Los momentos más increíbles de la Copa del Mundo de fútbol

Con los enfrentamientos de grupo a la vuelta de la esquina, 32 equipos de todo el mundo se están preparando para luchar por el mayor premio del mundo del fútbol.

En realidad, podrías hacer que sea el segundo más grande.

Para celebrar la Copa del Mundo de Rusia 2018, hemos lanzado el Stars £100 Million Challenge, un juego free-to-play que ofrece uno de los premios más grandes en la historia de las apuestas.

¿El reto? Simplemente predecir el resultado de cada partido en la Copa del Mundo. No se trata del marcador exacto, solo la victoria, el empate, o la derrota en los 64 partidos, desde la fase de grupos hasta la final de Moscú. Si nadie gana el premio máximo, también hay premios para los jugadores que se queden más cerca, así que todo es participar.

Para poner esta épica recompensa en perspectiva, solo decir que el ganador real de la Copa del Mundo 2018 recibirá 31 millones de euros de la FIFA, menos de un tercio de lo que podrías ganar participando en el Stars £100 Million Challenge.

Las probabilidades están en tu contra, pero cosas increíbles pueden suceder.

RESULTADOS IMPACTANTES

La historia de la Copa del Mundo está repleta de grandes disgustos, importantes eliminaciones, y resultados frikis. Esa es una de las razones por las que el torneo siempre es atractivo de principio a fin.

Uno de los mayores disgustos tuvo lugar, adecuadamente, en la ciudad de los sueños de Middlesbrough, que albergó un partido entre Italia y Corea del Norte en 1966, el año en el que Inglaterra ganó su única Copa del Mundo.

Además de enviar a los jugadores norcoreanos a la siguiente ronda, el partido tuvo otras consecuencias importantes: el goleador, Pan Doo-ik, cabo del ejército cuando no jugaba al fútbol, fue ascendido a sargento después del torneo.

via GIPHY

Comparable con el logro de Corea del Norte fue el del aún menos favorecido equipo del norte de África, Argelia, que iluminó de forma breve el Mundial de 1982 disputado en España.

Enfrentándose a Alemania Occidental en el primer partido del grupo, los desconocidos jugadores argelinos superaron al complaciente equipo alemán, ganando 2 a 1 en un partido que podría haber terminado con un margen de victoria aún mayor.

Por desgracia, Argelia se quedó fuera del torneo en circunstancias frustrantes: Alemania y Austria, que se enfrentaron en el último partido del grupo, decidieron dedicarse a perder tiempo durante la mayor parte del encuentro, sabedores de que la victoria de Alemania por 1 a 0 enviaba a ambos a la siguiente ronda.

El enfrentamiento generó indignación entre los aficionados de todo el mundo, pero la heroicidad argelina nunca será olvidada.

Tampoco las de aquel adorable equipo de Camerún, cuyas hazañas en el Mundial de 1990 en Italia les hizo ganar una buena legión de admiradores.

¿Su mayor logro? Vencer a Argentina en la primera jornada del torneo, con un gol de François Omam-Biyik que permitió a los Leones Indomables lograr una victoria por 1 a 0.

MOMENTOS MEMORABLES

Esa victoria por 1 a 0 de Camerún fue un resultado impactante, pero el juego también incluyó algunas sorpresas extra.

Desesperados por mantener su ventaja, los cameruneses se emplearon a fondo para mantener a raya a los habilidosos argentinos.

Sirva como ejemplo Benjamin Massing, que, con su equipo ya con 10 jugadores, realizó la que posiblemente sea una las entradas más brutales de la historia de los mundiales.

via GIPHY

Fue comprensible que le mostraran la roja, pero un Camerún con nueve jugadores logró resistir para vencer a Argentina, una hazaña que hace que el Stars £100M Challenge parezca relativamente sencillo.

Sin embargo, el legendario desafío de Massing no fue ni de lejos el momento más inusual de la Copa del Mundo en el que se vio envuelto un defensor africano.

Ese honor seguramente le corresponda al jugador de Zaire Mwepu Ilunga, que, en el último partido de grupo de su equipo contra Brasil, ejecutó un lanzamiento de falta - un tiro de falta a favor de Brasil- hacia el centro del campo.

Aunque algunos pensaron que Ilunga simplemente no conocía las reglas, pero el defensor explicó poco después sus motivos: el conocido presidente de Zaire, Joseph Mobutu, había amenazado a los jugadores con graves consecuencias si sufrían una severa derrota.

via GIPHY

No hay duda de que Ilunga merecía una amarilla por ese legendario zapatazo, pero los árbitros han tenido que tomar decisiones mucho más controvertidas en otros mundiales.

Participando en su primera y única Copa del Mundo en 1982, la modesta selección de Kuwait se enfrentó a Francia. 3 a 1 abajo, concedieron un cuarto, pero reclamaron haber sido confundidos por un silbato desde la grada que los hizo quedarse quietos mientras Francia anotaba el gol.

Sheikh Fahad Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah, hermano del Emir de Kuwait y presidente de la Federación de fútbol de Kuwait, estaba furioso con que el gol se diese por válido, e instó a los jugadores de Kuwait a que abandonaran el terreno de juego en señal de protesta.

El enfurecido Skeikh se enfrentó al árbitro Myroslav Stupar, que, para incredulidad de los franceses, revocó su propia decisión y anuló el gol.

La cuatro veces semifinalista Suecia también ha recibido algunas ayudas generosas. En 1978, los europeos evitaron la derrota contra Brasil cuando el árbitro galés Clive Thomas decidió hacer sonar su silbato indicando el final del partido justo cuando Zico estaba a punto de marcar de cabeza para el equipo brasileño.

via GIPHY

Es justo decir que los brasileños no estuvieron muy contentos con la decisión.

DESAFIANDO LOS NÚMEROS

La Copa del Mundo nos ha dado algunos de los partidos más impactantes, y algunos momentos absolutamente ridículos. También ha dejado colorados a muchos apostadores, además de haber mermado sus bolsillos.

En las semanas previas a la Copa del Mundo 2010, los Países Bajos estaban fuera de lista de principales favoritos con unas probabilidades de 12 a 1. España, Brasil, y Argentina, eran los principales elegidos para lograr el éxito, mientras que Italia había entrado en el torneo como el actual campeón.

Holanda perdería la final contra España, pero el centrocampista Wesley Sneijder terminó la competición como el máximo goleador. ¿La probabilidades que había antes del torneo de que lo lograra? 150 a 1, después de que el holandés anotase un total de cero goles en la fase de clasificación.

Y un recuerdo para la casa de apuestas sueca que ofreció probabilidades de 175 a 1 si Luís Suarez mordía a un jugador en la Copa del Mundo de 2014.

via GIPHY

En el enfrentamiento entre Uruguay e Italia, el conocido delantero uruguayo hizo un pequeño agujero en el saldo bancario de la casa de apuestas, que dio con un ganador que recaudó unas 2.000£ con esa apuesta.

suarez-bite.jpg

Otras super estrellas de la Copa del Mundo han desafiado a los números de manera diferente. Por ejemplo, el camerunés Roger Milla y el colombiano Faryd Mondragón, que jugaron en la Copa del Mundo con 42 y 43, respectivamente. Milla incluso metió un gol contra Rusia, convirtiéndose así en el goleador más longevo de la competición hasta la fecha.

Sin embargo, lo de esa pareja podría parecer un juego de niños este verano, ya que el portero egipcio Essam El-Hadary parece preparado para debutar a los 45 años.

Si eso no demuestra que "todo es posible" antes del Stars £100 Million Challenge, ¿qué lo hará?

Archivo