Organizando la partida de poker definitiva

MAIN IMAGE 450-thumb-450x300-308378.jpg

Jugar al poker online desde la privacidad de tu casa es algo que a todos los jugadores de poker les encanta. Es una manera estupenda de aprender, teniendo en cuenta el número de manos que jugarás en comparación con el poker en vivo, es tremendamente divertido, e incluso podrías terminar ganando dinero, sobre todo si eres buen jugador.

Dicho esto, no hay cosa más divertida que una partida casera con tus amigos.

Buena conversación (especialmente después de cada mano), comida espectacular, algo de beber y la posibilidad de ganar un poco de dinero a tus colegas es algo insuperable. Sin embargo, antes de organizar la partida casera definitiva hay algunas cosas que deberías hacer. Por suerte, el Blog de PokerStars está para guiarte en tu camino...
 
Consigue la organización correcta
  
A saber sobre el Hold'em
 
En el poker, todo comienza con las cartas.

No todas las barajas se fabrican igual, y aunque las cartas de papel que venden en cualquier tienda pueden ser una opción barata, no suele ser la mejor. Estas cartas se doblan y estropean de forma bastante fácil, y el juego podría terminar tan rápido como comenzó.

No tienes que echar el resto y jugar con las cartas COPAG con las que se juegan los eventos en vivo de PokerStars; de hecho, casi cualquier marca de cartas plásticas puede valer, pero que sean de plástico es una obligación para organizar una exitosa partida casera.

POKERSTARS CARDS 450-thumb-450x300-308372.jpg

Si puedes, consigue dos barajas de diferentes colores. De esa manera siempre tendrás una baraja preparada, lo que acelerará el juego considerablemente. Las cartas plásticas deben durar mucho, aunque juegues toda la noche o todo el fin de semana.
 
Las fichas
 
Cuando piensas en fichas de poker, las tiendas de todo a un euro o similares podrían parecer la mejor opción. La fichas azules y rojas que venden pueden funcionar. Sin embargo, estas fichas no funcionan tan bien cuando estás imitando la pose de Phil Ivey, deseando que tus colegas rindan la mejor mano ante tu farol épico.

Los casinos usan fichas de arcilla o cerámica. Invertir en un buen fichero puede marcar la diferencia y son muy fáciles de encontrar con un simple click en tu buscador favorito.

Hay infinidad de buenos ficheros disponibles. Puedes conseguir unas fichas con tu propia imagen o logotipo y, si eres jugador de PokerStars, podrías usar tus StarsCoins para comprar fichas de cerámica en la tienda VIP.

POKERSTARS CHIPS 450-thumb-450x300-308374.jpg

Contar con unas fichas de calidad no relajará la acción, pero le dará a tu partida casera una apariencia profesional que dejará a tus colegas asintiendo con la cabeza mientras recuerdan lo grande que fue su noche de póker.
 
Poner las cartas sobre la mesa
 
Si no tienes un lugar enorme con tu propia caverna, una mesa de poker de encargo con huecos de cobre para las bebidas puede no ser una opción muy viable. No te preocupes, en el mercado hay docenas de mesas portátiles muy cómodas y tableros que puedes usar para transformar la mesa de tu salón en la mesa final de un PokerStars Festival.

Si una mesa extra ocupa demasiado espacio, puedes pedir solo el tapete y ajustarlo a la de tu comedor, lo que puede servir como truco. Jugar sobre un fieltro es la única manera de que todas las fichas, cartas, y acciones que se desarrollan durante el juego estén siempre sobre la mesa.
 
Normas de participación
  
Ser la banca
 
Para evitar confusiones una persona debe actuar como banca, recogiendo todos los buy-ins de la mesa de cash o del torneo.

Repasa las matemáticas, distribuye fichas de torneo o fichas de valor a cambio de dinero en efectivo y asegúrate de que esa persona es la única que tiene acceso al "banco".

Nadie está acusando a nadie de intentar llevárselo, pero hacer a una persona responsable de la banca es la mejor manera de evitar cualquier confusión.
 
El cash es el rey
 
Las mesas de dinero real suelen ser la mejor opción. Jugar cash te permite establecer niveles y buy-ins asequibles, pero también ofrece a los jugadores la posibilidad de entrar o salir del juego como mejor les convenga.

La opción de recargar tu stack también significa que nadie tendrá que quedarse fuera mientras ve a los otros jugar.

Cuando juegas no-limit hold'em, u otros juegos, la clave es establecer niveles y entradas con las que los jugadores se sientan cómodos. Diferentes stakes atraen también a diferentes jugadores, pero nadie se siente cómodo perdiendo el equivalente a una cuota de la hipoteca. Las ciegas y los buy-ins deben ajustarse en consecuencia.

A no ser que tu partida casera este llena de multimillonarios, establece unas ciegas de 0.50 €/1 €. Permite a los jugadores comprar fichas por un valor entre 50 y 200 ciegas y recargar cuando se haya perdido todo o se esté cerca de perderlo. Con este nivel, incluso alguien maldecido con la peor de las suertes no terminará perdiendo más de lo que pueda permitirse.

