El Team SportStars Rafa Nadal suma su vigésimo quinto Masters 1000

El tenista balear se impuso con comodidad en la final de la Rogers Cup canadiense ante el local Milos Raonic, que no pudo plantar batalla al número tres del planeta. Sesenta y ocho minutos bastaron al español para endosar un doble 6-2 a su espigado contrincante.

Hacía ya cinco años que Rafa Nadal no dejaba su huella en Canadá. Con su victoria de ayer, el español suma tres títulos en Montreal, en donde ya había ganado con anterioridad. En 2008, el manacorense había doblegado al alemán Nicolas Kiefer, mientras que en 2005, su oponente en el último envite había sido André Agassi, que tras aquél encuentro anunció su retirada de las pistas.

La de ayer fue, seguramente, la final más plácida de las tres que ha disputado sobre el cemento canadiense. Milos Raonic, uno de los tenistas más prometedores del circuito, no pudo aguantar las embestidas del Team SportStars de PokerStars, que en semifinales había logrado vencer al favorito al título: el serbio Novak Djokovic.

Superado el gran escollo de cara a la pelea por el título, Nadal tenía ante sí una gran oportunidad para, además de conquistar el trofeo, recortar diferencias en la clasificación mundial. El balear salto a la pista con la intención de hacerse con la Rogers Cup y demostrar que ha recuperado la forma. Impuso su juego en todo momento y logró que Raonic no conectase sus mejores golpes.

nadal-montreal.jpg

De esa forma, y tras un primer set sin historia (6-2), arrancó la segunda manga, en la que se esperaba, sobre todo por el público local, un poco más de su jugador estrella. Puede que los nervios, la falta de experiencia en una gran final o el simple hecho de enfrentarse con uno de los mejores de la historia mermasen las condiciones de Raonic que, por si fuera poco, tenía que levantar un set ante Nadal.

El pupilo de Ivan Ljubicic, el ex profesional croata contra el que Nadal se enfrentó en aquella épica final en el Masters Series de Madrid, tuvo algún momento lúcido en el que pareció demostrar su reacción, pero nada más lejos de la realidad. El martillo pilón que tenía enfrente -Nadal- no le dio ni la más mínima opción de dar un paso al frente, y la segunda manga se cerró con un tanteo idéntico al de la primera.

NÚMERO TRES DE MUNDO

Tras el encuentro, Nadal tuvo tiempo de charlar con los medios de comunicación. Esto es lo que dijo a los reporteros de la página web de la ATP. "Tenía dudas como siempre que voy a un torneo. Después de siete semanas sin competir y venir a una competición como Montreal, con los mejores jugadores y en pista rápida, sabes que te puedes ir en primera ronda. Pero he ido bien y he completado una semana fantástica".

Gracias a los puntos sumados en la pista norteamericana, Rafa ha conseguido asaltar el número 3 del ranking ATP, que hasta hoy ocupaba su compañero y amigo, David Ferrer. Su victoria ante Djokovic en "semis" le ha servido como motivación para afrontar el último Grand Slam del año: el US Open. Sin embargo, cauto como de costumbre, Nadal ha querido evitar favoritismos. "Siento que tengo una ventaja pero no la suficiente para decir que soy el favorito. En este tipo de superficie Djokovic es muy bueno. Aún quedan tres Masters 1000, un Grand Slam y la Copa Masters en una superficie que es más favorable para él que para mí. Así que estamos hablando de 6.500 puntos".

Parece que Nadal no tira la toalla ante la posibilidad de acabar el año reconquistando el número uno de la lista mundial aunque, como bien apunta, queda mucho camino por recorrer y mucha tela que cortar.

Desde el blog deseamos que el Team SportStars pueda plantar toda la batalla posible y, por qué no, tratar de darle la máxima emoción posible a ese duelo de titanes.

¡Vamos, Rafa!

Jorge Iglesias es blogger en PokerStars.es

Archivo