La acción empieza a tomar una nueva dimensión en el Main Event del PokerStars European Poker Tour (EPT) Londres, que ayer alcanzaba su día 3 de competición con solo 80 jugadores en liza. Eso sí, entre los 80 que quedan hay tantos nombres de gran nivel que lo que esperamos ver a partir de hoy será algo más que fuegos artificiales.

La jornada de ayer comenzaba con 275 jugadores, incluyendo los 36 que optaron por entrar directamente en el día 2, ya sea tirando de re-entry o usando su primer disparo en un torneo que registró la segunda mejor participación de la historia en la ciudad de Londres, 749 entradas. Para encontrar una mayor es necesario retornar hasta 2010, cuando 848 jugadores formaron parte de un torneo que terminó en manos de David Vamplew.

Entre los supervivientes tenemos todavía a 4 españoles, que volverán hoy al juego con un premio ya garantizado de 9.750 £, pero que tienen en mente conseguir mucho más, aunque viendo el field no será tarea fácil.

El mejor stack de todos ellos lo tiene Paul Fontán, que no pasó demasiado peligro en un día 2 en el que terminó cerrando su bolsa con 743.000 puntos. Quizá su peor momento lo vivimos en los momentos previos a la burbuja de premios y no porque estuviese demasiado corto, sino porque estuvo a punto de quedarse con un stack muy reducido.

Quedaban apenas 20 eliminaciones para alcanzar el dinero cuando un jugador en posiciones finales abría la acción con un raise estándar y Fontán le ponía all in desde la ciega grande con A♣J♠. El rival no se amilanó y terminó pagando con A♥Q♦. El board debía ayudar a Fontán si no quería sufrir la burbuja de premios y vaya si lo hizo, ya que terminó por completar una escalera runner-runner para el español, que desde aquel momento no hizo más que amasar más y más stack.

Ese fue solo el punto de inflexión, porque lo que vino después fue una gran manejo de la mesa y muy buenos momentos para Fontán, que tiene ante sí una gran oportunidad para dar la campanada, algo más que factible sabiendo que cuenta con el quinto mejor stack de los 80 supervivientes.

Algo parecido le pasó al clasificado online Jordi García, que llegaba al día 2 entre los mejores stacks de los españoles, pero que también tuvo que sufrir una montaña rusa. García se pasó el día pululando entre los 100.000 y los 150.000 puntos, pero no logró moverse de esa horquilla y terminó sufriendo cuando llegó la burbuja, aunque no demasiado.

Una vez se superó esa fase, García, logró encontrar acción con unos reyes y se dobló contra el A10 de un rival tras llegar ambos a un flop 10♦8♦2♣. La top pair de nuestro enemigo no fue suficiente para derribar al KK del español y eso permitió a García coger confianza y terminar la jornada casi como la había comenzado, con 155.0000 puntos. Tendrá que ponerse el mono de trabajo al inicio de la jornada, pero si logra sumar algunos puntos el día 3 puede ser un espectáculo para él.

Tampoco le fue mal a las dos estrellas españolas que dan con vida en este field, el Team Pro Ramón Colillas y Adrián Mateos Díaz. Ramón, que tuvo que gastar una bala en el día 1, consiguió cerrar su bolsa con 368.000 puntos, algo que, sabiendo cómo se las gasta el catalán, nos hacen soñar con un nuevo deep-run. No sufrió demasiado el Team Pro en el día 3 y terminó amasando lo que serán unas 73 ciegas del día 3, muchas para un jugador de su nivel.

Adrián Mateos lo hizo aún mejor que Colillas, ya que logró pasar el corte con 468.000 puntos. Adrián estuvo gran parte de la jornada en la mesa televisada, lo que evitó que pudiésemos seguir su evolución cerca de las mesas, pero sabiendo que el madrileño es garantía de éxito, nadie debería asombrarse si termina llegando a lo más alto aquí en Londres, su casa.

Entre el resto de participantes quedan todavía una gran cantidad de grandes jugadores. El líder al final del día es el ex modelo francés y regular del EPT Julien Sitbon, que runeó como los ángeles para liderar la acción con 1 millón de puntos mondo y lirondo.

Uno de sus mejores momentos llegó cuando fue juez de la burbuja, cuando escalera flopeada con la que terminó destrozando la top pair de un rival justo en el peor momento, cuando solo quedaban 112 jugadores, de los cuales 111 iban a pasar por caja.

Conseguir un stack enorme convirtió el camino de Sitbon en un paseo hasta el final del día, aunque no fue capaz de abrir una brecha demasiado grande respecto a sus perseguidores.

Su principal enemigo, aunque a buen seguro tendrá muchos más, es el brasileño Pedro Garagnani, que fue capaz de abrirse paso entre los supervivientes cerrando su día con 943.000 puntos. Su mejor mano llegó minutos antes de la burbuja de premios, cuando el brasileño eliminó a uno de sus rivales de mesa tras ponerle all in en el river con QQ en un board 7♦4♥2♦7♣2♠. El jugador tuvo que sopesar su decisión, pero el bote era tan grande que terminó por pagar con su AK para descubrir que estaba eliminado y sin una libra que echarse a la boca.

Entre el resto de supervivientes hay jugadores como Ben Heath (914.000), Ole Schemion (635.000), el runner-up del UKIPT Main Event y estrella del poker online Connor Beresford (565.000), Jack Sinclair (418.000), Martin Jacobson (370.000), Benjamin Pollak (208.000), Erik Seidel (180.000) o el rumano Florian-Dimitrie Duta (182.000). 

La acción se reanudará con ciegas 2.000/5.000 y big blind ante de 5.000 y la previsión indica que volveremos a jugar 5 niveles de 90 minutos.

 

Cargando ...

Next Story

Cargando ...