Poker Pro Masters: Superada la primera fase

El pescado todavía no está vendido, pero el género está cada vez más cerca del puerto. El Poker Pro Masters vivio el pasado lunes el final de su primera fase, lo que supone que ya tenemos a 16 jugadores eliminados de la competición. Entre ellos nombres importantes, algo normal en una competición de este tipo, aunque es imposible evitar que salte la sorpresa.

Con algunos jugadores como el Team Pro de PokerStars Ramón Colillas esperando rivales, la última jornada de grupos quedó vista para sentencia con un buen número de enfrentamientos para quitar el hipo. Lo primero que se jugó fue el encuentro aplazado que estaba pendiente, lo que evitó cualquier especulación en relación con los partidos restantes.

En ese encuentro, correspondiente al grupo G, Mario Conde y Javier Sola lucharon a cara de perro, en parte porque el resultado de ese partido iba a marcar considerablemente lo que pudiese ocurrir en este grupo. De ganar el gallego eso le metería de lleno en la pelea, pero si perdía se quedaba con una mano delante y una detrás dejando el camino libre a Sola.

Mario Conde fue capaz de vencer en el primer heads-up, pero tuvo que aguantar que Sola le remontase poniendo un 2 a 1 en el marcador. Sin opciones, su premio en este torneo pasaría por enfrentarse a Raúl Mestre en la última jornada. Poco más. Sin embargo, Mario terminó siendo mucho más determinante de lo que nadie hubiese imaginado.

La úlitma jornada de este grupo enfrentaba a Jon Gurrutxaga contra Javier Sola y al propio Mario Conde con el ya mencionado Raúl Mestre. Sola logró vencer a Gurrutxaga de forma contundente y rápida así que todas las opciones del vasco pasaban por una victoria aplastante y de Mario Conde, lo cual, a priori, parecía complicado. Pero como en esto del Poker Pro Masters ya hemos dicho que nada es lo que parece, el gallego vapuleó al fundador de EducaPoker con un 3 a 0.

Con este resultado, Javier Sola y Jon Gurrutxaga conseguían la clasificación en el grupo G y pasarán a formar parte del bombo del próximo sorteo.

Acto seguido comenzaron los encuentros del grupo D, en el que Rubén Gargallo llegaba a la última jornada con la tranquilidad de saberse clasificado. El único rival que tenía en su mano conseguir la segunda plaza era Álex Hernández, que precisamente debía jugar contra Gargallo en el útimo partido. Si vencía, Pablo Rojas y Bruno Dionisio se quedaría fue de la pelea. Y eso fue justo lo que ocurrió.

Álex Hernández se respuso del shock que supuso perder el primer heads-up y protagonizó una nueva remontada para conseguir su plaza en el bombo de la próxima ronda. Él y Gargallo, que fue primero de grupo, pasaron el corte en detrimento de los otros integrantes del grupo.

Muy diferente era el panorama del grupo E, en el que todos los jugadores llegaban al úlitmo partido empatados a puntos y con opciones de colarse en los dos primeros puestos. Por lo tanto, los que lograsen ganar sus heads-ups tendrían un asiento garantizado en la siguiente fase.

Con esa tensión, Ignacio Molina logró derrotar a Francesc Dávila y José Ángel Latorre hizo lo propio con Nacho Pérez. A Molina le costó sudor y lágrimas cerrar su partido con un resultado de 2 a 1, mientras que Latorre tuvo un camino mucho más tranquilo y cerró su primera fase con un rotundo 3 a 0. Eso les permite hacerse con una plaza entre los 16 mejores.

La jornada se cerró con la disputa de los partidos del grupo H, que desde el inicio de la competición había sido conocido como el "grupo de la muerte", en el que dos nombres como Juan Pardo y Vicent Boscá afrontaban dos partidos con opciones mínimas de clasificación.

Pardo debía enfrentarse a Juanki Vecino, que solo tenía que ganar un heads-up para certificar su clasificación. No solo hizo eso, sino que venció ese encuentro por 2 a 1 y mató dos pájaros de un tiro, completó su clasificación y dejó en la estacada a uno de los claros favoritos al título.

En el otro partido, Boscá necesitaba ganar 3 a 0 para tener alguna opción de clasificarse, pero lo que se llevó fue otra contundente derrota que lo eliminaba definitivamente de la ecuación.

El final de los partidos de la primera fase nos permite conocer el nombre de los 16 jugadores que van a seguir en la pelea por ser ganador de esta edición del Poker Pro Masters y por llevarse el preciado Platinum Pass, lo que le dará acceso a participar en el PokerStars Player No Limit Holdem Championship que se disputará en Barcelona el próximo año. Como primeros de grupos pasan Ramón Colillas, Sergi Reixach, Pablo Fernández, Rubén Gargallo, José Ángel Latorre, Gerard Carbó, Javier Sola y Juanki Vecino. Como segundos lo hacen Javier Rodríguez, Elías Gutiérrez, Adrián Almagro, Alex Hernández, Ignacio Molina, René Lázaro, Jon Gurrutxaga y David Laka.

El sorteo se realizará el miércoles 7 de octubre y emparejará a los supervivientes en eliminatorias que derivarán en la esperada gran final del Poker Pro Masters.

Thumbnail image for Thumbnail image for Poker-Red_POST_PPM_Poker_Pro_Master_PokerStars_V6_ENE2020 (2).jpg

Archivo