Después de superar a todos sus contrincantes en la última jornada de juego, el jugador francés derrotó en el heads-up al holandés Tenuis Kooij después de alcanzar un acuerdo para repartirse el premio.

El Estrellas Poker Tour 7 se convirtió ayer en historia tras la finalización de la cuarta y última jornada de competición del Evento Principal. La cita, que acumuló 3.447 participantes, fue ganada por el francés Mohamed Samri, que se presentó en la ronda definitiva con el peor stack de los nueve últimos supervivientes.

A pesar de tener todo en contra, el galo tiró de paciencia y sacó partido de los diferentes envites que optó por jugar. Tanto es así que cuando quedaban seis jugadores decidió foldear jotas ante la agresividad que en ese momento estaba mostrando el líder. A la postre, ese movimiento, a todos luces defensivo e inteligente (con vistas a los saltos de premios), se tornó en crucial para levantar el trofeo.

EPT13_Barcelona-849_Winner_ESPT Main Event_Mohamed Samri.jpg

La cita se reanudó unos minutos más tarde de las 12:00 horas, una hora menos en las islas Canarias, debido al retraso en la llegada del propio Samri. Tras las fotos protocolarias, los protagonistas tomaron asiento y el reloj del torneo se puso en marcha. Corría el nivel 34 y las ciegas eran 150.000/300.000, ante de 50.000 puntos.

Estos eran los stacks que presentaban a primera hora:

Posición Jugador Stack
1 Chris Moorman 20.550.000
2 Nicholas Newport 5.300.000
3 Jean-Marc Bellini 6.225.000
4 Teunis Kooij 17.900.000
5 Mohamed Samri 4.825.000
6 Daniel Wilson 8.675.000
7 Lars Farstad 6.175.000
8 Jerome Brion 9.990.000
9 Mariuus Enebakk 6.300.000

El primero de los niveles sirvió de toma de contacto y casi todas las manos terminaron antes de llegar al flop. Ninguno de los jugadores quería ocupar la novena posición final y quedarse fuera de la mesa final oficial. En este sentido, los nervios y cautela brillaron por encima del talento y la agresividad. El motivo, además del citado, era superar un salto más en la lista de premiados y pasar de los 45.980 € que tenían todos asegurados a los 62.300 € que se llevarían, como minimo, los ocho mejores.

EPT13_Barcelona-731_Final Table.jpg

Tenuis Kooij fue el más destacado de los primeros sesenta minutos. El holandés se centró en aprovechar que tenía un stack privilegiado para ir rascando de aquí y de allá. Y lo hizo. Se fue haciendo con botes pequeños hasta cercar el liderato que con mano de hierro manejaba Chris Moorman desde hacía ya varios niveles.

El irlandés Daniel Wilson, que se vio sorprendido en una refriega por el suizo Jean-Marc Bellini, fue el primero en hincar la rodilla. Ocurrió superado el primer nivel y en un duelo con su compatriota Nicholas Newport, con quien a la postre se fundió en un abrazo.

Wilson se restó con A♠Q♠ y Newport pagó con A♦K♣ sin que las comunitarias pudieran salvar al primero.

Abierta la veda de las eliminaciones todo comenzó a ir mucho más rápido. Cada vez se veían más boards y los jugadores, incluso los más cortos, se atrevian con movimientos poco recomendables para su situación. Chris Moorman, líder al inicio, perdía fuelle en cabeza en favor del mencionado Kooij, quien se vestió de verdugo, por primera vez, para enseñarle la puerta de salida al noruego Lars Farstad.

Farstad abrió A♠Q♦ justo en el momento en el que Kooij ocupaba la ciega grande y el neerlandés se restó para poner toda la presión sobre su rival. El escandinavo, sabedor de lo que estaba en juego, no quería pagar pero era consciente de lo difícil que sería encontrar una situación así más adelante. “Call”, dijo entonces.

Kooij levantó 9♥9♦ y las comunitarias 6♥6♣K♣8♠7♣ mantuvieron su ventaja.

