El PokerStars European Poker Tour Main Event más grande de la historia está cada vez más cerca de su desenlace. Solo 16 jugadores de los 2.294 registros contabilizados siguen en pie y volverán hoy a las mesas para tratar de colarse en una mesa final que no conocerá a su campeón hasta la jornada de mañana, día 6.

Por el momento, el que parte con ventaja sobre el resto de contendientes es Michael Pinto, que durante el día 4 logró acumular 11.090.000 de puntos que lo colocan como líder destacado de los 16 supervivientes.

Los jugadores comenzarán el día con 80 minutos por disputarse del nivel 40.000/80.000, pero se espera que se una jornada realmente larga, ya que la media ahora mismo son 54 ciegas.

Así están los stacks antes del inicio:

Michael Pinto Netherlands 11090000
Kayhan Mokri Norway 10620000
Patrik Jaros Czech Republic 10350000
Scott Margereson United Kingdom 7185000
Giuliano Bendinelli Italy 5885000
Fabiano Kovalski Brazil 4540000
Neville Endo Brazil 3825000
Valentin-Marius Cristea Romania 3205000
Paul Fischill Austria 2290000
Bruno Pega Argentina 1995000
Maher Nouira Tunisia 1745000
Jack Salter United Kingdom 1660000
Peterson Machado Brazil 1290000
Jimmy Guerrero France 1160000
Tigran Harutyunyan Armenia 1065000
Lucas Silva Rocha Brazil 1045000

Y estos son los premios que todavía están por repartirse en este torneo. Habrá tensión en el inicio, porque la primera eliminación significará un salto de premios importante, ya que los supervivientes pasarán a cobrar 81.450 € en lugar de los 67.790 € que recibirá el 16.º.

1.º: €1,714,000
2.º: €1,027,470
3.º: €734,470
4.º: €565,280
5.º: €434,850
6.º: €334,480
7.º: €257,330
8.º: €198,000
9.º: €152,310
10-11.º: €117,140
12-13.º: €97,650
14-15.º: €81,450
16.º: €67,790

El plan es que juguemos hasta que queden solo 6 jugadores, aunque será la acción y el ritmo del día los que determinarán cuántos logran llegar a la jornada final.

La acción comenzó rápido y en un visto y no visto teníamos la burbuja de mesa unificada.

El primero en salir fue Tigran Harutyunyan, que se movía all in por 1,2 millones de puntos con A♥10♦ y se encontraba con el call de Jimmy Guerrero con A♦Q♣, cuya mano aguantó en un board de cartas bajas que no favoreció a ninguno.

Solo 20 minutos después, Jack Salter caía en la posición 15 cuando shoveaba sus últimos puntos con Q♣10♣ y Patrik Jaros le pagaba con K♠K♦. No hubo suerte para Salter, que se despedía con el salto de premios que le permitía hacerse con 81.450 €.

Llegaron entonces las eliminaciones de Lucas Silva Rocha (14.º – 81.450 €), que fue tremendamente dolorosa, Peterson Machado (13.º – 97.650 €), Bruno Pega (12.º – 97.650 €) y Maher Nouira (11.º – 117.140 €), que dejaban el torneo en burbuja de mesa unificada, quizá una de las fases más tensas de todo el torneo.

Ahí algunos stacks comenzaron a sufrir, pero el que más lo hizo fue el del jugador rumano Valentín Cristea, un tipo que este año se ha clasificado para todas las paradas del European Poker Tour disputadas hasta la fecha a través de los satélites de PokerStars.

Cristea perdió un bote enorme que le hubiese acercado a los primeros puestos provisionales con AK contra AQ. Con un stack ya muy corto, el rumano se movía all in con K♣7♠ ante el open-raise de Patrik Jaros en UTG y este le pagaba con A♣6♣.

El board traía un rey al flop, pero también un as en el turn que eliminaba del torneo a Cristea en décima posición.

Los jugadores se unen ahora en una solo mesa y tienen garantizado un premio de 150.310 €.

Lo que ha ocurrido desde que el torneo se quedase con solo 9 jugadores no tiene precedentes. La mesa de 9 jugadores se ha mantenido durante horas y eso ha significado que el torneo, que estaba programado se parase con solo 6 supervivientes, se prolongase de forma insana. De hecho, entre la salida de Valentin Cristea (10.º) y la eliminación de Paul Fischill (9.º) pasaron ¡casi 5 horas!

Fischill cayó en las redes de Patrik Jaros cuando hacía three-bet con AK y quedaba totalmente comprometido con el bote antes de que Jaros lanzase una four-bet con KK. El board no trajo as que salvase Fischill y el torneo quedaba con solo 8 jugadores.

No hubo que esperar tanto para conocer el rostro del que iba a ser el 8.º clasificado, Scott Margereson. Todo comenzó con el raise de Mokri con Q♥J♦ y el call de Margereson desde la ciega grande con 10♠8♣.

El flop trajo 6♥J♥9♣ y Margereson decidía moverse all in con su proyecto de escalera. Mokri le pagaba al tiro y el board dictaba sentencia mostrando 3♥8♠.

Eso no deja en burbuja de mesa final, o lo que es lo mismo, a las puertas de que termine el día.

Jimmy Guerrero estuvo a punto de caer eliminado en varias ocasiones, pero nadie logró finiquitar su stack y el francés mantuvo su cabeza, unas veces por suerte y otras por destreza, a salvo en diferentes ocasiones.

El que no logró hacer esos malabarismos fue Michael Pinto, líder al inicio del día, pero poco protagonista a lo largo del día. Pinto fue viendo decrecer su ventaja hasta que, llegado el momento, optó por colarle un farol al jugador menos indicado.

Todo comenzaba con el raise de Patrik Jaros, el call de Fabian Kovalski. Pinto se apuntaba en la ciega grande y el board mostraba K♠6♥3♠. Todos se daban check y el turn traía un K♦. Pinto apostaba 350.000 y se quedaba solo con Kovalski, que hacía call.

El river era un 8♦ y Pinto se movía all in por 2,4 millones de puntos. Kovalski se ponía a pensar y terminaba pagando con A♣Q♣.

De esta forma, el torneo se quedaba con solo 6 jugadores y se detenía para volver a la acción mañana domingo a las 12:30.

Cargando ...

Next Story

Cargando ...