Pintas y Poesía: El tour definitivo por las tabernas de Dublín

Poetry Lead Image_30Aug17.jpg

Con PokerStars de regreso a Irlanda para disputar el próximo  PokerStars Festival Dublin, los jugadores de poker tienen una nueva oportunidad de disfrutar de una de las paradas más divertidas de todo el circuito de torneos de poker. Aquellos que viajen hasta allí deben considerar la posibilidad de llegar con antelación o planear quedarse unos días extra para descubrir la historia y la belleza que inundan cada bloque de "Fair City."

Si nunca has estado, Dublín es un lugar especialmente atractivo para los recién llegados, con sus tradiciones e historias escritas en sus edificios, estatuas, catedrales, parques y, por supuesto, por su propia gente, entre los que están algunos de los mejores contadores de historias de todos los tiempos. La ciudad es especialmente accesible, y la mayor parte puede verse y experimentarse en un solo día de paseo por el centro, mientras uno se deleita con el verde de las colinas que la rodean.

Una de las mejores maneras de apreciar el encanto de Dublín, y de pasar un buen rato mientras lo haces, es hacer un "tavern tour" y visitar algunos de los pubs históricos de la ciudad para aprender sobre el pasado mientras disfrutas del presente.

EPT Dublin_30Aug17.jpg

De hecho, es probable que no puedas llegar muy lejos caminando por Dublín sin encontrar múltiples oportunidades de hacerte con un refresco líquido por el camino. Como señalaba Leopold Bloom, personaje del novelista más famoso de Dublín, James Joyce, en Ulysses, "sería un buen puzzle tratar de cruzar Dublín sin pasar por un pub".

Algunos estiman que hay unos mil bares y pubs en Dublín, tanto en el centro de la ciudad como en los alrededores, lo que significa que se puede construir una interminable variedad de visitas directamente relacionadas con los pubs. Aquí va uno a tener en cuenta, elaborado con algunas de las paradas más conocidas por los locales y por los turistas.

Saliendo de la sede de este año - el hotel Regency, localizado en la zona Norte - un rápido viaje en taxi nos llevará hasta la puerta del famoso pub y restaurante John Kavanagh, más conocido como el Gravediggers Bar.

Actualmente regentado por la sexta generación de la familia Kavanagh, este pub abrió en 1833. Eso fue solo un año después de que el renovado cementerio Glasnevin abriese sus puertas, un lugar famoso por ser uno de los primeros cementerios en aceptar todas las creencias. Como puedes imaginar, los empleados del cementerio encontraron en este pub un excelente lugar de descanso después del trabajo, algo que explica su segundo nombre.

También puedes disfrutar de una buena comida casera en Gravediggers, como un guiso irlandés o un pastel del pastor. De hecho, muchos de los pubs de Dublín también ofrece comida, lo que permite alimentarse con comida además de con bebida.

River Liffey_30Aug17.jpg

Hay un montón de sitios a los que puedes ir, pero hacer un viaje por la zona Sur del río Liffey te llevará a una zona salpicada por los pubs más famosos y populares de Dublín, todos situados en fila como si pusiesen vasos de pinta alineados de lado a lado.

La inconfundible cerveza negra Guinness es la bebida más servida en esos vasos, y si también es tu bebida favorita una visita a la Guinness Storehouse es una parada que vale la pena. Descubre el edificio de siete pisos para conocer la historia de la bebida más famosa de Irlanda, y luego aprovecha la azotea del Gravity Bar para disfrutar de un refrigerio mientras te deleitas con unas espectaculares vistas de la ciudad.

BEER_30Aug17.jpg

Si pones rumbo al Este encontrarás el The Brazen Head, oficialmente el pub más antiguo de Irlanda con más de 800 años de historia. Lleno de metal e iluminado con linternas, el edificio tiene numerosos recuerdos de la historia de Irlanda. También hay música y algunas noches se cuentan cuentos sobre Irlanda. Se dice que Joyce paraba allí de forma ocasional, al igual que lo hacía el satírico Jonathan Swift un par de siglos antes.

Si continúas a lo largo de la orilla Sur del Liffey llegarás a la zona del Temple Bar, el barrio cultural de Dublín donde se encuentran varios pubs que vale la pena probar, como el Palace Bar, favorito de los periodistas y escritores, y el Temple Bar Pub, lugar donde puedes encontrar un ambiente vibrante, además de su famoso "jardín de la cerveza".

