La verdad oculta: ¿qué significa tener "cara de poker"?

"Cara de poker" es una frase utilizada en el poker, valga la redundancia, que ya se ha instalado en el vocabulario de la gente. Casi todo el mundo, jueguen o no al poker, saben que poner cara de poker significa esconder, de forma exitosa, tus emociones bajo una expresión imperturbable, que n revela nada.

Nuestro compañero del blog en inglés, Martin Harris, se pregunta si la expresión en sí puede esconder algo.

Lee aquí el artículo original

patrik-antonius-poker-face.jpg

Hay una serie de televisión que estuvo en antena desde 2010 (2011 en España) que se llama "Pretty Little Liars" (Pequeñas mentirosas en España). Esta serie, que versa sobre un misterioso asesinato, se centra en un grupo de chicas de instituto y está basada en las novelas de Sara Shepard. Hay un spinoff y otro, llamado "Pretty Little Liars: The Perfectionist", está a punto de estrenarse.

La periodista de la revista Cosmopolitan, Emily Tannenbaum está emocionada por este nuevo spinoff. Le gusta especialmente el inicio del primer episodio, que ha estado disponible a modo de 'teaser' para presentar el nuevo escenario en donde la historia de otro misterioso asesinato será contada.

Reconocerás la sintonía, por supuesto, el famoso hit "Poker Face" de Lady Gaga tocada con un violonchelo. "La canción es perfecta para una serie sobre guardar secretos y que tiene, literalmente, la palabra mentirosas en el título", advierte Tannenbaum.

Pero espera un momento. ¿Es a eso a lo que se refiere poner "cara de poker"? ¿Ser un mentiroso? ¿O solo se refiere al hecho de esconder algo? ¿O de guardar un secreto?

Vamos a escarbar un poco la superficie para ver qué encontramos.

¿QUIERES UN CONSEJO? PON CARA DE POKER

En su libro de 1875 "Round Games at Cards", el escritor británico Henry Jones, escribiendo como "Cavendish", presenta varios juegos de poker y conceptos relacionados. Entre las "Pistas" que ofrece como consejos generales de estrategia, Joens enumera "el dominio de una buena cara de poker como una ventaja".

Cavendish sigue explicando qué quiere decir con la frase "nadie que pretenda jugar bien podrá delatar el valor de su mano por medio de gestos, el cambio de semblante o cualquier otro síntoma". ¿Quieres tener éxito en el poker? No dejes que tu rostro dé pistas ya que si lo haces "un jugador con experiencia podrá juzgar por tu expresión" el valor de tu mano.

En otras palabras, desde que la gente comenzó a escribir sobre estrategia de poker no solo fue evidente que desde el principio era valioso esconder información a tus oponentes, había una forma muy breve de describirlo: ¡pon tu mejor cara de poker!

POKER FACES FUERA DE LAS MESAS

La frase pronto tomó el significado figurado para referirse, en conversaciones cotidianas, a todo tipo de situaciones como de miradas inciertas, expresiones desapasionadas o respuestas inexpresivas.

En los años 20 y 30, Helen Wills fue la Serena Williams de su época cuando ganó 19 títulos del Gran Slam -incluyendo 8 Wimbledon-. Jugaba con un estilo frío, ausento de emociones, parecía que ignoraba tanto a sus rivales como al público mientras ganaba partido tras partido, torneo tras torneo.

El famoso escritor deportivo, Grantland Rice (quien durante su carrera puso muchos apodos a los atletas) describió a Wills como "Little Miss Poker Face".

En su obra experimental Días sin fin (1934), el dramaturgo Eugene O'Neil incluye una dirección escénica en la cual asigna a un personaje "la insignificante expresión amable que es la cara de poker de bienvenida de los hombres de negocios americanos". Parece evidente cuando piensas en lo competitivo que es el mundo de los negocios en donde la información puede (y a menudo lo hace) significar dinero.

En 1934, el novelista Graham Greene escribió una reseña sobre la biografía de Sir Arthur Conan Doyle -autor de Sherlock Holmes- que realizó Hesketh Pearson. Green tituló su corto ensayo como "The Poker-Face" y en el elogia a Pearson por haber descubierto suficiente sobre Doyle para darle vida ante el lector -esto es, por haber hecho un trabajo de detective como Sherlock y "ponerse detrás de esa cara de poker" de manera exitosa.

