Las batallas deportivas que tus ojos no podrán creer

Cover image clashes.jpg

El hombre más rápido del mundo, Usain Bolt, y el peso pesado de la comedia Kevin Hart, se picaron durante todo el 2017 en la campaña #GameOn de PokerStars. Esa larga disputa llegará a su fin en el mes de enero con motivo de la PokerStars Caribbean Adventure 2018, donde los dos se enfrentarán en el heads-up definitivo. Este sería un enfrentamiento difícil de ver si no se disputase en una mesa de poker, pero el mundo del deporte se ha acostumbrado a vivir un buen número de enfrentamientos extraños en los últimos años.

GameOn.jpg

Floyd Mayweather vs The Big Show (marzo de 2008, Florida)

Parece que Mayweather puede hacer cualquier cosa por dinero, incluso enfrentarse a un hombre cuyo puño es más grande que su cabeza. Afortunadamente para Mayweather esta pelea estaba programada de antemano, aunque terminó siendo unas de las mejores peleas que se hayan visto en la WWE. El enfrentamiento comenzó a gestarse en el famoso PPV No Way Out de 2008, cuando Mayweather saltó al ring para proteger al Rey Mysterio y terminó rompiéndole la nariz a Big Show (¡según algunas informaciones con el permiso del grandullón!). La pelea tuvo lugar durante el WrestleMania XXIV y aunque se suponía que Mayweather era el 'babyface' (AKA el chico bueno), su arrogancia hizo que la mayor parte de la gente quisiese que Big Show lo aplastase. Eso no es lo que estaba escrito en el guión y, después de unos cuantos golpes con una silla en la cabeza, Mayweather ganó al gigante con la ayuda de sus puños de hierro.

Mayweather.jpg

Muhammad Ali vs Antonio Inoki (junio de 1976, Tokio)

Ali puede haber sido el mejor boxeador de todos los tiempos, pero no era el luchador más inteligente del mundo. Cuando se enfrentó contra Antonio Inoki en una pelea disputada bajo unas reglas combinadas con las artes marciales, eligió usar guantes de boxeo, y eso le causó problemas en los agarres. Inoki comenzó la pelea cayéndose al intentar dar una patada, antes de tumbarse de espaldas en el suelo para tratar de derribar a Ali. Ali no estaba para nada interesado en ese enfrentamiento y tampoco el público, ya que la situación hacía indicar que no habría mucha acción. Ali logró conectar cinco golpes en el combate, pero la pelea terminó en empate y eso provocó el escarnio de los espectadores. Después, se descubrió que Inoki tenía prohibido lanzar, agarrar o tacklear, y que no podía dar patadas a menos que tuviese una rodilla en el suelo.

Ali.jpg

Conor McGregor vs Floyd Mayweather (agosto de 2017, Las Vegas)

Nadie esperaba realmente que Floyd Mayweather se retirase con un récord de 49-0, lo que igualaba el de Rocky Marciano. Sin embargo, pocos esperaban que lucharía contra el chico malo de la UFC, Conor McGregor, en su combate número 50. En la fase previa a la pelea, la publicidad hizo que muchos creyesen que McGregor tenía alguna oportunidad contra el mejor boxeador libra a libra en toda una generación. Sin embargo, desde que sonó la primera campana, quedó claro que Mayweather iba a elegir cómo y cuándo terminaría la pelea. Al final esperó hasta llegar al 10.º asalto para conseguir la victoria por K.O. técnico en una pelea que ha sido catalogada como una de las mayores estafas del mundo del deporte. Mayweather aseguró haber ganado 300 millones de dólares en el combate, mientras que McGregor ganó más de 100 millones.

