El Main Event del PokerStars European Poker Tour (EPT), que acostumbra a dejarnos algunos de los mejores momentos del año dentro de las mesas de poker, nos dejó ayer uno de esos momentos duros de digerir. El torneo se quedaba sin españoles, pero además lo hacía de forma cruel.

Habíamos comenzado un día que se presumía corto, ya que solo 25 jugadores de las 749 entradas registradas seguían en competición, con la ilusión de ver que el único español que seguía con vida era el clasificado online Jordi García, que llegó hasta Londres con entradas para el Main Event del UKIPT y del EPT bajo el brazo y con la mochila llena de ilusión. No solo eso, el español había logrado abrirse paso ante un field lleno de estrellas y afrontaba la jornada con el cuarto mejor stack. La sensación era de que nada podía salir mal, pero el poker rara vez se mueve por sensaciones.

García tardó poco en darse cuenta que las cosas no iban a ser fáciles. Poco después de comenzar la jornada, el español se ponía frente a un toro como Erik Seidel y, como era esperar, salía corneado. El americano abría la acción con un raise estándar y García le ponía all in, en aquel momento cubriéndole ampliamente, con su pareja de seises. El problema es que Seidel había iniciado la acción con AA y no iba a perder la oportunidad de meterse de lleno en el torneo. El board trajo 10♠J♦4♥3♣3♥ y ese fue el inicio del fin para García.

Hubo alguna otra oportunidad de ganar puntos que devolviesen a Jordi García a su posición inicial, pero no fue así y a medida que su pila de fichas iba mermando su moral sufría exactamente el mismo efecto.

No fue cómodo el camino en los siguientes minutos y tampoco el desenlace. Con su pila de fichas ya por debajo de los 500.000 puntos, García abría con un raise estándar desde el cut off y Harry Lodge defendía su ciega con J♣8♣. El flop traía 8♥8♠3♣ y aunque los dos jugadores se daban check el lío ya estaba montado.

Para más inri, el turn trajo una J♦. Lodge pasaba de nuevo, pero lo hacía para resubir hasta los 110.000 puntos cuando el español lanzaba una apuesta de 35.000. García pagaba y el river destapaba un 9♥. Lodge no tenía posición y por eso se tomó un tiempo y terminó depositando sobre el tapete una apuesta que era mayor que el stack de Jordi García, 295.000 puntos, concretamente 450.000 puntos.

El español tuvo deseos irrefrenables de mandar sus cartas al mazo, pero no logró encontrar el botón de fold. Su stack todavía representaba unas 13 ciegas y la secuencia era lo suficientemente fuerte como para saber que Lodge no tenía demasiados faroles en ese spot, pero García no fue capaz de foldear esa mano y terminó pagando para conocer la mala noticia: acaba de ser eliminado en la 17.ª posición de un Main Event del European Poker Tour.

Obviamente, lo que vinieron después fueron algunos lamentos por haberse quedado tan cerca, pero lo logrado le dejará mejores sensaciones a medida que pasen los días. No todo el mundo tiene la oportunidad de terminar en la posición 17 de un EPT y tampoco de hacerse con un premio de 29.800 £. Viendo cómo ha jugador durante los últimos días, raro será que Jordi García no vuelva a tener la oportunidad de acercarse a los primeros puestos de un EPT en próximas paradas.

Sin españoles a los que railear y apoyar con emoción, vimos desde la barrera cómo se iban produciendo otros momentos importantes del torneo, como la salida del liderato del checo Roman Hrabec en favor de David Docherty, que terminó la jornada como líder absoluto con 3.560.000, en parte gracias a las dos situaciones de AA vs KK que Docherty tuvo a a favor durante el transcurso del día 4.

Por detrás de Docherty solo Ian Hamilton (2.450.000) y Jack Sinclair (2.223.000) lograron acercarse a él, pero por ahora están lejos de poder adelantarle.

Lo que no hubo hasta el final fueron más eliminaciones. A las sufridas anteriormente por jugadores como Pedro Garagnani, Julien Sitbon, Thomas Hueber, Enzo Vito o la de la última mujer con vida en el torneo, Jessica Pilkington, no se sumó ninguna más tras la salida del español Jordi García. El field se quedó con los 16 jugadores que hoy volverán al juego para intentar colarse entre los 6 que ocuparán un asiento en la mesa final.

Así estarán los stacks en la reanudación:

David Docherty United Kingdom 3560000
Ian Hamilton United Kingdom 2450000
Jack Sinclair United Kingdom 2230000
Roman Hrabec Czech Republic 2125000
Harry Lodge United Kingdom 2045000
Nils Pudel Germany 1985000
Alexandre Vuilleumier Switzerland 1710000
Nicolas Vayssieres France 1085000
Ben Heath United Kingdom 990000
Aleem Kanji United Kingdom 965000
Danut Chisu Romania 945000
Marton Czuczor Hungary 700000
Benjamin Pollak France 665000
Erik Seidel USA 450000
Jamie Flynn Ireland 365000
Sergio Coutinho Portugal 350000

 

 

 

 

Cargando ...

Next Story

Cargando ...