Altibajos

Nacho Barbero nos cuenta cómo han sido sus últimas semanas en las mesas y también fuera de ellas. Parece que su "mal run" traspasó las mesas de poker y lo acompañó en su viaje hacia el EPT San Remo.

Artículo original de Nacho Barbero

El poker non-stop ha regresado a mi rutina durante las últimas semanas con un montón de viajes. He tenido un gran mes, tanto en vivo como online, y he cobrado una buena cantidad. Pero hubo algunas situaciones frustrantes, los habituales altibajos del poker.

El mes pasado comenzó en Chile la nueva temporada del Latin American Poker Tour. Jugué el Evento Principal y perdí un montón de balas -cinco, de hecho-. No pude pasar al día 2, lo cual fue un fastidio considerando que había cobrado en todas y cada una de las paradas del LAPT el año pasado. Fue un récord -cobré las seis veces-. Pero en Viña del Mar (Chile) fue un 0-5 en lo que a mis balas en el Evento Principal se refiere.

Tras eso jugué el evento de 1.000$ re-entry y fue como la seda, entrando en el día 2 con un montón de fichas. Estuvimos la mayor parte del tiempo cuatro jugadores en la mesa y yo era el chipleader, pero después caí en la cuarta posición por unos 16.000$, que estuvo mucho mejor que el Evento Principal, pero aún así seguía siendo decepcionante.

A partir de ahí jugué mucho online y tuve algunos resultados buenos, incluyendo un paquete para el EPT Monaco. Las cosas estaban yendo bien otra vez, modo poker, así que decidí ir a Florida para un gran torneo en el Seminole Hard Rock. Coincidía en el calendario con el EPT San Remo pero me decidí por hacer un viaje rápido porque parecía que sería un gran evento.

nacho_barbero_sanremo.jpg

Aquí también gasté tres balas -una cada día- y perdí todas. Al menos hice día 2 con la última, pero entonces hice un hero call desacertado y perdí.

En realidad fue una mano interesante. Tenía como 42.000 puntos al empezar el día y las ciegas estaban en 600/1.200. Un jugador abrió desde UTG a 2.400, otros dos jugadores pagaron, incluido el botón. Yo tenía Q♥T♥ y estaba en la ciega grande, así que pagué. El flop fue [t][7][2] rainbow (con un corazón). Pasé, el agresor inicial también paso y el jugador que había pagado entre medias apostó 5.000. Todos terminamos pagando. Yo miraba al agresor inicial, quien parecía tener as-rey.

El turn fue el [K], que era una mala carta para mí, especialmente si el agresor inicial tenía as-rey. Así que volví a pasar y él también lo hizo. El siguiente jugador apostó 10.000 muy rápido, y por alguna razón sabía que no tenía nada. Acabé siendo el único jugador en pagar y el river fue la peor carta, la [J]. Volví a pasar y el jugador anunció all-in.

Empecé a reflexionar. Pensé que podría tener algo del tipo [9][8] o del estilo, pero no encajaba, y por cómo habían sido las otras manos estaba convencido de que tenía el auténtico ni carta. El bote era grande y tenía unos 20.000 por detrás. Terminé pagando después de un buen rato. Tenía as-dama para escalera.

Estaba muy enfadado y seguía pensando que podría haberme tirado. Tenía muchas esperanzas puestos en Florida. Fui de compras por Miami para tratar de rebajar el enfado y me compré unos trapitos, un nuevo ordenador y un nuevo iPod. Después puse rumbo a San Remo, pero el viaje terminó por traerme más mal run.

Cuando cogí el avión estaba lleno. Terminé en un asiento en el medio e intenté cambiarlo, pero no fue posible. Una vez que estábamos en el aire me dí cuenta de que mi pantalla para ver películas no funcionaba, así que después de quejarme por ello durante un rato, ellos encontraron otro asiento para mí. La pantalla tampoco funcionada, así que me moví a otro. Esta vez con un asiento libre a mi lado, lo que parecía una mina de oro entre tanta multitud. ¡Pero la pantalla tampoco funcionaba!

Finalmente llegue a otro asiento donde la pantalla sí funcionaba. Pero estaba hacinado cerca de un caballero enorme que no olía demasiado bien. Y justo detrás de mí había otro tipo enorme que roncaba muy fuerte. ¡Sonaba como un elefante!

Seguía teniendo aquél hero call en mi cabeza, lo que hizo las cosas todavía peor. Pero al menos tenía películas para ver, así que me puse a ver Dallas Buyers Club y Los Juegos del Hambre e intenté olvidarme de los ruidos del elefante que tenía detrás.

nacho_barbero_blog.jpg

Aterricé en Londres y me reuní con algunos amigos, incluido Marc-Andre Ladoucer del Team Online, y tratamos de volar a Niza. Estábamos a punto de aterrizar, pero había mucha niebla así que volvimos a ascender. Lo intentamos de nuevo, pero una vez más tuvimos que volver a levantar el vuelo y nos quedamos en el aire. ¡Hablando de altibajos!

Terminamos de pasar las tres horas de vuelo y nos tuvimos que ir a Marsella. Después de una larga espera allí al final llegamos a San Remo.

Una vez allí jugué el Evento Principal, en donde conseguí clasificarme para el día 2 antes de bustear (mis jotas se cruzaron con reyes). Después jugué el evento de 2.000€ y perdí en la primera mano. El mismo día jugué el Pot-Limit Omaha turbo de 500€ y estaba chipleader a falta de 10 jugadores, pero terminé sexto.

En general, una mezcla de buenos resultados con algunos torneos duros. Ahora es momento de centrarse en las SCOOP. Perdí la oportunidad la pasada noche, pero mantengo la esperanza de poder conseguir un titulo. Al fin y al cabo, estoy acostumbrado a los altibajos del poker.

Archivo