Dicen que las casualidades no existen, pero a veces lo parece. Es pasado fin de semana, el zamorano Adrián Viñuela se convertía en el nuevo y flamante campeón de la etapa del Campeonato de España de Poker por PokerStars disputada en las instalaciones de Casino Gran Madrid, que ha vuelto a acoger la disputa de un circuito a nivel nacional para apuntarse un nuevo éxito de crítica y público.

La historia de Adrián es de esas que gusta escuchar y que cuesta creer. Todavía aterrizando en el poker, Viñuela se armó de valor para crear un vídeo que le permitiese participar en la promoción Chase Your Dream, creada por PokerStars para dar la oportunidad a una pequeño grupo de inexpertos de jugar con grandes figuras del poker, entre los que había jugadores del Team Pro de PokerStars, pero también de otras disciplinas.

Viñuela, que perdió aquel heads-up por lo que se suponía era un premio de 10.000€, terminó ganando, junto a los que participaron con él en aquella promoción, un Platinum Pass valorado en 30.000$ con el que podrá participar en la próxima edición del torneo que encumbró al mismo Ramón Colillas.

Lejos de conformarse con aquello, Viñuela comenzó a prepararse para la ocasión, mejorando considerablemente su nivel en las mesas y fijando su objetivo de convertirse en jugador de poker. Esa preparación comenzó a dar sus frutos en el poker online y, como suele ser habitual, no ha tardado en trasladarse al poker en vivo.

El zamorano ya se clasificó a través de un satélite para la parada de CEP por PokerStars en San Sebastián y aunque aquella parada no se le dio como esperaba, de aquellos polvos vienen estos lodos.

Ya con la etapa de Madrid 2022 en el horizonte, Viñuela no tuvo remilgos para participar en uno de los clasificatorios gratuitos que estaban en el calendario de satélites del CEP para esta etapa en la capital de España. Tuvo que hacer un rebuy, pero terminó haciéndose con una entrada de 500€ por el módico precio de 1€.

Con esos antecedentes, el de Zamora llegó a la primera parada de CEP por PokerStars en 2022, un festival que ha terminado siendo todo un éxito de crítica y público tanto por participación como por el ambiente que durante toda la semana se vivió en las instalaciones de Casino Gran Madrid, que volvió a demostrar estar a la altura para acoger eventos de este tipo.

El objetivo de Adrián era el Main Event y a por él se lanzó entrando el juego en la jornada del viernes. El torneo terminó reuniendo un total de 611 entradas, lo que además ha supuesto un récord histórico de participación del Campeonato de España de Poker en un casino que ha estado en el calendario del CEP en 14 de sus 15 ediciones.

De todos los que decidieron pasarse por el CEP, solo 16 fueron capaces de hacerse un hueco en la jornada del domingo, en la que, como siempre, se iba a decidir el nuevo campeón. En la alineación había nombres destacados como los de Iñaki Aguirre, líder de la general; Manuel Bardón, nombre conocido y reconocido del poker nacional hace años; Iñaki Solé, habitual triunfador del poker en vivo en nuestro país; Isabel Zapatería y Javier de Zárate, históricos del Campeonato de España; Liutauras Armanavicius, jugador del Team CEP; o Marcos Gallardo y Jokin Mujika, atizadores profesionales que animaron sus mesas en todo momento.

La empresa no era fácil, pero Viñuela hizo de ese último día de juego su cortijo. No empezó la última jornada con el mejor stack, pero en el transcurso hacia la mesa final logró hacerlo crecer lo suficiente como para atacar el liderato en el momento justo, precisamente cuando sus rivales comenzaban a flaquear.

Por el camino fueron quedando rivales, algunos de ellos los suficientemente peligrosos como para sentir alivio. El primero en salir de la mesa final fue Javier de Zárate, pero pronto le siguieron Marcos Gallardo, la Last Woman Standing Isabel Zapatería, el local Manuel Bardón y el vasco Jokin Mujika.

Con solo cuatro jugadores en liza y con tiempo por delante para intentar encontrar un ganador, los supervivientes decidieron parar el juego para estudiar la posibilidad de alcanzar un pacto. La organización presentó los números por ICM (Independent Chip Model) y, sorprendentemente, esas cifras fueron del agrado de todos los jugadores. Por aquel entonces Adrián ya era el líder y esa ligera ventaja le sirvió para llevarse todos los honores.

Así quedó el reparto de los últimos premios:

Adrián Viñuela 33.235 € + Trofeo + Entrada Poker Pro Masters
Iñaki Aguirre “Txikuri” 29.060 €
Iñaki Solé 27.215 €
Liutauras Amanavicius 24.690 €

Adrián se convertía en campeón de esta parada, se llevaba el mejor premio y recibía también un asiento en el Poker Pro Masters, el torneo online y en vivo que enfrenta a algunos de los mejores jugadores de poker de nuestro país. Eso va a ser un nuevo reto, probablemente más complicado por el nivel de los rivales, pero viendo los antecedentes, ¿hay algo que se le pueda resistir a Adrián Viñuela?

Cargando ...

Next Story

Cargando ...