Saltaron chispas en nueva jornada del Poker Pro Masters

La segunda jornada del Poker Pro Masters, la competición que enfrenta en formato heads-up a algunos de los mejores jugadores del poker español de la mano de PokerStars y Poker-Red, volvió a dejarnos un gran nivel de poker con la presencia de algunos de algunos de los jugadores que, a priori, contaban con más opciones de poder pasar el corte de la fase de grupos.

¨Por si todavía hay alguien que se está preguntando cómo funciona el PPM, es importante contar que los jugadores se distribuyen en 8 equipos de 4 jugadores de los que solo 2 tendrán la oportunidad de pasar a la siguiente fase. Cada partido se juega al mejor de tres heads-up y aquel que consigue la victoria consigue sumar 1 punto en la clasificación general. Aquellos que acumulen mas puntos al final de la fase de grupos tendrán la oportunidad de seguir en la pelea por el Platinum Pass que recibirá el campeón.

Si en la primera jornada vimos salir airosos a jugadores como el Team Pro Ramón Colillas o el Embajador de PokerStars Steve Enríquez, entre otros, la cita de ayer fue el momento elegido para ver en juego a nombres de la talla de Raúl Mestre, Juan Pardo, Vicent Boscá, David Laka o Juanki Vecino, que saltaron al ruedo con suerte dispar. Los enfrentamientos volvieron a ser a cara de perro y no tardaron en llegar la sorpresas que animaron a la comunidad en redes sociales y en los streams que se llevan a cabo en los canales de Twitch y Youtube de Poker-Red.com.

La acción del segundo día de juego comenzó con un ¡bang! Los contendientes del grupo E, entre los que estaban José Ángel Latorre, Ignacio Molina, Nacho Pérez y Francesc Dávila, saltaron a las mesas con la idea de dar lo mejor de si mismos y vaya si lo hicieron. De hecho, fue aquí donde llegaron las primeras sorpresas claras de este PPM.

La sopresa saltó con la victoria por un contundente 3 a 0 de Ignacio Molina. La sorpresa no es porque Molina no tuviese el nivel para lograr un resultado así, que lo tiene, sino porque esta llegaba contra el que, a priori, estaba considerado el "monstruo final" de este PPM, José Ángel Latorre.

En el otro encuentro, en el enfrentaba a Francesc Dávila y Nacho Pérez, fue el primero el que logró dejar a cero a su rival.

Lo que vino después fue lo mejor que se ha visto hasta el momento en la competición, pero los resultados no fueron muy diferentes. El que había sido considerado como el "grupo de la muerte" desde el mismo día del sorteo no defraudó, aunque es cierto que se esperaba mucha más pelea, al menos por parte de Juan Pardo y Vicent Boscá, dos jugadores que habitualmente habitan en el olimpo del poker mundial.

Pardo mordió el polvo perdiendo por 3 a 0 contra David Laka, que hace unos días se erigía en uno de los favoritos a conseguir la victoria en esta competición por dominio de la modalidad heads-up. Poco después, Boscá hacía lo propio contra Juanki Vecino, que no defraudó ni un ápice a todos los que habían puesto sus esperanzas en él.

Por delante quedaban aún dos bloques, pero las espadas estaban ya en todo lo alto. Con motivo del estreno del grupo F, vimos saltar al ruedo el Embajador de PokerStars Alberto Pérez "Catof", que tuvo que medirse en duelo contra uno de los jugadores españoles más valorados del momento como Nabil Cardoso. Cardos comenzó imponiendo su juego en el primer cara a cara, pero terminó cediendo frente al empuje de "Catof" que le dio la vuelta al marcador para cerrar la primera jornada con una victoria que puede ser muy importante.

En el otro partido, Gerard Carbó sacó la apisonadora y le pasó por encima a un René Lázaro que no tuvo demasiada fortuna en este primer partido. Lázaro vio como todas las manos importantes caían del lado de Carbó y contra eso no se puede luchar. Sus opciones se reducen considerablemente tras encajar ese 3-0, pero esto es la Champions League del poker y ya sabemos que es mejor no vender la piel del oso antes de cazarlo. Por delante quedan todavía dos jornadas en las que todo puede cambiar.

Para última hora de la noche se reservaron los partidos del grupo G, encuentros con los que se cerraba la primera jornada del Poker Pro Masters. El encuentro estrella de este grupo era el que enfrentaba a Javier Sola contra el histórico, además de favorito absoluto, Raúl Mestre. Como en la mejores ocasiones, las opciones de cada uno de ellos fueron cambiando casi en cada mano, pero terminó siendo Sola el que conseguía la victoria por un ajustado 2 a 1.

En el otro enfrentamiento se cruzaron dos de las almas más libres del poker español en la actualidad, Jon Gurrutxaga y Mario Conde. Había mucha expectación por ver a ambos atizarse sobre el tapete, pero toda esa emoción se fue diluyendo a medida que Gurrutxaga iba tomando ventaja en el marcador. El gallego no logró ni siquiera rascar un punto y terminó sucumbiendo por 3 a 0 contra uno de los jugadores de moda.

Con estos encuentros se cerraba la primera jornada del Poker Pro Masters en espera de que el próximo jueves llegue una nueva cita. Cuando vuelva la acción, algunos tendrán que apretarse el cinturón si no quieren verse fuera de las opciones de clasificación a las primeras de cambio. Veremos que nos deparan los próximos encuentros.

Poker-Red_POST_PPM_Poker_Pro_Master_PokerStars_V6_ENE2020 (2).jpg

Archivo