El "efecto Moneymaker" que casi no ocurre

Con motivo de los festejos que PokerStars está llevando a cabo para celebrar sus 100 millones de jugadores, nuestros compañeros del blog en inglés han querido recordar algunas de las historias más importantes que se han vivido a lo largo de la historia de la sala de la pica roja. Nosotros hemos escogido algunas de ellas, que iremos contando en el blog en los próximos días, y que nos sirven para rememorar aquellos hechos, hoy parte fundamental del poker a nivel mundial.

La primera de ellas es, como no podía ser de otra forma, el llamado "efecto Moneymaker" y que nos acerca al triunfo en las WSOP del jugador estadounidense Chris Moneymaker.

moneymaker_2003_money.jpg

Hasta el año 2003, las Series Mundiales de Poker, mejor conocidas por sus siglas en inglés WSOP, eran un torneo anual que solían reunir a la flor y nata del juego en Las Vegas para decidir, muy americano todo, quién era el mejor jugador del mundo de poker. La mayoría de sus participantes llegaban del propio país y eran pocos los jugadores foráneos que se atrevían a volar hasta Nevada.

En sus, hasta ese momento, más de 30 años de historia, las WSOP tan solo habían tenido un puñado de campeones extranjeros. Entre ellos, dicho sea de paso, un español en 2001: Juan Carlos Mortensen.

La participación en este torneo había crecido a lo largo de los años y se había establecido por encima de los 500 participantes, pero en 2003 algo comenzó a cambiar. Un contable de Tennessee llamado Chris Moneymaker consiguió a través de un satélite online de 39 $ su clasificación para las WSOP. Allí se dieron cita 839 participantes y Moneymaker, un jugador recreacional, logró batir a un profesional, Sam Farha, en el mano a mano final. Como consecuencia de ellos, Moneymaker recibió un premio de 2.500.000 $ y se convirtió en el gran catalizador del que se conoce como "primer boom del poker". Fue el "efecto Moneymaker".

chris_moneymaker2-thumb-autox436-283714.jpg

El impacto causado por la victoria del jugador de Atlanta fue tan grande que tan solo 365 días más tarde, las WSOP volvieron a celebrar su competición con un espectacular field de 2.576 jugadores. En 2005, la participación era ya de 5.619 jugadores y desde entonces nunca ha vuelto a bajar de ese número.

Esta parte de la historia es bien conocida por la comunidad del poker, pero hay ciertos matices que ahora sabemos y que, quizás, muchos no hayan escuchado o leído hasta este momento.

De acuerdo con nuestro compañero Brad Willis, que publica esta información tras hablar con el propio Moneymaker, resulta que el satélite que disputó -de 86 $, por cierto- le permitió clasificarse para un mega satélite de 650 $ de buy-in, que terminó entregando 3 paquetes para las WSOP y un cuarto premio de 8.200 $.

Tal y como se desprende del artículo, Moneymaker necesitaba pagar 8.000 $ de unas deudas contraídas y se encontró, tras unas horas de juego, en el four-handed del torneo. ¿Qué debía hacer?

"Para ser sinceros, el asiento a las WSOP no era transferible (si ganaba el premio tendría que viajar a Las Vegas para jugar o perdería el dinero). Era un jugador recreacional y jugaba, literalmente, con mis amigos en la mesa de la cocina. Eran otros tiempos, por supuesto, pero no pensaba que pudiera tener una oportunidad de verdad de ir a jugar a Las Vegas contra los profesionales. Pensaba que me leerían como un libro abierto y que sería realmente mal jugador".

La decisión de Moneymaker parecía tomada. Intentaría quedar en cuarto lugar para recoger los 8.200 $ y saldar su deuda. Fue entonces cuando un amigo, Bruce Peery, le convenció de que jugase por el asiento en las WSOP a cambio de comprarle el 50% de su torneo, es decir 5.000 $. Moneymaker aceptó.

"Habría sido suficiente con los 'cinco de los grandes' de mi amigo. Y si podía conseguir los 8.000 $ del cuarto puesto, también habría sido feliz", manifestaba Moneymaker al recordar aquel momento.

Durante la burbuja de premios, todos los jugadores (5 en total) acordaron que los cuatro primeros clasificados pondrían 500 $ para que el quinto, sin premio establecido, pudiese cobrar 2.000 $ como consolación. Pero tras la marcha de "Bombardier" en esa quinta posición a manos de "gotmilk", este último no comprendió lo que estaba sucediendo.

Con las ciegas en 600/1200 puntos, las cuentas lucían de la siguiente manera:

Asiento 2: "gotmilk" (34.177 puntos)
Asiento 5: "Hugefish2888" (18.370 puntos)
Asiento 7: "Money800" (62.952 puntos)
Asiento 9: "First Ward" (52.001 puntos)

En la mano siguiente, "Hugefish2888" se restó y "gotmilk" y "Money800" pagaron para ver un flop 8♠5♦Q♣. Lo sorprendente fue que "gotmilk" decidió restarse en vez de pasar todas las calles. Su decisión provocó que "Money800" foldease su pareja de sietes y que la acción se fuese al showdown.

"gotmilk": T♠5♠
"Hugefish2888": A♣2♦.

Un [A] entre las siguientes cartas comunitarias le dio el bote a "Hugefish2888" y el torneo debía continuar para conocer a los tres ganadores del paquete para volar a Las Vegas.

Fue tras esa mano cuando "gotmilk" entendió que el acuerdo que habían hecho no aseguraba cuatro paquetes, sino que premiaba, aunque fuese de manera compensatoria, el buen hacer del quinto clasificado final. El jugador intentó la remontada por todos los medios, pero finalmente cayó a manos de "Hugefish2888" cuando este, con A♦K♣, superó el A♣2♠ de su rival.

Como curiosidad, el torneo no se detuvo automáticamente con la eliminación de "gotmilk" y el propio Moneymaker terminó por llevarse la victoria. Eso ocurrió el 23 de abril a las 22:14 horas y tan solo un mes después, el 23 de mayo, Moneymaker consiguió la victoria en las WSOP.

moneymaker_wsop_statue.jpg

Archivo