Algo que seguramente no sabías sobre... Jeff Gross

Jeff Gross Lead-thumb-450x300-321944.jpg

El jugador del Equipo PokerStars Pro comenta su pasión por el fútbol y por mantenerse en forma, y nos habla de su Amistad con la superestrella de la natación y anterior miembro del equipo olímpico de Estados Unidos Michael Phelps...

El poker es una actividad inherentemente sedentaria, por lo que mantenerse en forma cuando estamos fuera de las mesas es fundamental si quieres estar física y mentalmente preparado durante un torneo duro. De hecho, el integrante del Equipo PokerStars Pro Jeff Gross, que acumula cerca de tres millones de dólares en torneos de poker en vivo y más de uno online, cree firmemente que un cuerpo sano equivale a una mente sana.

Cuando no está haciendo trabajo de cardio o levantando pesas en el gimnasio, este joven de 30 años procedente de Ann Arbor, Michigan, suele pasarse por los campos de fútbol. Incluso ha realizado varios viajes al Reino Unido para ver jugar al club londinense West Ham United. Quedamos con Jeff para oírle hablar más sobre su pasión por el fútbol y sobre las lecciones que aprendió de su amigo Michael Phelps sobre cómo gestionar el lado psicológico de la competición al más alto nivel...

¿Cómo te dio por el fútbol?

Mi padre me llevaba a entrenar con un equipo cuando tenía siete años, pero realmente no me gustaba. Sin embargo, me apasiona este deporte desde siempre, y lo juego durante todo el año, primavera, verano, otoño e invierno. Simplemente era una de esas cosas que te gustan y quieres practicarlas tanto como puedas, así que salía y jugaba siempre que tenía un poco de tiempo libre. Muchos niños juegan a varios deportes, pero para mí solo existía el fútbol. Jugué para los Michigan Wolves al hacerme mayor, que ahora es un equipo Academy.

¿Viste alguno de los partidos cuando se celebró la Copa del Mundo en los Estados Unidos en 1994?

Sí, fui a varios partidos cuando vivía en Michigan. Vi jugar a Suiza contra Rusia y a Suiza contra Brasil en el Pontiac Silverdome de Detroit. Me gustaba ver jugar a jugadores como el sueco Martin Dahlin... fueron buenos tiempos, buenos recuerdos.

¿Cuál era tu posición en el campo?

Medio centro. Soy zurdo, así que a veces jugaba como interior izquierdo, pero el 95% de las veces jugaba por el centro.

Jeff standing-thumb-450x300-321938.jpg

¿Eras fan de algún equipo en particular?

Mientras estuve en la universidad, de 2006 a 2007, solía seguir al West Ham United. Tenía un amigo que conocía a Anton Ferdinand, jugador del equipo, así que solíamos ir varias veces al año a ver los partidos. Con 17, 18 o 19 años era una experiencia fantástica y estaba deseando salir por Londres con aquellos tíos. Formar realmente parte del fútbol es algo bastante surreal. Los seguidores son muy apasionados, lo que es fantástico. Viajamos un montón e incluso llegamos a seguir al West Ham cuando jugaba de visitante contra el Arsenal y el Manchester United. También llegamos a salir con Anton Ferdinand y su compañero de equipo Nigel Reo-Coker. Fue muy divertido. A día de hoy, todavía sigo la Premier League y la Champions siempre que puedo.

¿Cómo te mantienes en forma y activo cuando no estás jugando al poker?

Todavía me gusta jugar al fútbol. También trato de ir al gimnasio tanto como me es posible e intento hacer 30 o 40 minutos de cardio al día, con una pendiente del 15%. Levanto pesas, aunque es difícil mantener un calendario de entrenamiento estricto cuando estás de viaje. Sin embargo, durante el verano he estado siguiendo el método de entrenamiento All American Dave llamado '5 Weeks 2 Fitness Challenge', que consiste en seguir una rutina estructurada e implica llevar un dieta limpia y saludable.

Si comes bien, haces ejercicio y te sientes lleno de energía, todo parece ir mejor. Prefiero llegar una hora tarde a un torneo y tener la certeza de que estoy preparado mental y físicamente, porque es lo que tienes que hacer para dar el máximo de tu juego. No siempre lo consigo, claro, porque hay veces en las que me he quedado hasta tarde o ando escaso de tiempo, pero es un consejo que quiero darle a la gente. Una vez empiezas a comer mal y dejas de hacer ejercicio, surgen los problemas.

Jeff purple-thumb-450x300-321940.jpg

¿Qué más te gusta hacer para relajarte?

Me gusta pasar tiempo con mi mujer. Nos casamos el diciembre pasado y es brasileña, así que vamos a Belo Horizonte, donde tiene su casa, y desconectamos allí. Es muy divertido; tiene un montón de sobrinos y sobrinas, y yo soy hijo único. Últimamente he estado bastante ocupado, por lo que siempre está bien tener un descanso para viajar con ella y explorar nuevos sitios. O salimos con un grupo de amigos para hacer surf, motos de nieve o cualquier actividad en exteriores. No soy un gran fan de los juegos de ordenador, pero sí que me gusta jugar un dos para dos en el FIFA. Es muy divertido.

¿A dónde te gusta viajar?

Melbourne es una de mis ciudades favoritas, al igual que Barcelona. Estambul fue increíble. También visito Montreal con regularidad para jugar al póker, y es otra ciudad fantástica.

Eres amigo del nadador retirado Michael Phelps, el deportista más condecorado de la historia de los Juegos Olímpicos, con un total de 28 medallas. ¿Cómo comenzó esa relación?

Nos conocimos en una mesa de póker en Windsor, Canada. Nos caímos bien, y eso fue todo. Le gusta el aspecto competitivo del póker y yo estaba mejorando en el juego, así que ambos comenzamos a jugar online. Después me mudé a Baltimore y viví con él durante unos cuantos años.

Phelps poker-thumb-450x300-321942.jpg

¿Cómo te ayudó su éxito en las piscinas con el aspecto psicológico del poker?

No hay duda de que aprendí cosas de él, en concreto a entrenar, a tener ética de trabajo y tus propias metas, sin preocuparte de lo que digan o piensen los demás. Si te sientas a jugar y jugar y un oponente tiene la racha de su vida, no hay nada que puedas hacer. No puedes controlar eso. No puedo decidir cómo van a jugar los otros o qué cartas van a salir. Pero sí puedes controlar tu juego y la preparación previa. Esta es una de las cosas que aprendí de Michael y creo que es interesante. Sabía lo que podía lograr en los Juegos Olímpicos y se preparó para ello sin preocuparse por nadie más. Así que elige metas ambiciosas, pero preocúpate solo de ti mismo. No te preocupes por los demás.

Archivo