Todos conocemos cómo son y cuál es el tacto de una baraja de cartas “estándar”. Los jugadores de poker, en concreto, pasan mucho tiempo con cartas entre las manos, lo que les convierte en expertos para juzgar cuáles son las mejores cartas para jugar a poker.

El aspecto de las cartas y el diseño de la parte de atrás puede que sea lo primero que llama la atención. Sin embargo, los jugadores saben que las cartas de mejor calidad no solo tienen una buena apariencia, sino que también son resistentes y aguantan todo el barajar, repartir, cortar y apretar que se da durante una partida de poker.

Los veteranos de las partidas de poker caseras que también juegan con frecuencia en casinos y salas de poker saben que suele haber diferencia en la calidad de las cartas que se utilizan. En las partidas en casa, nos solemos encontrar con una gran variedad de barajas económicas, mientras que en los casinos se usan cartas de mayor calidad que no son fáciles de dañar.

A continuación, hablemos del mejor tipo de cartas para jugar concretamente a poker. ¿Qué cartas utilizan los profesionales? ¿Son las cartas de plástico la única opción, o hay otras? ¿Qué marcas se consideran las mejores para jugar?

Empezaremos con un rápido repaso de los materiales con los que se fabrican las cartas y qué diferencias hay entre ellos.

Cartas de poker forradas de plástico vs. cartas de poker de plástico

La mayoría de fabricantes hacen cartas forradas de plástico. A veces, a estas cartas cubiertas de plástico se les dice “de papel”, ya que técnicamente son cartas de papel forradas con plástico. La mayoría de gente utiliza barajas de cartas forradas de plástico. Las marcas más conocidas son Bicycle, Bee, Hoyle o Aviator, entre otras.

Las cartas forradas de plástico son estupendas para las partidas en casa, pero suelen doblarse y dejar marca bastante rápido. Eso sí, suelen ser bastante baratas, cuestan poco más de unos eurillos.

Por el contrario, las cartas de poker profesionales de más calidad no es que estén forradas de plástico, sino que son 100% plástico. Esas barajas duran más porque es más difícil que se arruguen o doblen. También resultan más fáciles de barajar y se pueden deslizar mejor por la mesa.

Evidentemente, las barajas de plástico son por lo general bastante más caras que las forradas, normalmente entre 10-20€ y a veces incluso más. Entre las marcas más conocidas de cartas de plástico de mayor calidad se encuentran Kem, Copaq, Modiano o Da Vinci.

Por cierto, las cartas también tienen distintos tamaños. Las cartas de la “baraja de poker” estándar son en realidad 0.25 pulgadas más anchas que las de una “baraja de bridge”. Normalmente la baraja de poker mide 2.5 pulgadas de ancho (6 cm) y 3.5 de largo (8 cm). Curiosamente, en muchas salas de poker se utilizan barajas del tamaño de las de bridge y, de hecho, muchos jugadores están más acostumbrados a las de ese tipo.

En cuanto al tamaño de las cartas en sí, si coges una regla y empiezas a medir, verás que hay bastantes diferencias pequeñas entre barajas. Los jugadores de poker, normalmente, no se van a preocupar por las pequeñas diferencias, siempre y cuando las cartas no sean demasiado grandes y, por lo tanto, resulten más difíciles de manejar, bueno, y ¡que sean todas del mismo tamaño!

¿Se pueden comprar cartas de la calidad de las del casino? Sí, claro. A veces, hasta se pueden comprar barajas usadas de las salas de poker -solo hay que preguntar. Es una manera de hacerse con barajas de mayor calidad a precios más asequibles.

Cartas para jugar al poker, por delante y por detrás

Cuando la gente habla sobre qué es lo hace que las cartas sean más bonitas, muchas veces se refieren al reverso de la carta. Sin embargo, la parte delantera de la carta también es importante. Para la mayoría de los jugadores de poker, a la hora de juzgar el diseño de las cartas, mejor que sea práctico que estético.

Parte delantera de la carta

Lo que queremos es poder ver bien cuáles son realmente nuestras cartas de inicio, y también cuáles son las comunitarias. Las cartas recargadas con una parte de delante muy creativa puede que sean muy guay, pero que leas mal tu mano por culpa de un diseño raro ya no.

Muchos jugadores prefieren un diseño “normal” en la parte delantera. Hay una imagen pequeña de la carta que está tanto en la esquina superior izquierda como en la inferior derecha. Solo con descubrir ese trocito puedes ver al momento si tienes el 2 o el A.

Algunas cartas tienen esa imagen de la esquina más grande, como en las cartas “jumbo index” o en las “magnum index”. Estos diseños pueden hacer que sea más fácil identificar la carta a cierta distancia, por ejemplo, al jugar a 7-card stud o si intentas leer las cartas del rival que está al otro lado de la mesa. Pero cuanto más grande sea la imagen de las esquinas, más difícil será mirar tus cartas de inicio de manera disimulada al jugar a Texas Hold’em.

A veces, también te puedes encontrar con cartas de “4-marcas”, que tienen dibujo en las cuatro esquinas, en vez de las habituales cartas de “2-marcas”. También puedes encontrarte con barajas de cuatro colores, como la que se ven en la imagen de arriba, pero, antes de usarlas para jugar, pregunta a tus compañeros, ya que algunos prefieren las barajas tradicionales de dos colores.

En cualquier caso, no te olvides de ver cómo está diseñada la parte frontal de las cartas. Piensa en qué diseño se adecua mejor a la partida y a los jugadores que participan.

La parte trasera de la carta

Fijándonos únicamente en los aspectos prácticos, sin entrar en los estéticos, en cuanto al reverso de las cartas, hay un elemento que puede ser importante para los jugadores de poker: si la parte trasera tiene un diseño “simple” o “doble”.

Las cartas con el reverso “doble” se ven igual si están hacia arriba o hacia abajo. En los reversos “simples” no. No pienses en una carta que tenga un diseño abstracto en la parte de atrás, sino que tenga una foto o un dibujo que se supone que se tiene que ver de determinada manera. Eso sería un diseño simple.

Los jugadores de poker prefieren los reversos “dobles”. (Todas las que se ven en la imagen de arriba son cartas dobles). Y eso es lo que verás en prácticamente la mayoría de casinos.

El motivo de esto es que es más difícil hacer trampas con las cartas dobles que con las simples. Si es una partida en casa por divertirse un rato, seguramente dé igual. Pero, por norma, la mayoría de jugadores serios querrán jugar con cartas dobles.

Conclusión

Por cierto, si compras barajas de cartas para jugar en casa y quieres que parezca más profesional, piensa en conseguir una “carta de corte” para poner encima de la baraja y tapar la última carta que queda al repartir. Muchas veces simplemente puedes usar el joker u otras cartas extra que vienen con la baraja, como las que se ven en la clasificación de las manos de poker.

A muchos jugadores de poker les gusta coleccionar barajas de cartas, incluidas algunas que se han diseñado más como decoración que para jugar.

Aun así, cuando pienses en cuáles son las mejores cartas de poker para tus partidas en casa, ten en cuenta los factores que hemos mencionado antes de ponerte a barajar y repartir.

Cargando ...

Next Story

Cargando ...