SuperStar Showdown: Isildur derrota a Katchalov y se embolsa 111.750 $

isildur1.jpg

La idea de que la pata de conejo da buena suerte tiene al menos mil años. Eugene Katchalov decidió hacer uso del dicho cuando se dio de alta en PokerStars, usando como seudónimo "MyRabbiFoo". Desafortunadamente para él, esto no le serviría de nada en su enfrentamiento con Viktor "Isildur1" Blom en el último SuperStar Showdown.

Al final del duelo de cuatro horas de duración y tras 2.500 manos jugadas, Blom había derrotado a Katchalov y embolsado la friolera de 111.750 $. Sus ganancias totales en los SuperStar Showdown ascienden a 165.525 $, después de cuatro enfrentamientos.

shiny_happy_isildur1.jpg

Ambos jugadores llegaron al tapete estando en racha. Blom había pulverizado a sus dos últimos oponentes en el Showdown, Tony G y Daniel "w00ki3z" Cates, pero Katchalov se había embolsado nada más y nada menos de 1,6 millones de dólares en torneos de poker este 2011. Primero ganó el Super High Roller de 100.000 $ de la PCA y poco después finalizó segundo en el evento de 10.000 $ 6-máx. Ahí es nada.

Isildur1vsMyRabbiFoo.jpg

En esta ocasión el duelo fue distinto a los demás. Se celebraría también en cuatro mesas de Hold'em sin límite de 50 $/100 $ y ambos jugadores entrarían en las mesas con 10.000 $, pero la forma de juego de Katchalov era diferente a la de los anteriores oponentes de Isidur1.

Katchalov desplegó un juego más cauto, controlado, de botes pequeños. Mientras Daniel Cates, el último rival de Viktor Blom, se jugó el resto preflop con un five-bet en las primeras manos, Katchalov tardó 38 minutos en jugarse la primera caja.

Pero eso no cambiaría el resultado. MyRabbiFoo mantuvo a raya al sueco hasta la hora y media de juego, pero entonces llegó la mano siguiente (la podéis ver en el reproductor) que desequilibró la balanza. Pocas manos más tarde, cuando se habían jugado un total de 1.369, Blom aventajaba a su oponente por 43.100 $ tras pagar éste, con dobles, un farol de Katchalov en el river.


Katchalov pudo recortar esta enorme distancia a la mitad, pero entonces Blom se adjudicó el mayor bote de la competición para volver a ampliar su ventaja aún más.

Ambos jugadores tenían 31.000 $ y Katchalov abrió a 300 $. Blom elevó el listón a 1.100 $, Katchalov puso la cuarta a 2.800 $, Isildur1 contestó con la quinta a 5.450 $ y Katchalov pagó para ver el flop: J♦3♣2♥. Blom tomó la iniciativa con 3.850 $ y Katchalov pagó de nuevo. Blom siguió apostando, en esta ocasión fueron 5.650 $ ante el K♥ del turn. Otra vez Katchalov igualó. El river trajo un 9♥ y Blom empujó el resto por sus últimos 16.300 $, Katchalov hizo el call. La revelación fue muy dolorosa. Los reyes de Blom se habían convertido en trío, mientras que los nueves de Katchalov habían hecho lo propio en el river. El bote era de 62.500 $.

Pero Katchalov no tiró la toalla y consiguió recortar distancias de nuevo, situándose a tan solo 11.500 $ de la igualdad. Aunque entonces la suerte se puso del lado del nuevo miembro del Equipo PokerStars Pro. En un flop de 8♠4♦3♥ ambos jugadores acabaron restados con un par de jotas para Katchalov y 8♣T♦ para Blom. Katchalov era el favorito para ganar la mano, pero un 8♥ cayó en el river para entregar el bote a Isildur1. Ambos jugadores tuvieron una escueta conversación en la ventana de chat...

Isildur1: lo siento
MyRabbiFoo: no pasa nada :)

Al superar la marca de las 2.000 manos, el sueco ostentaba una clara ventaja sobre su rival de 48.500 $. No haría más que aumentar.


La mano final llegó en forma de cooler de los de libro. Blom tenía 70.250 $ por los 10.600 $ de Katchalov. Al mismo tiempo el sueco había recibido A♥A♦ y Katchalov J♦J♥. Os podéis imaginar como acabó la cosa. Blom finalizó el duelo 111.750 $ arriba y es sin lugar a dudas su victoria más amplia en un SuperStar Showdown hasta la fecha.

Nosotros nos quedamos con la frase que dejó caer Daniel Negreanu en la ventana de chat después de la última mano...

KidPoker (TeamPro): Así que este chico Isildur1 puede que sea muy bueno al fin y al cabo :-)
MyRabbiFoo: lol

A mí, sinceramente, no me gustaría enfrentarme a él.

Archivo