EPT13_Barcelona-745_Lars Farstad.jpg

Con el liderato en la mano llegó el “momentum” de Kooij. En su faceta de verdugo se sintió muy cómodo y fue así como, tras el primer descanso, se apuntó una nueva víctima: el francés Jerome Brion. Tras moverse en dos ocasiones sin encontrar respuesta por parte de ningún contrincante, el jugador con pasaporte francés lo intentó una vez más y, ahora sí, encontró un cliente. En la ciega grande estaba Kooij con K♠Q♠

Si bien es cierto que Brion tenía mejor mano gracias a su A♦10♦, las cartas descubiertas en el centro del tapete 8♣4♦6♣Q♥9♥ jugaron en favor de su rival.

EPT13_Barcelona-762_Jerome Brion.jpg
Tras esa baja y la de Jean-Marc Bellini se produjo la mano de las jotas de Samri. El francés pugnó por un bote con el líder y este último aprovechó su ventaja para restarse en un board 7♣A♦6♥. Samri no se lo podía creer y aunque molesto por tener que desechar su mano, espetó un claro “I fold” antes de voltear J♠J♣. Kooij no quiso ser menos y mostró 6♠7♠.

El ritmo de juego comenzó a ser bastante entretenido para el espectador. Ahora si que se veían boards y el ritmo de las apuestas era continuo. En una de esas, Moorman abrió por enésima vez y Bellini, sentado a su izquierda, movió sus nueve ciegas hacia el centro de la mesa. Las ciegas se retiraron y las cartas de Moorman se dieron la vuelta de forma instantánea. Era “call” del británico.

La ventaja inicial era muy favorable al de Brighton gracias a sus K♥K♦ y fue en aumento con las descubiertas 4♦4♥7♥8♣Q♥. El suizo Bellini no pudo mejorar su A♣J♦ y ahí se pusto el punto y final a su participación.

EPT13_Barcelona-761_Jean-Marc Bellini.jpg

El farolillo rojo pasó a estar ocupado entonces por Mariuus Enebakk. Es cierto que durante mucho tiempo se mantuvo en liza a pesar de las limitaciones propias de su stack -estuvo corto durante toda la mesa final-. Justo en el mejor momento, después de doblarse, llegó la peor noticia de todas para el noruego: la eliminación.

Peleado con Moorman por un bote en el que se había descubierto buena parte del board Q♠6♠4♣7♦, Enebakk lanzó la ofensiva final: 8.000.000 puntos (sus últimas 13 ciegas). La pelota llegó al tejado de su contrincante, que empezó a moverse en la silla con claros síntomas de que lo habían puesto en un apuro. Tras cerca de un minuto de reflexión, Moorman anunció que pagaba con la dama y un diez de acompañante. Enebakk ya veía la luz al final del túnel gracias a su J♥Q♥ pero hasta el river…Y efectivamente cayó el diez.

EPT13_Barcelona-778_Marius Enebakk.jpg

Con Moorman en estado de gracia y Kooij en una situación muy cómoda, Samri y Newport se convirtieron en los siguientes en pasar a engordar la lista de bajas. Así fue que el irlandés, extremadamente corto, se quedó fuera del podio de honor. Su verdugo, esta vez, fue el representante de los Países Bajos.

Desde la posición de botón, Newport agarró sus 7 ciegas para enviarlas con ganas a la zona de juego. Kooij, en la ciega pequeña, revisó su documentación personal para confirmar que pagaba y Samri, en la ciega grande, siguió con su plan de no involucrarse en disputas ajenas. Las cartas se fueron al centro:

Newport: J♠Q♥
Kooij: 4♦4♣

El board: 3♠7♣2♥5♥10♥

EPT13_Barcelona-735_Nicholas Newport.jpg
El torneo se quedaba entonces con tres jugadores y con la sensación de que o bien Moorman o bien Kooij terminarían por llevarse la victoria. Samri propuso detener el reloj para echar un vistazo a los números pero Moorman se negó de lleno: “Vamos a jugar”.

