firmó en el three-handed.

A medida que iba avanzando el festival el número de jugadores que se acercaban hasta las instalaciones de Casino Barcelona, que demostró una espectacular capacidad para lidiar con las restricciones y garantizar la seguridad de jugadores y empleados, se iba incrementando exponencialmente. Quizá esa fue la razón por la que el Mini CEP reunió un total de 337 entradas, aunque solo 43 consiguieron llegar el día final.

Fue en ese evento donde triunfó una jugadora que es historia del poker nacional como Marga González, que recibió un premio de 13.000€ por dejar atrás a jugadores como Gerard Rubiralta, Vittorio Lamberti, Raúl BarreroRicard Solana Francisco Sas,

Por aquel entonces ya había arrancado el Main Event y sus números crecían de forma vertiginosa, pero las miradas estaban centradas en lo que estaba ocurriendo en el High Roller, un torneo de 1.100€ de entrada en el que se registraron 143 entradas, un número más que importante si tenemos en cuenta que habitualmente no forma parte de la programación del CEP.

Solo 16 de los participantes iban a tener opciones de colarse en el dinero, algo que no lograron nombres como Dani Pujol o Jon Gurrutxaga, que llegaron al Día 2, pero no pudieron colarse en el dinero.

El mejor premio de ese torneo se lo llevó el malagueño Omar del Pino, campeón del evento tras un pacto en el heads-up con el jugador local Albert Flores, lo que hizo que ambos se repartieran 25.500€ para cada uno y dejasen 4.000€ por fuera que terminarían siendo para Omar del Pino. La mesa final fue un reto de los duros, no en vano el ganador tuvo que dejar atrás a jugadores como el ganador de un Platinum Pass Josep Pastor, Pedro BretónViktor Kovachev, Sergi MirallesJhon Callan o el ganador de 1.000.000€ en un Spin&Go en PokerStars Radu Buican, al que solo la suerte apartó de luchar por el trofeo.

La atención se centró entonces en el evento más importante, el Main Event, en el que se esperaban buenos números de participación, pero nunca lo que terminó ocurriendo. En los cuatro primeros días de juego, aquellos en los que el registro estuvo abierto, fueron 1.220 las entradas registradas, lo que convertía a esta etapa en la segunda de mayor afluencia de la historia del circuito.

Si tenemos en cuenta que la mayor cifra de participación de este torneo, 1.733 entradas, se contabilizó en el CEP que se celebró con motivo del festival del European Poker Tour en agosto de 2019, no cabe duda que lo logrado durante estos días fue un auténtico éxito.

El triunfador final fue el portugués Henrique Pereira, jugador que lleva apenas un año y medio jugando al poker de forma profesional y que lograba en este torneo el mayor premio en su carrera como jugador de poker: 85.500€.

Pereira tuvo que sufrir infinitas vicisitudes para poder hacerse con el trofeo, algunas de ellas en la mesa final, pero nada pudo con el luso. Solo el libanés Alexandre Tannouri, que ya había sido sexto en el CEP Barcelona de agosto de 2019, pudo aguantar el tirón hasta el final, pero no fue capaz de concretar cuando tenía el torneo casi finiquitado y eso permitió a Rodrigues completar una remontada que será recordada en los libros de historia del Campeonato de España de Poker por PokerStars.

Aun así, Tannouri se embolsó un premio de 74.500€ tras firmar un pacto en el heads-up que redujese la diferencia que había entre lo estipulado para el ganador y el runner-up, que era de 40.000€ mondos y lirondos.

En la mesa final hubo jugadores como el vasco Iñaqui Barreiro, Joel Márquez, el italiano Pablo Battista, el francés Illes Silbernagel, el portugués Palma Ferro, el líder al inicio del último día de juego Joucelyn AubertEmilio Navarro o Juan Rodríguez.

De esa forma se ponía el punto y final al retorno del CEP por PokerStars a las mesas de poker de Casino Barcelona, un festival que, sin duda, marcará un antes y un después en el retorno al panorama nacional e internacional de los torneos de poker.

 

 

 

Cargando ...

Next Story

Cargando ...