El poker y el arte de la seducción

Artículo de PokerStars Staff.

pokerandtheartofseduction.jpg

El poker es, sin lugar a dudas, un "juego social". A diferencia de la mayoría de los juegos de casino, el poker requiere que los jugadores interactúen entre sí mientras pugnan por llevarse un bote. Y a diferencia de la mayoría de juegos de cartas, la estrategia pokerística implica una importante carga psicológica que, a menudo, destaca rasgos característicos de la personas.

Esta revelación de la personalidad pueda causar conflicto en las mesas de poker, especialmente cuando la batalla se produce entre caracteres incompatibles. Este fenómeno también puede funcionar en otra dirección, haciendo del juego del poker un escenario propicio para entablar nuevas amistades y construir una comunidad. El amor también ha surgido en las mesas de poker, con las maquinaciones del juego en sí capaces de proporcionar un atajo que conduzca a relaciones significativas.

El poker es un fiel reflejo de la vida en muchos sentidos, las acciones del juego y la terminología empleada para describirlo a menudo presentan un sinfín de posibilidades metafóricas. "El poker como una guerra" es probablemente la analogía más común que utilizan los jugadores para describir la batalla que libran en las mesas. "El poker como un idilio" podría ser la segunda, ya que mucho de lo que ocurre en una mano se puede decir que recuerda al arte de la seducción (si es que uno desea seguir ese camino).

Esta superposición del componente social del poker y su naturaleza sugestiva ha llevado a algunos a explorar las comparaciones entre el amor y el poker. Después de todo, cuando tenemos una buena mano y deseamos estimular a un oponente para que comprometa todas sus fichas en el bote, a menudo (en cierto modo) entramos en lo que podríamos llamar juegos de seducción con nuestras acciones de apostar y de hablar en la mesa, lo que lleva a nuestro adversario a satisfacer nuestro deseo.

Hay que decir que este tema a menudo es tratado en clave de humor o de una forma poco seria. Entre los muchos juegos de palabras del poker con los que están familiarizados la mayoría de los jugadores, hay una amplia variedad que está dentro de la categoría con "doble significado" de insinuaciones sexuales que van desde líneas inofensivas hasta asociaciones más atrevidas (dejaremos que seáis vosotros los que penséis en algunos ejemplos).

En realidad, uno no tiene que irse muy lejos en la historia del poker para encontrar ejemplos abiertamente sexistas de guías para jugadores de poker (con todo lo que eso significa) sobre "cómo" el desarrollar sus habilidades de poker puede ayudarle para asombrar a las mujeres.

Por ejemplo, si uno revisa las revistas masculinas más importantes, no es sorprendente encontrar muchos artículos enseñando a los lectores cómo jugar al poker así como también cómo hablar de poker con instrucciones diseñadas para ayudarles a entender la jerga del juego. Entre esos artículos algunos no solo enseñan a los lectores las reglas del poker y cómo ganar dinero, también como ganar una pareja (es decir, una mezcla entre habilidades para ganar con habilidades para asombrar).

También hay ejemplos de revistas femeninas que han incluido artículos de poker en los que se presenta, de manera bastante interesante, el juego como una carretera hacia el romance. Con frecuencia, esas piezas sugieren a las mujeres que aprender a jugar al poker, así como a entender la jerga del juego, puede hacer que parezcan jugadores avanzados e, incluso, encontrar un hombre como pareja o reforzar las relaciones románticas que ya tienen.

Como puedes ver, en ambos casos los artículos dibujan el poker como un "juego de hombres" y tienden a reforzar los roles de género tradicionales. Para los artículos dirigidos a los hombres, proponen el aprendizaje del juego y el parecer un 'pro' como habilidades necesarias para reforzar su masculinidad. Para los artículos dirigidos a las mujeres, también tienden a promover las ideas tradicionales (y chauvinistas) de que aprender a jugar y la estrategia es una forma de que la mujer apoya a sus hombres teniendo en cuenta sus hobbies y, a la vez, reforzando las ideas estrechas de feminidad.

En cualquier caso, es seguro decir que de que hay al menos un punto en el que estamos de acuerdo en que el poker y la seducción se solapan: y es que, ¡el poker nos ha seducido a muchos de nosotros!

Archivo