Sabedor de que la experiencia jugaba en su contra, el jugador inglés se puso como objetivo el stack de Kooij. Pensó, quizás, que atacar al rival más “fuerte” de los dos que quedaban era una buena estrategia a seguir. Y lo cierto es que funcionó, puesto que en poco más de una hora se situó con 50.000.000 puntos cuando el total de puntos era de 86.000.000.

Los compañeros de prensa, los aficionados e incluso nosotros, para qué vamos a negarlo, contábamos los minutos para ver a Moorman levantar la pica plateada. Pero nada más lejos de la realidad. En tres manos casi consecutivas, el británico pasó de líder a eliminado.

Primero al perder una guerra de ciegas contra Samri en la que los nueves del frances derrotaron al as-diez del inglés. En segundo lugar, cuando las damas de Kooij vencieron a los seises del líder al inicio del día. Y tercero, ya desahuciado, cuando sus dos ciegas y media se fueron al centro en busca de una remontada épica que ni siquiera comenzó.

EPT13_Barcelona-734_Chris Moorman.jpg

En ese punto sí que se llegó a un acuerdo para detener el reloj. Ambos jugadores pidieron la presencia de la dirección del torneo que les presentó los siguientes números conforme a los stacks de los jugadores:

Tenuis Kooij – 372.060 €
Mohammed Samri – 341.220 €

Aunque con un poco de jaleo debido a que los jugadores recibieron consejos de todos los amigos que tenían en el raíl, los dos estamparon su firma en un papel después de un apretón de manos que escenificó el acuerdo. Por fuera dejaron 12.000 € y el trofeo y el juego se reanudó con los siguientes stacks:

Tenuis Kooij – 55.000.000 puntos
Mohammed Samri – 30.900.000 puntos

La remontada de Samri se consumó en tan solo dos manos. En la primera de ellas, y con las ciegas en 400.000/800.000, ante de 100.000 puntos, el galo apostó 2.400.000 de puntos antes de ver a su rival colocar 9.000.000 de puntos en el centro. Era un aviso de que las chispas estaban a punto de saltar, tal y como sucedió.

Samri se restó y Kooij pagó. Los jugadores voltearon entonces sus cartas personales:

Samri: 2♠2♦
Kooij: A♦Q♦

Comunitarias: 5♥8♦10♦10♣9♣

El raíl volvió a estallar de jubilo aunque la disputa solo había cambiado de líder, por el resto estaba todo en un puño.

Sin tiempo casi para asimilar lo sucedido, los dos jugadores llegaron a un turn 5♠3♦10♠K♥ y las hostilidades se desataron. Una apuesta por aquí, otra más fuerte por allá y todos los puntos acabaron en el centro. Si Samri lograba esa victoria parcial se convertiría en el nuevo campeón; pero si Kooij lograba vencer, entonces volveríamos a la situación anterior.

Samri iba por delante gracias a su K♣J♥ mientras que Kooij necesitaba alguna de las ocho picas que quedaban en la baraja para completar su proyecto con Q♠7♠. El 6♦ del river fue lo último que se vio en este Evento Principal. Luego llegaron las felicitaciones por parte de ambos jugadores y los besos y abrazos de los familiares y amigos.

Evento Principal del ESPT Barcelona

Buy-in: 1.100 €
Entradas: 3.447
Prize pool: 3.343.590 €

1º: Mohamed Samri (Francia) 353.220 €*
2º: Teunis Kooij (Paises Bajos) 372.060 €*
3º: Chris Moorman (reino Unido) 241.300 €
4º: Nicholas Newport (Irlanda) 202.420 €
5º: Marius Enebakk (Noruega) 163.800 €
6º: Jean-Marc Bellini (Suiza) 125.450 €
7º: Jerome Brion (Francia) 87.350 €
8º: Lars Farstad (Noruega) 62.300 €

*refleja un pacto a dos bandas

¡Enhorabuena, Mohamed!

Cargando ...

Author Image

Next Story

Cargando ...