Conduciendo por el carril izquierdo con la Team Online Adrienne Rowsome

Cuando estudiaba para convertirme en terapeuta ocupacional, una de mis asignaturas favoritas era Neurociencia. Me gusta aprender sobre el cerebro y los intrincados mecanismos de su funcionamiento. Estaba fascinada por la neuroplasticidad y la complejidad del sistema nervioso central. Este otoño, mientras viajaba por Irlanda para presentar a Carrick a la familia, mi cerebro fue puesto a prueba.

El desafío al que me enfrentaba era el coche. Llevo conduciendo desde hace veinte años, así que manejar un vehículo no me supone ningún esfuerzo. He visitado Irlanda en varias ocasiones y estoy familiarizada con su agresivo estilo de conducción, el viento en las carreteras y la transmisión manual. Todo esto no me intimida; ¡lo que realmente me preocupaba era conducir por la izquierda (por el lado contrario) de la carretera!

EPT100_ESPT_Barcelona-236_branding.jpg

Desde el momento en que me senté en el asiento del conductor y extendí mi mano izquierda para sujetar la palanca de cambios, hasta que aparqué y apagué el motor de coche, estuve concentrada. No hay duda de que puse más atención conduciendo por Irlanda que cuando lo hago en mi ciudad. Esta concentración consciente me recordó lo fácil que es caer en la rutina y efectuar las actividades diarias desde la complacencia. Sabía que, teniendo que conducir por la izquierda, si me distraía podía caer en mi rutina habitual y pasarme al lado derecho de la carretera.

¿Qué tiene esto que ver con el poker?, os preguntaréis. El poker no es diferente. Puedes jugar a tu mejor nivel, jugar igual que el día anterior, pero a lo mejor estás haciendo movimientos con el piloto automático encendido. Ciertas estrategias funcionan la mayoría de las veces, pero ¿es suficiente para conformarte? ¿Puedes llevar tu juego más allá?

Mientras conducía por la izquierda llegué a la conclusión de que juego en modo "piloto automático" con demasiada frecuencia y me distraigo con facilidad con la televisión o con las redes sociales. Para combatir esto, he decidido jugar más desde la aplicación móvil. Paradójicamente, a pesar de la libertad de movimientos que permite, me he dado cuenta de que me ayuda a centrarme más en una o dos mesas y no divago con tanta facilidad. Es en estas sesiones cuando realmente me concentro y mantengo mi cerebro activo y enfocado en el poker. A consecuencia, las sesiones pierden esa sensación de ser solo rutina, ya que mi mente está constantemente ocupada. Estos días acaban por ser aquellos en los que más orgullosa me siento de mi juego y en los que consigo mis mejores logros.

Sienta bien poner retos para mantener toda tu atención y forzarte a analizar cada situación. Esto fortalece y construye nuevas conexiones neuronales. Así que, ya sabes, da un nuevo enfoque a tu juego, prueba distintas variantes... ¡pero nunca al volante, eso sí!

adrienne_rowsome_drive-thumb-450x281-247021.jpg

Adrienne Rowsome forma parte del Equipo PokerStars Online. Puedes encontrar su artículo original (en inglés) aquí.


Archivo