Si tus amigos son más pudientes, puedes subir las ciegas a 1 €/2 € o a cualquier otro nivel que sea asequible para ellos, pero establecer una entrada máxima de entre 100/200 ciegas ayudará a que las cosas sigan discurriendo de forma amistosa. A menos que alguien consiga un one-outer, por supuesto...
 
La gloria del torneo de poker
 
Los torneos son la mejor oportunidad para alcanzar la gloria y para ganarse el derecho a poder jactarte de tus amigos. Además, dan a los jugadores la oportunidad de jugar niveles altos por un buy-in mucho más moderado.

El único problema es que los jugadores que caigan eliminados rápido tendrán que esperar a que se proclame un campeón antes de poder volver al juego. Para evitar largas esperas lo mejor es establecer una estructura turbo. La velocidad del juego te garantizará la posibilidad de montar varios torneos en el transcurso de una noche sin que nadie se vea forzado a esperar demasiado tiempo.

Establece una entrada asequible con la idea de que todos los jugadores puedan jugar cuatro o cinco torneos antes de que termine la noche.

Puesto que probablemente seréis entre seis y 10 jugadores, piensa en cada torneo como si fuese uno de los Sit&Go Turbo que sueles jugar en PokerStars.

Esto supone dar a los jugadores un stack inicial de unos 1.500 puntos. Por norma general las ciegas comienzan en 10/20, pero para hacer las cosas más fáciles puede saltarte los primeros niveles y comenzar en 25/50.

No se jugarán tantas manos como lo harías si jugases online, así que en lugar de establecer niveles de cinco minutos podrías hacerlos de 10. Organiza una estructura de ciegas similares a las que puedes encontrar en PokerStars y estos torneos no durarán más de 10 o 15 niveles. Si la cosa va lenta acelera los saltos de ciegas. Solo debes asegurarte de que todo el mundo lo sepa y de que lo aceptan con antelación.
 
Poker es Poker
 
Es el Cadillac del poker, pero el no-limit Texas hold'em no es el único juego de poker del planeta.

La mayor parte de la gente sabe ya cómo jugar hold'em y si no saben es fácil de aprender, así que esta será la mejor opción para una partida casera.

Sin embargo, hay docenas de variantes de poker que pueden jugarse para, simplemente, complementar las cosas. Organizar una partida de "Dealer's Choice" puede ser divertido. Simplemente añade a la mesa un segundo botón que se irá moviendo después de cada órbita. El jugador que lo tiene es el que elige el juego y puede dar también algunos consejos sobre cómo jugarlo si alguien no lo conoce. Si aún así hay jugadores que tienen problemas, visita las webs online de PokerStars sobre cómo jugar, donde encontrarás las normas de múltiples variantes de poker explicadas a la perfección.
 
El secreto está en los detalles
 
Tienes el equipo perfecto y el juego adecuado. Has invitado a los más "pescados" de tus amigos y ya estás listo para jugar. Ahora tienes que asegurarte de que los participantes comen y beben.

Tener buena comida y bebida puede convertir tu partida casera en una noche realmente agradable, algo que, además de ganar el dinero y el respeto de tus amigos, es el principal objetivo de todo esto.
 
Agradecimientos para ti
 
Una buena selección de cerveza artesanal puede ser un buen comienzo, pero el poker y el whisky han ido de la mano desde tiempos inmemoriales. Una botella o dos dará un toque a vieja escuela que hará todo un poco más auténtico. Por otro lado, se necesita un montón de agua y la posibilidad de tomar un café podría ayudar a convertir una noche corta en una auténtica maratón.

Whiskey_homegame-thumb-450x300-308376.jpg
 
Todo gira en torno a la pizza
 
Cuando se trata de comida, la pizza siempre ha sido la reina de las partidas caseras. Sin embargo, hay un pequeño inconveniente. Junto con las clásicas patatas o bocadillos, si añadimos esto a nuestra partida, tanto las cartas como las fichas, además del resto de utensilios, terminarán llenos de grasa.

Un filete o langosta probablemente estén fuera de tu presupuesto, y no son tan fáciles de comer en una mesa de poker, pero hay un montón de opciones de comida que no se come con las manos que te ayudarán a mantener todo reluciente.

Una selección de pastas y ensaladas servidas con los cubiertos adecuados puede servir como truco.

Obviamente, si te quedas sin comida puedes sucumbir ante la abrumadora demanda que tiene la pizza, pero recuerda tener un montón de servilletas a mano.
 
Buena gente, buena diversión, buen juego
 
Cuando tienes el equipo adecuado, comida y bebida, una partida casera puede convertirse en una gran noche, tanto dentro como fuera.

Invita a hombres y mujeres que tengan grandes historias que contar, que adoren las bromas y que vean en el juego una oportunidad para relacionarse con otra gente, y no a aquellos que buscan la oportunidad de ganar dinero.

Ganes o pierdas, serás un héroe de los torneos caseros, lo que hará que todos tus visitantes no se vayan sin preguntar cuándo los recibirás de nuevo.

Archivo