Por cierto, María Konnikova lleva a cabo deducciones similares en su libro sobre Doyle y las historias de Sherlock Holmes, "Mastermind: How to Think Like Sherlock Holmes", una lectura recomendada para jugadores de poker incluso pese a no ser sobre poker en concreto.

Puedes leer otro reciente ejemplo de Konnikova debatiendo sobre poker fuera de las mesas en el artículo "Creemos en María: Konnikova habla de poker y más en el Foro Económico Mundial"

En ese ensayo, describe lo que es "cara de poker" de una manera especialmente poética.

"Uno ha visto esa cara en cientos de barras de bar - el pelo hacia atrás dejando descubierta la frente, un enorme bigote con acabado en punta, el rostro con ojos llenos de alegría, el hombre que trata con cordialidad al resto de hombres pero que sabe exactamente cuando debe terminar la diversión", escribe Greene. "Viste un traje negro (la chaqueta tiene cuatro botones) y las botas bien brillantes. ¿Podría Sherlock Holmes haber deducido de esa majestuosa apariencia algo parecido a la descabellada verdad?"

JUEGOS DE ESCONDER Y ENCONTRAR

Podríamos enumerar más ejemplos de caras de poker en política, deportes, negocios, conflictos, pon el ejemplo que quieras. Tener cara de poker significa ser imposible de leer. Podría haber algo de "descabellada verdad" escondida debajo de esa "majestuosa apariencia" pero es difícil decir con seguridad, y solo el más perspicaz, quizás alguien con el nivel de poder de observación Holmesiano podría averiguar qué, si hay algo, escondido debajo.

El genial fotógrafo Ulvis Alberts tituló su bien considerada (y muy codiciada) colección de fotografías "Poker Face" (publicada en 1981 seguida de "Poker Face 2" en 2006). Su título posee tanto un significado simbólico como literal y sugiere que merece la pena estudiar los secretos que ocultan los jugadores retratados.

También hizo lo propio el antropólogo David Hayano, de manera deliberada, cuando escogió como título para su estudio de los jugadores de poker de California "Poker Faces". Su elección indicaba que Hayano creía que había algo que valía la pena investigar en la apariencia inescrutable de los jugadores sentados en las mesas de poker de los clubs de California.

El libro "The Poker Face of Wall Street" (2007) de Aaron Brown describe la relación entre el juego de cartas y las financias modernas, mostrando muchos paralelismos entre las estrategias empleadas en ambas esferas. Hay otra astuta connotación que indica cómo Brown pretende revelar algo escondido sobre cómo funciona Wall Street.

EL MODO PATRICK ANTONIUS

Dan Harrington y Bill Robertie ofrecieron a sus lectores un puñado de rigurosos ejemplos de "caras de poker" fiables en el segundo volumen de "Harrington on Cash Games" (2008). Presentados entre un debate sobre tells y cómo evitar darlos en la mesas. Un método que recomienda es lo que llama el "MODO PATRICK ANTONIUS", es decir el planteamiento que toma el profesional finés.

"La defensa de Antonius ante los tells es memorablemente simple", escriben los autores. "Después de hacer una apuesta importante se mantiene sentado en la mesa, rígido como un témpano y fija la mirada en algún punto".

Su cara de poker, juzgan, "da la impresión de trance catatónico" y después de que su adversario actúa, el finés "vuelve a la vida".

pa-2.jpg

CONCLUSIÓN

Cuando escucho "cara de poker" es la primera imagen que me viene a le mente - la cara impasible de un jugador de poker cuya expresión es totalmente neutral, sin comunicar nada. El tipo de cosa que Mike McDermott está intentando en Rounders cuando Johnny Chan le pregunta qué tenía y Mike le espeta "Lo siento, John, no me acuerdo".

Ahora que lo pienso, supongo que Mike McDermott estaba mintiendo a Chan. Supongo que es lo que Lady Gaga está tratando de decir cuando presume sobre ser imposible de leer para otros. "I promise this, promise this", canta dejando entrever que con su expresión está intentado confundir de manera intencionada.

Después de todo, ocultar la verdad, sea como sea, puede llamarse mentir por omisión.

VIDEO LADY GAGA

Archivo