La suerte está echada. El Poker Pro Masters (PPM) conocía ayer su cuadro completo de semifinales, ronda en la que estará el Team PokerStars Pro Ramón Colillas, que además de tener en sus manos el premio más grande de la historia del poker español, ahora quiere hacerse con el primer puesto de la competición que enfrenta a algunos de los mejores jugadores españoles de poker.

El otro jugador que junto a Ramón consiguió un asiento en semifinales fue el especialista en Spin&Go, y flamante fichaje de EducaPoker en 2021, Rubén Gargallo, que demostró un nivel espectacular, a pesar de que su resultado fue el más ajustado de los partidos que vimos ayer.

La jornada comenzó precisamente con el partido que enfrentaba al propio Rubén Gargallo contra uno de los favoritos a ser campeón de la competición, Sergi Reixach. El encuentro se demoró solo unos minutos, pero pronto ambos contendientes saltaron a las mesas y comenzaron a ponerse en aprietos el uno al otro.

Fue Gargallo el primero en golpear y ese uppercut impactó de lleno en el mentón de Reixach. El de Zaragoza se llevó el primer punto en solo unos minutos y no tardó en apuntarse también el segundo, lo que dejaba a Reixach a un soplido de morder la lona.

El problema es que estos jugadores suelen resistirse a la eliminación. Como todo jugador que se precie, pero con más insistencia. Reixach logró hacerse con el su primer punto y eso hizo dudar a Gargallo de si podría conseguirlo. Tal fue la duda, que el catalán no tardó en apuntarse también el segundo y, por lo tanto, conseguía igualar la contienda.

La espadas estaban en todo lo alto y el público, virtual en esta ocasión, celebraba una remontada que que daba más emoción al duelo y que podría haber sido épica. Y decimos “podría” porque Reixach no fue capaz de certificar su recuperación. Gargallo comenzó a comerle terreno y pronto hizo que la diferencia fuese más que importante, casi insalvable.

Con Reixach rondando las 30 ciegas llegó la mano que lo iba a decidir todo. Gargallo se movía all in con 33 y Sergi Reixach, después de casi agotar el banco de tiempo, pagaba con K10 para ver cómo el board le daba la espalda y lo dejaba fuera de la competición a las puertas del dinero.

Muy diferente, a pesar de que también implicaba la clasificación para la siguiente ronda, fue lo logrado por el Team Pro de PokerStars Ramón Colillas. Su hueso, Gerard Carbó, también era duro de roer, no en vano estamos hablando del actual campeón de la competición, pero todo salió de cara en esta ocasión para el jugador de Vic.

Ramón entró al partido como debe hacerse en las grandes citas y para cuando Carbó se dio cuenta de que su clasificación se estaba complicando ya había sido barrido del cuadrilátero. Él mismo reconoció en la entrevista posterior que no sabía ni por dónde la habían llegado los golpes en el inicio del combate. Ramón conectó un board aquí y otro allá, y fue capaz de hilar muy fino para que sus golpes hiciesen mella en su rival. Siempre que Carbó creía haberle pillado se encontraba con que el cazado había sido él.

El partido pronto se colocó 2 a 0 y el último y definitivo punto no tardó en llegar. Ramón siguió conectando fuerte casi en cada board y Gerard no sabía cómo defenderse de esto. Lo intentó, pero no pudo evitar que el último punto subiese al marcador de Colillas y el partido quedase decidido con una soberana paliza, la mayor de todos los cuartos de final.

Con estos resultados, Ramón Colillas y Rubén Gargallo se garantizaban un puesto en las semifinales, donde se encontrarán con José Manuel Planells y Javier Fernández, respectivamente.

Las semifinales, la lucha por el tercer y cuarto puesto, así como la final, se disputarán la próxima semana y serán emitidas en directo, y con cartas vistas, a través del canal de Twitch de Poker-Red. Permanece atento, porque el desenlace está a punto de llegar en el Poker Pro Masters y eso quiere decir que estamos más cerca de saber quién se hará con el preciado Platinum Pass.

Cargando ...

Next Story

Cargando ...