Cómo ha cambiado Twitch la manera en que se vive el poker

El artista pop Andy Warhol dijo que todos tendremos nuestros 15 minutos de gloria. Warhol nunca imaginó una plataforma como Twitch, sino lo que hubiera dicho es que todos tendremos nuestro propio canal de Twitch.

Twitch ha convertido los portátiles y las tablets en estudios de televisión móviles. Twitch combina lo mejor de la televisión, las redes sociales, el juego, el mundo del entretenimiento y la creatividad, todo en una única plataforma a la que cualquiera en el mundo puede acceder en cualquier momento. Twitch pone en contacto a los creadores de contenido con una audiencia global de manera instantánea y, por ello, los streamers más importantes se han convertido en súper estrellas y en los influencers más demandados.

PS_Marbella_Festival-76_Lex Veldhuis.jpg

Twitch ya no es sólo para "frikis" de los videojuegos. Sólo el año pasado, Twitch amplió sus categorías a debates, podcasts, viajes y naturaleza, arte, música, comedia, deportes y fitness, manualidades, cocina, productos de belleza, o simplemente... conversaciones. Cuanto más rápido crece la plataforma, más variedad de gente la empieza a utilizar para mostrar sus áreas de interés. Al mismo tiempo, esas micro-comunidades acaban convirtiéndose en subculturas de éxito.

Según Twitch Tracker, Twitch cuenta con 1'2 millones de usuarios simultáneos y con una media de 55.600 canales en vivo al mismo tiempo. Puede presumir de tener 4'5 millones de streamers, y sus usuarios van camino de visualizar 600.000 millones de minutos de contenido en 2019. Y esto no se limita a los streamers de habla inglesa. Los streams en alemán, ruso y coreano han crecido exponencialmente en los últimos 12 meses.

Los streamers se han convertido en los dueños de sus propias marcas. Los mejores coinciden en que son figuras agradables, fiables e interesantes. Y lo más importante, sobre todo en el mundo del juego, es que ayuda sobremanera que sean buenos en lo que hacen.

Aprender sobre la marcha

Los mejores streams de Twitch cuentan con dos aspectos importantes: ver competir a los mejores, y aprender las reglas o mejorar la propia estrategia.

"Las cosas más sencillas son las más difíciles de explicar", cantaba Steve Winwood de Traffic. A veces es imposible describir las cosas simples; a menudo, es más fácil que te muestren cómo funciona algo. Es precisamente por eso por lo que los streams de juego son tan populares.

Los estudiantes y recién llegados pueden sumergirse en los streams y asumir toda la información de manera natural. Por supuesto, los mejores streamers son quienes tienen la extraordinaria habilidad de plantear situaciones complejas en términos sencillos.

El territorio del poker online en Twitch está ganando popularidad rápidamente porque los jugadores siempre buscan nuevas formas de poder mejorar. Cuanto más veas jugar a lo más granado del mundo del poker, mejor jugarás tú.


Hace 15 años, los aficionados al poker no contaban con demasiadas vías con contenido sobre poker. Los fans dependían de los DVDs o los programas de televisión. El World Poker Tour, World Series of Poker, High Stakes Poker y Poker After Dark formaban parte importante del menú habitual de un jugador de poker. Devoraban los programas y veían sus episodios favoritos un montón de veces.

En la era Twich, ya no hace falta esperar al miércoles por la noche para pillar la mesa final del WPT. Conecta con el canal de PokerStars en Twitch o con el de Spraggy y súbete a la ola.

Las nuevas estrellas de rock

¿Quién quiere ver a gente jugando a videojuegos? Pues hay como mínimo un millón de personas haciendo exactamente eso ahora mismo. La actividad en sí puede parecer una forma de entretenimiento de poco nivel, pero en cierto modo da la sensación de ser algo natural.

Cuando eras pequeño, te sentabas y veías a tus hermanos, amigos y vecinos jugar a los videojuegos mientras esperabas pacientemente tu turno. No importa si naciste en un tiempo en el que dominaba Atari, Sega, Nintendo, Gameboy, Xbox, los juegos por el móvil o el poker online, todo el mundo ha tenido una experiencia similar a la hora de anticipar y vivir con emoción ese momento de "la próxima partida me toca".

La curiosidad forma parte de la naturaleza humana, sobre todo cuando se trata de algo de lo que no sabemos demasiado. También es natural buscar a otros que tengan intereses similares a los nuestros, especialmente cuando se trata de cosas más alternativas. Twitch pone en contacto a gente afín entre sí, por eso ver a streamers jugar a Fortnite, Overwatch y poker online se ha convertido en algo habitual.

Los vloggers de YouTube, los streames de Twitch y los influencers de Instagram son las nuevas estrellas de rock. Los creadores de contenido más famosos en esas plataformas son quienes definen la cultura juvenil. Twitch ha pasado de ser un servicio de streaming raro para "frikis" de los videojuegos, a convertirse en un par de años en una plataforma de ocio de referencia. Prácticamente de un día para otro, Tyler "Ninja" Blevins ha pasado de ser un profesional de eSports corriente a ser el jugador de Fortnite más famoso del mundo gracias a su canal de Twitch.

Escaparate 24/7

Desde el punto de vista del marketing, los mejores anuncios son los que no parecen anuncios. Twitch es una plataforma increíble porque si tienes una marca popular, vas a tener presencia 24/7, las 24 horas al día 7 días a la semana. Siempre habrá alguien retransmitiendo su última sesión de Fortnite, Hearthstone, Counterstrike o PokerStars.

Siempre que PokerStars presente un nuevo juego o formato, puedes pasarte por Twitch y disfrutar de una demostración en vivo de una autoridad en la que confíes. Ver el canal de Spraggy o de Lex Veldhuis es una buena manera de aprender las reglas y la estrategia básica de Short Deck Hold'em al mismo tiempo que escuchas a los profesionales discutir los matices del juego. Short Deck se está convirtiendo rápidamente en un juego muy popular en el circuito. Twitch es una manera nueva de acelerar la curva de aprendizaje en juegos nuevos.

Si no tienes un set de Realidad Virtual (VR), entonces Twitch es la plataforma perfecta para que veas lo que te estás perdiendo. El otro día, Spraggy estuvo jugando heads-up poker mientras Chris Moneymaker hacía los comentarios. Para los seguidores que no tienen un aparato de VR o aquellos que nunca habían visto PokerStars VR antes, esa retransmisión fue una reseña del producto perfecta, porque podías ver cómo funcionaba en tiempo real.

¿Dónde están tus amigos esta noche?

Ya lo dijo Kurt Cobain, "Here we are now, entertain us". Aquí estamos, háznoslo pasar bien.
Después de un día largo, lo único que quieres es echarte un rato y relajarte. Si no eres aficionado al fútbol o ya te has visto todo lo que tenías pendiente en Netflix, es probable que estés buscando formas de entretenimiento alternativas.

Poner tu canal favorito de Twitch es como quedar con un viejo amigo. Buscas algo reconfortante y conocido, pero que no sea tan intenso como para que requiera toda tu atención. Los streams de fondo son material perfecto para escuchar mientras cenas o juegas un par de SNGs.

Por eso Ninja tiene tantos seguidores. Y por eso también es por lo que a los aficionados al poker les encanta seguir a Spraggy o Lex Veldhuis. Son excelentes en lo que hacen, pero al mismo tiempo son capaces de mantener el nivel de profesionalidad y de ofrecer contenido entretenido a la vez que conectan con la audiencia. Conseguir hacer bien una de estas tres cosas, ya es difícil, aun así, estos maestros de Twitch dominan las tres como si nada.

Archivo