Jerry Lawler vs Andy Kaufman (abril de 1982, Memphis)

La disputa entre Jerry 'The King' Lawler y el comediante Andy Kaufman es una de las más grandes de la historia de la lucha libre profesional, y allanó el camino para las travesuras posteriores de la WWE. A principios de los años ochenta, el wrestling todavía era una lucha cuerpo a cuerpo y aún era considerado un deporte legítimo. Kaufman, más conocido por su papel de Latka en la sitcom Taxi, era un gran fan de la lucha libre y comenzó a declararse Campeón Mundial entre géneros tras sus peleas contra rivales femeninas. Lawler se sintió ofendido por esto y lo retó a una pelea que tuvo lugar en 1982. Kaufman fue hospitalizado tras el combate, lo cual centró el foco de atención sobre el wrestling de Memphis. De hecho, Lawler y Kaufman aparecieron el show Late Night with David Letterman, donde el enfrentamiento continuó, llegando a ser portada del New York Times. El montaje no se descubrió hasta 10 años después de la muerte de Kaufman.

Ivan Lendl vs el mundo del golf (varias veces entre 1996 y 2008)

Cuando Lendl se retiró del tenis en 1994 tenía un plan maestro, y eso le llevó a intercambiar la raqueta por un club y convertirse en jugador profesional de golf. Jugó más de 250 rondas al año para intentar mejorar su juego tras no poder superar el corte en el Czech Open 1996, el torneo de su debut. Hizo birdie en el primero, pero a partir de ahí lanzó bombas para terminar la ronda con 82. Logró bajar su handicap a 0 y tuvo la oportunidad de clasificarse para el US Open 2008, pero primero acabó en el bunker y después falló un tap-in para cerrar su ronda con un total de 77 golpes.

Tim Sylvia vs Ray Mercer (junio de 2009, Alabama)
Randy Couture vs James Toney (agosto de 2010, Boston)

La pelea entre Mayweather y McGregor no fue la primera vez que el mundo del boxeo y el MMA chocaron. Sin embargo, dos de esas peleas se llevaron a cabo con las reglas de la MMA, las cuales colocaban en desventaja al boxeador. Ni siquiera eso ayudó a Tim Sylvia, que vio como el ex campeón de los pesos pesados Ray Mercer lo frenaba en solo nueve segundos. Sylvia era un doble campeón de la UFC que en solo un año antes había sido incluido en el Top 10 de mejores luchadores de los pesos pesados de la MMA. Por alguna razón, el hombre de los metros y siete centímetros, que podía dar patadas y puñetazos, avanzó con la barbilla descubierta y se abrió de par en par para recibir el derechazo de Mercer. Le tocó entonces a Randy Couture devolver al golpe para el mundo de la MMA en la UFC 118. Llevó la pelea al suelo al principio de primer round y Toney, un campeón del mundo en tres pesos, nunca volvió a ponerse de pie. Couture le aplicó un luxación de brazo y tras tres minutos y 19 segundos fue derrotado.

Jesse Owens vs Julio McCaw (diciembre de 1936, La Habana, Cuba)

Hitler quiso demostrar a todo el mundo que el pueblo ario era la raza dominante en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, pero el plan no salió como esperaba. Jesse Owens se convirtió en el atleta más exitoso de los juegos y en el primer estadounidense en ganar cuatro oros en una sola olimpiada. Sin embargo, poco después se vio apartado a carreras de exhibición por dinero y viajó a Cuba para competir contra Julio McCaw. ¿Qué es lo que tiene eso de extraordinario? Bien, principalmente que McCaw era en realidad un caballo. Owens tuvo una ventaja de 40 yardas y llegó a la meta justo por delante de McCaw con un tiempo de 9,9 segundos.

Owens.jpg

Billie-Jean King vs Bobby Riggs (septiembre de 1973, Houston)

En 1973 las tenistas ya empezaban a hablar de la desigualdad salarial. De hecho, Billie-Jean King organizó una huelga en un torneo del Pacífico sudoeste que ofrecía a las mujeres un premio de solo el 15% de lo que le ofrecían a los hombres. Eso significa que había mucho en juego cuando decidió aceptar el reto de Bobby Riggs, un auto proclamado chovinista con un problema con el juego. Riggs, un ex campeón de Wimbledon (en 1939), se había retirado en 1951, pero creía que todavía podía vencer a cualquier mujer. No pudo con King. Rompió su servicio en el primer set, pero King se recuperó y logró vencer por 6-4 6-3 6-3 frente a 90 millones de espectadores. El partido sirve como tema de una nueva película, La batalla de los sexos, protagonizada por Steve Carell y Emma Stone.

Archivo