Un paseo de cinco minutos hacia el Sur te llevará hasta la puerta del The Long Hall, otro de los pubs más antiguos de Irlanda. Basado en el castillo de Dublín, entrar en este pub es como retroceder en el tiempo, con un reloj de más de 250 años de antigüedad apropiadamente calibrado.

The long, obtuvo su nombre del pasillo adyacente donde la mujeres eran servidas por separado hace muchos años. Esa zona se conoce comúnmente como "snug" y se puede encontrar una muy parecida en el pub John Kehoe's, situado a solo unas manzanas hacia el Este, en la calle Anne Street.

Los snugs en el Kehoe's (como en otros pubs) son cubículos donde se sentaban las mujeres y tocaban una campana para que les sirvieran bebida. Esa segregación es, obviamente, parte del pasado, pero los snugs se mantienen para dar privacidad a aquellos que lo deseen con separaciones de madera a lo largo de la barra (algo no común en los pubs irlandeses).

Muchos de los pubs de Dublín cuentan con música en vivo, algo que no solo permite a los visitantes experimentar el memorable ambiente de los mejores lugares de la ciudad, sino que también les da la posiblidad de apreciar el arte de algunos de los mejores músicos de Irlanda.

Temple Bar_30Aug17.jpg

O'Donoghues, localizado a menos de 10 minutos andando del Kehoe's, cerca de St. Stephen's Green en Merrion Street, es uno de los lugares más recomendables para conocer la auténtica y tradicional música irlandesa tocada en vivo por algunos de los músicos más talentosos, muchos de los cuales han dejado muestra de sus actuaciones con fotografías colgadas en los muros del pub.

The Dubliners y the Rattlin Strings están entre los que actúan regularmente allí. No te sorprendas si la gente también se lanza a cantar, una ocurrencia bastante frecuente.

A pocos metros de distancia, en una de las calles más famosas de Dublín, Baggot Street, está otro de los pubs históricamente relevantes, el Doheny & Nesbitt. Durante mucho tiempo conocido como el lugar predilecto de los políticos, abogados y empresarios, este lugar se ganó el divertido sobrenombre de "Escuela de Economía The Doheny & Nesbitt".

Justo al lado está otro de los pubs más antiguos y famosos de Dublín, el Toner's Pub, conocido por haber sido frecuentado por importantes escritores como Patrick Kavanagh y Joyce, ambos representados en el letrero que da la bienvenido a los transeúntes.

Hablando de escritores, el poeta y dramaturgo William Butler Yeats fue un gigante de la literatura y ganador de un Premio Nobel, aunque a diferencia de otros escritores irlandeses no estaba, aparentemente, muy entusiasmado con la cultura de los pubs.

De acuerdo con las historias populares, el escritor Oliver St. John Gogarty - inspiración de Buck Mulligan en el Ulysses  de Joyce (y homónimo de otro pub de Dublín) - acompañó una vez a Yeats hasta el Toner's, después de que este último expresase su curiosidad por conocer lo que allí sucedía. Después de beber tranquilamente una copa de jerez y de ver de cerca la fiesta, Yeats supuestamente dijo: "Ya he visto el pub, ahora por favor llévame a casa".

Quizá, si hubiese elegido otro "pub crawl" no se habría marchado. Hay innumerables visitas a tabernas, entre las que están, por supuesto, algunas tabernas con temas muy particulares - por ejemplo, pubs de música tradicional irlandesa. literarios, y más, Solo tienes que hacer una búsqueda online o preguntar al conserje de tu hotel para conocer todos los detalles.
"Bebo para mantener el cuerpo y el alma separados", dijo una vez el gran poeta irlandés Seamus Heaney que, al igual que Yeats, también tiene un Premio Nobel.

Oscar Wilde, otro de los muchos gigantes literarios de la "Isla Esmeralda", describió la tensión entre las necesidades físicas y las metafísicas de una forma bastante humoristica: "El trabajo es la maldición de la clase bebedora".

Cuando juegas en Dublín, en cualquier evento, puede que la suerte de los irlandeses te envuelva (como suelen decir). Pero no te olvides de que también puedes disfrutar fuera de las mesas aventurándote en los pubs y deleitándote con la cálida hospitalidad y la rica historia de los irlandeses.

Archivo