El PokerStars European Poker Tour Main Event llega a su día final con solo 6 jugadores supervivientes del que ha sido el field más grande de la historia de un European Poker Tour.

Estos premios buscan dueño:

Posición Jugador País Premio
1 1.714.000 €
2 1.027.470 €
3 Neville Costa 734.470 €
4 Fabiano Kovalski 565.280 €
5 Patrik Jaros 434.850 €
6 Kayhan Mokri  334.480 €

El jugador mejor colocado para hacerse con el primer premio es Patrik Jaros con 14.975.000 puntos, seguido por Kayhan Mokri con 14.575.000 puntos.

El brasileño Fabiano Kovalski (12.295.000), Guiliano Bendinelli (10.700.000), Neville Mateus (10.550.000) y Jimmy Guerrero (5.100.000), tendrán que aplicarse un poco más si quieren hacerse con la primera plaza y ese premio de más de 1,7 millones de puntos.

La acción ha comenzado ya y podrá seguirse en directo a través de nuestro canal de Twitch.

La primera eliminación del día ha tardado más de tres horas en llegar. Tras las idas y venidas de Bendinelli, que estuvieron a punto de costarle el puesto al jugador italiano, Kayhan Mokri se ha convertido en el primer eliminado de esta día final del Main Event del EPT.

Mokri, que estaba en la ciega grande, se movía all in por 3.650.000 tras el open raise de Neville Costa en la ciega pequeña a 900.000. Costa le pagaba al tiro y las cartas se daban la vuelta.

Mokri: A♥J♣
Costa: K♥K♦

No hacía falta un milagro, simplemente el típico as que aparece en el flop cuando tienes reyes, pero lo que apareció esta vez en el board fue 8♦6♥5♠9♥9♦, lo que terminaba con Mokri camino del rail y con el los supporters de Bendinelli, que son muchos, celebrando el salto de premios del italiano.

El siguiente en salir fue Patrik Jaros, que partía entre los favoritos y terminó cayendo en la redes de Guerrero. El francés abría en el cutoff con 9♥9♣ y no dudaba en pagar la three-bet all in que Jaros la hacía desde el botón con 6♠6♣.

El board vino cargado de broadways y Jaros se quedaba sin opciones de ser campeón de este EPT.

La fiesta que se estaba viviendo en el rail con el ascenso de Guerrero al liderato, se detuvo durante los minutos que duró un apagón provocado por la tormenta que en ese momento se estaba viviendo en las calles de Barcelona.

Tras reanudarse el juego, fue el brasileño Fabiano Kovalski el que encontró el camino, pero no precisamente el de la gloria.

En una mano en la que Jimmy Guerrero abría en el botón a 1,3 millones, Kovalski decidía hacer three-bet desde la ciega pequeña, pero se encontraba con la four-bet de Bendinelli en la ciega grande. Jimmy Guerrero se tiraba, pero el brasileño pagaba poniendo en riesgo su torneo.

Fabiano Kovalski: 8♦8♣
Giuliano Bendinelli: 10♦10♣

Una vez más, no hubo sorpresa y un board 9♥7♦7♣4♦5♠ ponía en su sitio a Kovalski, que no era otro que la cuarta posición. Eso sí, con un premio superior al medio millón de euros.

Surgieron ahí los primeros acercamientos para cerrar un pacto que evitase los saltos de premios finales, que suelen ser los más grandes, pero la negociaciones no llegaron a buen puerto y los jugadores volvieron a la acción. Curiosamente, hubo un nuevo intento de negociación, pero en este caso fue Costa el que instó a sus rivales a seguir jugando, y todos sabemos lo que sucede en estos casos.

Poco después, Bendinelli abría a 1,2 millones en el botón y Neville Costa se movía all in por algo menos de 6 millones de puntos. Bendinelli no dudaba y hacía call.

Costa: 9♠9♥
Bendinelli: Q♥J♣

El flop fue bueno para los nueves, A♣K♥3♦, pero en el turn se descubrió una Q♠ que dejó a Costa casi sin opciones, algo que confirmó el 7♦ del river.

Lo que vino después fue un parón, más largo de lo esperado, para que los jugadores volviesen a mirar números, pero esta vez sí llegó a buen puerto. Tras discutir durante varios minutos, el pacto quedó sellado garantizando 1.422.480 € a Bendinelli y 1.250.337 € a Jimmy Guerrero.

Los jugadores seguirían peleando por 68.653 € más para el campeón, a lo que habría que añadir el trofeo, algo que ambos quería a cualquier precio.

Lejos de jugar sueltos y con alegría por haberse garantizado el mayor premio de su carrera, la parte final se convirtió en una fase tediosa en la que el miedo a caer eliminado y quedarse sin la pica se apoderó de ambos jugadores. Hubo múltiples situaciones en las que todo podía haber quedado resuelto, pero tuvo que llegar un cooler casi épico para que todo llegase a su fin.

Todo comenzaba con el raise de Giuliano Bendinelli a 3 millones y el call de Guerrero en la ciega grande. El flop trajo J♥9♣8♠ y Guerrero jugaba al check call ante la apuesta de 2,5 millones del italiano.

El turn traía una J♣ y la acción se repetía. Guerrero pasaba, pero lo hacía para pagar cuando Bendinelli apostaba 5,5 millones.

El river fue un 8♦ y el desenlace estaba servido. Guerrero optó entonces por tomar la iniciativa apostando 3,8 millones, pero se encontró con el all in de Bendinelli. Guerrero pagaba por sus últimos 16 millones.

El italiano mostraba 8♥8♣ para poker de ochos y Guerrero J♠7♠ para full house de jotas y ochos.

El rail del italiano, que había estado animando durante toda la mesa final y que le llevó en volandas hasta la victoria, estalló entonces de forma atronadora.

Bendinelli se convertía así en el ganador del mayor Main Event de la historia del European Poker Tour y escribía su nombre para siempre en la historia de este circuito.

 

Cargando ...

Next Story

Cargando ...