Poker y entrenamiento mental: la sinergia para el éxito

El Team Pro italiano, Luca Pagano, ha comenzado a trabajar con un entrenador personal diferentes aspectos tácticos del poker. Las evoluciones no se han hecho esperar y en el siguiente texto explica la importancia de ser fuerte mentalmente para poder alcanzar buenos resultados.

Artículo original por Luca Pagano.

El éxito en el poker llega a través de diversos factores. Uno de ellos -en mi opinión, el más importante- se refiere a los aspectos psicológicos: la capacidad para leer a los rivales, la imagen en la mesa y la mentalidad. Todos son igual de importantes ya que son difíciles de aplicar cuando la acción en la mesa se vuelve demasiado tensa; la fatiga prevalece y la concentración disminuye.

Soy jugador online de Texas Hold'em y decidí entrenarme con un coach mental. No en las técnicas propias del juego, si no en lo que se pude definir como "aspectos tácticos". Conseguí mejorar sustancialmente mis resultados, analizando mi forma de jugar y controlando mi enfoque personal del juego.

En particular, yo era capaz de hacer frente mejor a algunas etapas críticas de torneos (o sit&go's) como la fase pre-burbuja. La clave estaba en superar los obstáculos y los miedos que fueron frenando mi juego. Por otro lado, mi coach me ayudó a fortalecer mi rutina mental de razonamiento, algo que me permitió estar mucho más seguro de mí mismo en muchas situaciones en la mesa. ¿Cuál es tu opinión y cómo se evalúa el entrenamiento mental en el poker?

_MG_5208_Luca_Pagano_EPT8BAR_Neil_Stoddart.jpg

Esta es mi opinión: indudablemente, el poker es un juego con un componente menta constante, no solo a través de los tells, si no también, y esencialmente, porque es un juego en el que la disciplina mental marca la diferencia. Es cierto que resulta muy importante detectar los tells o leer a tus rivales, pero ser fuerte psicológicamente y estar por encima de las circunstancias del torneo es lo que acerca a un estado mental correcto. Por esta razón creo firmemente en la formación mental, un enfoque derivado de la psicología del deporte.

Esto es lo que se puede aprender de un coach mental:

Capacidad analítica: Con frecuencia, los grandes jugadores de poker tienden a dar por sentado la propia forma de jugar. Un ejemplo es el constante hábito de culpar a la mala suerte cuando las cosas van mal. En mi primer lugar, vamos a aprender a profundizar en nuestro juego y sus posibles deficiencias técnico-tácticas. Vamos a aprender a ser autocríticos y a hacer un análisis de nuestro juego.

Vencer a nuestros propios demonios: Al trabajar con un coach mental es posible ordenar y emplear mejor nuestros puntos fuertes y, además, identificar los puntos débiles, como el miedo a ser eliminado, la incapacidad relacionada con el juego en las fases críticas del torneo (es decir, la fase pre-burbuja), la gestión errónea del dinero que conduce a una actitud pasiva en el juego (o una indiferencia excesiva hacia las pérdidas), las dificultades para hacer frente a determinados tipos de jugadores (nuestras bestias negras), etc...

Capacidad para tomar decisiones: Es importante contar con un procedimiento mental de toma de decisiones claro, de modo que cada vez que te sientas en una mesa puedas controlar todas las variables necesarias para hacer frente, de la mejor forma posible, a las muchas decisiones que tienes que hacer (tipo de jugadores, etapa específica del torneo, selección de manos, nivel de agresividad...) Este es un elemento fundamental para optimizar el juego en fases críticas y fases aburridas.

luca_pagano_.jpg

Si puedes encontrar un buen coach mental, puedes tener las mismas mejoras. Es incluso mejor, si el coach (que no necesariamente tiene que ser un jugador) tiene un buen conocimiento de las peculiaridades del poker. Es bueno si el coach lo sabe todo acerca de la dinámica y los problemas, en especial los relativos a los procesos de toma de decisión en el poker.

A veces me dirijo a mi coach mental con total confianza, tanto al final de una sesión o después de un día en vivo, para evaluar los sentimientos que experimenté y las manos que he jugador. Es una fase importante de análisis de lo que me ha sucedido. Incluso si no quieres un coach, estos ejercicios los puedes hacer por tu cuenta.

Se requiere disciplina y perseverancia para el éxito. Esos dos factores, en mi opinión, siguen siendo las palabras claves de este juego.

Archivo