Los beneficios de aprender juegos mixtos

Marcin Horecki, integrante del Equipo PokerStars Pro, decidió probar diferentes modalidades de poker tras unos años dedicados en cuerpo y alma al hold'em. Y las cosas no le han ido nada mal.

Artículo original de Marcin Horecki.

Como la mayoría de vosotros, la primera modalidad de poker que jugué fue Texas Hold'em. Al principio, no invertí mucho dinero en ello y aprendí los conceptos básicos jugando freerolls. Jugué al hold'em, de manera exclusiva, durante tres o cuatro años, y cuando entré a formar parte del Equipo PokerStars Pro nos animaron a jugar otras modalidades. Mi primera gran experiencia jugando otras modalidades llegó en el WCOOP de 2008. Abrí un nuevo torneo y las reglas del juego en Google, e intenté aprender a jugar diez minutos antes de que comenzase el evento. Por supuesto no tuve ningún éxito, pero me picó la curiosidad y decidí que quería aprender más modalidades.

Barcelona_Velli-283_marcin_horecki.jpg

Los jugadores profesionales de poker pasan mucho tiempo en las mesas jugando una modalidad que puedo volverse aburrida. Por supuesto, eso no puede aplicarse a todos; algunos jugadores no tienen problema en jugar al mismo juego todo el rato. Pero yo siempre me beneficio de tomarme descansos del hold'em. Cuando juego otras modalidades utilizo mi mente de formar diferente y a menudo descubro nuevas estrategias y diferentes líneas de juego. Por ejemplo, en los limit games tienes que ser agresivo y presionar de manera constante a los otros jugadores. Esto es especialmente cierto en juegos como el hold'em o el Triple Draw, pero los juegos de split-pot como Omaha Hi/Lo es diferente. En ocasiones, limpiar en Omaha Hi/Lo es una buena idea, algo que difícilmente puede ser una buena idea en el hold'em. Jugar diferentes modalidades puede abrir tu menta y te puede servir para coger ideas de una modalidad que puedas trasladar a otra.

Otra razón para aprender otras modalidades es beneficiarse del bajo nivel de habilidad general. La diferencia entre los mejores jugadores de juegos mixtos y yo es realmente grande, pero la media del jugador de Omaha Hi/Lo o Stud es mucho más baja que la media de un jugador de hold'em. Así que, a pesar de que los buenos jugadores tienen ventaja sobre mí, creo que tengo una mayor ventaja respecto de la media en estas modalidades. He tenido algunos resultados buenos en torneos de juegos mixtos recientemente. Terminé en el top 3 de dos eventos de 8-game en el EPT y gané el paralelo de PLO del EPT de San Remo. Saber cómo jugar otras modalidades me ayudó a ganar la TLB de las MicroMillions en dos ocasiones, así como la del SCOOP-Bajo. Si fuese un jugador exclusivo de hold'em no habría tenido la oportunidad de conseguir los puntos suficientes.

También pienso que la varianza que rodea a los torneos que no son de hold'em es menor debido a que el field medio es mucho más pequeño. Es mucho más fácil llegar a la mesa final cuando hay 300 jugadores que cuando hay 3.000. Más a menudo conseguirás los premios grandes y lograrás un gran resultado. Por supuesto que los premios acumulados no serán tan grandes como en un evento del EPT o el Sunday Million. Sin embargo, mi última gran mesa final del EPT fue en 2010. Mientras tanto hice algunos resultados importantes en los torneo que no son de hold'em, así que pude reducir la varianza y tener un ingreso estable.

Tanto si eres jugador profesional como jugador recreacional, todos pueden beneficiarse de aprender nuevas modalidades. Los juegos que no son de hold'em pueden abrir tu mente a nuevas líneas y romper con la monotonía, al tiempo que te proporcionan diversión. Si estás comenzado a aburrirte del hold'em abre una mesa de Triple Draw o prueba unas rondas de Omaha Hi/Lo. Puede que encuentres tu juego favorito

Archivo