Si eres nuevo en el poker y estás a punto de jugar en vivo por primera vez, no te estreses. Todo el mundo comente errores técnicos al principio, y seguramente el resto de jugadores lo entenderá y lo dejará pasar.

Pero los errores en poker más habituales son los que tienen impacto solamente sobre uno mismo. Esos son los que nos hacen jugar mal.

Así que ¿qué es lo que no deberías hacer cuando juegues a poker?

Cosas que no deberías hacer en el poker

Perder la paciencia

En las partidas en casa, cuando los jugadores se reducen a 10 ciegas grandes (la “zona peligrosa”), probablemente se darán prisa en meter las fichas, al pensar que su torneo de poker prácticamente ha acabado. Sin embargo, observa los torneos high-roller y con frecuencia verás que la gente ‘limpea’, incluso que las subidas son mínimas, y que se ‘foldea’ en momentos en los que nunca te lo esperarías.

Eso es porque esos jugadores no solo se han estudiado las estrategias de pequeños-stacks al dedillo, sino que también han jugado suficientes torneos de poker como para saber que nunca se acaba hasta que se reparte el river final y le metes las fichas al rival.

La paciencia es vital en el poker, pero es especialmente importante en los torneos multi-mesa (MTTs) con muchos participantes. Cuanto más vaya bajando tu stack, más rápido parecerá que pasan los niveles de ciegas, aun así, nunca debes tirar el torneo. Ten paciencia. Elige tu momento con cabeza.

Si te quedas corto, no entres en pánico

Quedarse con un stack corto no es lo único que nos puede hacer perder la paciencia en las mesas. Cuando llevas una hora ‘card dead’ (no te viene nada bueno) sin hacer nada más que ver cómo se encoje tu stack, resulta muy tentador empezar a jugar manos que no deberías. Y eso suele dar problemas.

Debes tener paciencia hasta con un stack grande. Si hay stacks cortos a tu alrededor, tus rangos de apertura tendrán que ser más ajustados, ya que hay muchas posibilidades de que te metan todas las fichas. Por lo tanto, las manos en las que siempre abrirías cuando los stacks estaban igualados, ahora se convierten en folds.

La paciencia es fundamental en el poker. No la pierdas.

Dejar que te dominen las emociones

No hay muchos juegos capaces de provocar emociones tan viscerales en los jugadores como el poker. Eso es porque hay pocos juegos en los que puedes jugar perfecto y, aun así, perder. Del mismo modo, es de los pocos juegos en los que puedes tener solo un 2% de posibilidades de ganar en el turn, y acabar ganando en el river.

Ganes o pierdas, trata de permanecer igual de sereno

Es innegable que la frustración que sientes cuando alguien consigue un proyecto con 3 outs contra ti, o la satisfacción que sientes cuando fulminas a alguien, se nota. Pero en cuanto dejes que esas emociones te dominen -sobre todo las negativas-, será cuando probablemente empieces a jugar mal.

Intenta por todos los medios permanecer sereno en la mesa de poker, tanto si te va bien como mal. Te ayudará a jugar a tu mejor nivel todo el tiempo y podrás centrarte en tomar las decisiones más adecuadas en lugar de en el resultado de esas decisiones. 

Creer que está hecho

¿Cómo te sientes cuando te reparten una pareja de ases? ¿Contento? ¿Sobrado? ¿Indestructible?

Ok, es normal estar contento. Te han repartido la mejor mano de inicio en Texas Hold’em. Pero sería mejor guardar esos sentimientos hasta que se acabe el bote porque, por desgracia, definitivamente, la pareja de ases no es indestructible.

Por ejemplo, tanto J-10 del mismo palo como pareja de doses ganan a la pareja de ases alrededor de un 20% de las veces cuando se pone el dinero en el pre-flop.

Cuando eso ocurre (que será 1 de cada 5 veces), te puedes quedar como si te hubieran robado. Como si fueras la persona más desgraciada del mundo. Como que esas fichas que está amontonando el otro jugador, realmente deberían ser tuyas.

Perder con la mejor mano es parte del poker

En cambio, la realidad es muy simple: el 80% de las veces, ganarás el bote. El 20%, lo harán los otros. Y esta ha sido una de esas veces.

En poker, creer que tienes que ganar sí o sí es definitivamente algo que tienes que evitar. Al fin y al cabo, es la impredecibilidad lo que tanto nos gusta del poker.

Distraerte

Resulta muy tentador coger el móvil y mirar tus redes sociales o ver una serie en la tableta entre mano y mano, pero si no prestas atención al juego, podrías estar perdiéndote información que te ayudará en los próximos botes.

Mantén la concentración en las mesas

Solo porque no estés en el bote, no significa que no puedas sacar provecho de lo que está ocurriendo. Puede que te des cuenta de algo interesante sobre cómo está jugando alguien y que lo puedas aprovechar luego. O puede que seas capaz de pillar un tell si te das cuenta de que un jugador hace lo mismo todo el rato cuando echa un farol.

No te permitas distracciones, perder la concentración o desconectar mentalmente mientras estés jugando a poker.

¿Se sancionan los errores en el poker?

En los cuatro casos den nuestra lista (perder la paciencia; dejarse llevar por las emociones; creer que está hecho; distraerse), el único afectado de manera negativa eres tú. Por lo tanto, la sanción que recibirás será jugar mal y, seguramente, perder.

Pero hay algunos fallos técnicos (y de conducta) en la mesa que pueden ser sancionados con, por ejemplo, quedar fuera de una ronda o, peor, de la partida. Entre esos errores está:

  • Actuar cuando no te toca de manera continuada
  • Mostrar tus cartas de manera continuada
  • Decir qué mano llevas durante el bote
  • Explicar lo que has foldeado mientras todavía se juega la mano
  • Discutir con un dealer
  • Portarse mal con otros jugadores

Cargando ...

Next Story

Cargando ...