El hombre del millón de dólares: Marat 'maratik' Sharafutdinov, campeón del WCOOP 2012

wcoop2009-thumb.jpg

El pasado domingo, nadie había escuchado el nombre de 'maratik' antes, y ya no hablemos del de Marat Sharafutdinov. El martes por la tarde, todos los blogs y foros de poker iban llenos de la historia de Maratik, el hombre que convirtió 40 puntos de jugador frecuente en un millón de dólares. Aun así, su verdadero nombre, Marat Sharafutdinov, seguía siendo una incógnita.

Pero gracias al ala rusa del blog de PokerStars hoy le conocemos un poquito mejor. Nuestros compañeros pudieron hablar con Sharafutdinov, un jugador con probablemente el mejor ROI de la historia, para saber cómo un jugador de los límites prácticamente más bajos llegó a convertir unos cuantos puntos en un cheque de siete figuras de esos que te cambian la vida. Eso sin contar el brazalete y el honor de proclamarse campeón (el primer ruso de la historia por cierto) del Evento Principal del World Championship of Poker (WCOOP).



wcoop_logo_2.jpg

El WCOOP repartió 55.522.590 $ en premios

Era mediodía en Rusia cuando Sharafutdinov completó su increíble hazaña. Primero convirtió 40 FPP, el equivalente a un 11.4% de un ambientador para coche en la Tienda VIP de PokerStars shop, a través de múltiples satélites del Mega-Path en un asiento de 5.200 $ para el Evento Principal, pasó la burbuja, se coló en el Día 2, llegó a la mesa final, firmó un pacto entre los últimos seis y protagonizó una remontada increíble para hacerse con el título y 1.000.907,26 $. Y todo empezó con esos 40 FPP.

"Me di cuenta que con suficiente suerte puedes clasificarte por una pequeña cantidad de FPP, así que empecé a jugar esos satélites a menudo. Del mismo modo gané un par de asientos para el Sunday Million de 215 $ y para uno de los torneos de 150 $ de la noche. En dicho torneo nocturno era el líder de fichas pero, cuando llegué a la burbuja, no pude decidir si necesitaba jugar para llegar a la mesa final o simplemente cobrar. Jugué una mano muy agresiva pero en el momento que tenía que ir all-in pasé y perdí la mitad de mi stack. Después de eso me prometií que si me encontraba en un torneo importante de nuevo, no tendría miedo", dijo Sharafutdinov.

Esa fue, sin duda, una lección muy valiosa para el ruso.

"Hubo una mano en la que tenía QQ y la ciega grande me puso la tercera y luego apostó en todas las calles. No quedaba mucho para el dinero y entendí que era un regular que estaba tratando de echar a un jugador de microlímites. Él pensó que yo tendría miedo de la eliminación, pero pagué sin demasiadas dudas. Iba de farol y después de eso se ausentó durante algún tiempo", dijo Sharafutdinov.

Resultó ser un claro punto de inflexión para Sharafutdinov, que se quedó sin cartas poco después. Jugó un "máximo de cinco manos en cuatro horas" tras esa jugada, pero la estructura tan deep y lenta del Evento Principal le permitió navegar con espacio y seguridad hasta bien pasada la burbuja.

"Empecé a usar mi imagen de roca para empezar a abrir con faroles", dijo Sharafutdinov, aprovechándose de la percepción de otros jugadores.

wcoop_65_ft.jpg

WCOOP-65: la gran mesa final

Su plan funcionó y se abrió paso hasta la mesa final de nueve donde Sharafutdinov clasificó a Mike 'munchenHB' Telker y a 'sly caveat' como los jugadores más peligrosos de la misma. Los tres llegaron al pacto en el que los últimos seis se repartieron los fondos, garantizándose un mínimo de 502.992 $ y dejando otros 100.000 $ para el a la postre ganador. Telker ostentaba un fuerte liderato y Sharafutdinov, también con una gran pila, le permitió llevarse la mayor parte del pastel.

"I wont million," escribió 'marakit', demostrando que el inglés no era su idioma natal con una expresión que daría la vuelta al mundo. Él quería un millón.

Los otros jugadores no lo discutirían, y tampoco Telker. Se aclaró que si Sharafutdinov ganaba el título y los 100.000 $ extra tendría su millón. Eso zanjó las negociaciones y, parece ser, centró las ambiciones de Sharafutdinov en la victoria.

Aunque sus expectativas era sin duda muy lejanas a la realidad pokerística de Sharafutdinov.

"Durante algún tiempo jugué Sit & Go de seis jugadores de 6,5 $ con un ROI estable de 11 % y Sit & Go de 180 personas y 4,4 $ de entrada con un ROI cercano al 80%. En esos tiempos tenía problemas con mi conexión de Internet y sufría desconexiones constantes. En una ocasión me registré en 40 torneos de 5 $ y me desconecté durante 45 minutos. Como resultado perdí un tercio de mi bankroll y eso detuvo mi desarrollo como jugador. Después de eso jugué Sit & Go de 3 $ y 1 $ incluso cuando tenía bank para partidas de 6 $ o más... conozco bien el valor del dinero", dijo Sharafutdinov.

Y es bueno que lo haga. Ahora tiene mucho para administrar. Una parte del mismo lo destinará a un viaje futbolero a Sudamérica, y otra parte en un viaje a las Bahamas, así que no esperéis encontrarle en las partidas más altas de PokerStars. Le pedimos a Sharafutdinov que nos diera un consejo para aquellos que quieren seguir sus pasos: "tomad riesgos, pero recordad siempre el manejo del bankroll".

Éstas son sabias palabras que, a él, le han dado muy buenos frutos.

Desde aquí, y aunque no nos entienda, solo queremos transmitirle nuestra más sincera enhorabuena a Sharafutdinov. Una vez más, felicidades.

Archivo