Seguramente muchos reconocerán en seguida al jugador del que vamos a hablar. Otros será la primera vez que lo vean en uno de nuestros seguimientos, pero lo cierto es que el jugador madrileño ya sabe lo que es salir de este Casino Gran Madrid con un premio debajo del brazo.

La primera vez que lo conocimos fue hace un par de años. Se disputaba una de las paradas del Estrellas Series de Madrid y Antonio López consiguió colarse entre los mejores para el día 2 de competición. Allí, tras batallar con Alberto Agustín y Francisco Luis Méndez, con quienes pactó durante el three-handed, consiguió levantar el trofeo de campeón.

antonio_lopez_campeon_estrellas_series_madrid.jpg

Menos de un año después, en marzo de 2015, López buscó un nuevo título, en este caso el del Estrellas Poker Tour (ESPT). Su nombre aparecía en la lista de finalistas del Evento Principal a falta de cinco jugadores para la conclusión del mismo. Con algo menos de 20 ciegas en su haber, el jugador madrileño decidió que era el momento de restarse con A♦10♦ e intentar el double-up.

Álvaro Mencia, otro de los jugadores en liza, decidió pagar con pareja de K♥K♦ mostrándole así, después de que se descubriese el board J♠4♣6♠6♥3♦, el camino de salida a su contrincante. La quinta plaza le reportó a López un premio de 28.900 €, el más importante de su carrera.

Con López hemos querido jugar una ronda, que también hemos tratado en otras ocasiones como órbita. En su misma mesa está sentado Heinz Traut, del que hemos hablado anteriormente, y al que no vemos es a Nicki Vestergaard, que debería estar sentado en esa misma mesa, pero que todo apunta a que ha caído eliminado.

Las tres primeras manos que vemos en acción a López terminan en fold por su parte. Las ciegas están en 250/500 puntos, ante de 50 puntos, y su stack ronda los 35.000 puntos. La cuarta de las manos en la que recibe cartas personales sí decide jugarla. Ocupa la posición de UTG (Under The Gun). Es decir, es el primer jugador en hablar.

López decide abrir a 1.200 puntos, que un rival sentado cuatro puestos a su izquierda decide pagar. Ambos se quedan solos para ver un flop 2♦10♦. Nuestro protagonista insiste con otros 1.800 puntos, que vuelven a ser pagados por su contrincante por el bote.

La Q♦ del turn sirvió para ver repetida la secuencia de apuestas anterior. En esta ocasión el tamaño de la misma fue de 3.800 puntos. Y con eso llegamos a la Q♠ del river, que completaba un posible full-house con una dama o un diez. Esta vez, López se dio “check” para encontrarse el “all-in” de su rival. No hubo “call”.

ESPT7_Madrid-67_Antonio Lopez.jpg

En la siguiente mano, López ocupa la posición de ciega grande y decide defender tras el “open-raise” y “call” de dos jugadores por delante. Las tres primeras comunitarias caen en forma de 10♣6♠J♣ que el agresor inicial aprovecha para colocar 2.400 puntos más en el centro de la mesa. Tan solo López se queda para ver el A♥ del turn.

Nuevamente, López opta por pasar para ceder la iniciativa a su oponente, quien vuelve a la carga con una apuesta de 4.300 puntos. Una vez más, el madrileño aguanta la embestida para descubrir un 9♥ en el river, que lo espolea a realizar una apuesta de 8.600 puntos. Su rival se toma unos instantes antes de pagar.

López voltea con seguridad K♦Q♣ y recoge el bote tras mostrar la mejor mano. Su rival decide no mostrar.

ESPT7_Madrid-74_Antonio Lopez.jpg

En las dos siguientes manos, en las que el de Madrid ocupa la ciega pequeña y el botón, no vemos a López involucrarse, aunque sí que disputa la mano cuando se encuentra sentado en la posición de cutoff -el jugador que habla antes que el botón-. Precisamente es López el que abre las hostilidades y es la ciega quien defiende.

El flop 10♥5♥A♦ se vive con un “check-call” por parte de la ciega. El que fuera ganador del Estrellas Series de Madrid coloca tras el turn J♣ 4.700 puntos en el centro de la mesa y la apuesta es pagada nuevamente, lo que hace que el crupier muestre el 9♠ del river.

Para sorpresa de todos, López separa 17.200 puntos que lanza al centro. Una apuesta gigante que lleva a reflexionar a su oponente, cuyo stack apenas alcanza los 22.000 puntos. Aunque extrañado, termina tirándose y el quinto clasificado del último Evento Principal del ESPT de Madrid recoge los puntos conseguidos.

Cargando ...

Author Image

Next Story

Cargando ...