"Paloman89" después de ganar 250.000 €: "Fui al salón a contárselo a mi padre"

Entrevistamos a este joven jugador de poker, que nos confirma que no se dedica profesionalmente a ello, tras la victoria que logró el pasado jueves en el Spin&Go más alto de PokerStars.es,

Siempre que vemos a un jugador llegar a lo más alto de un torneo, ya sea en el European Poker Tour (EPT) a través del #EPTenDirecto o bien en nuestras crónicas de las competiciones online, el SuperJueves, los Torneos del domingo o el ESCOOP, por ejemplo, nos preguntamos por la sensación que debe estar viviendo en ese momento el campeón.

"Fui al salón a contárselo a mi padre", eso fue lo primero que hizo Alois García, que juega en PokerStars.es bajo el nick "Paloman89", tras su reciente éxito en Spin&Go, en donde la pasada semana se llevó la friolera de 250.000 € tras doblegar a sus dos rivales: "carsimmar" y "Tetisheri".

Nuestro protagonista es un joven jugador, de apenas 26 años, que vive en la localidad vitoriana de Gastéiz. Nos confirma que es programador informático, aunque actualmente se encuentra sin empleo.

"Lo conocí -el poker- por la televisión. Comencé a jugar hace 6 o 7 años con un parón de tres años entre medias desde 2012 hasta este año, que he vuelto a jugar", nos explica García, quien logró el pasado jueves uno de los premios récord de PokerStars.es. "El tiempo que juego me lo tomo como una profesión con la que obtener ingresos cada mes, pero no me considero un profesional", aclara el vitoriano.

García acostumbra a jugar torneos grandes "de más de 750 personas", aunque confiesa que durante "este último mes" había empezado a jugar estos sit and goes esperando conectar uno de los botes gordos que ofrece la competición. Hasta entonces, afirma, "mi mayor premio había sido de 2.000 €".

Entrevista_blog_Karpantta_Spin_Go

En uno de sus momentos mágicos delante de la pantalla del ordenador, García inscribió su nombre en un Spin&Go de 50 € de buy-in y tan pronto como sus dos rivales se sentaron en la mesa, a eso de las 23:08 horas CET, comenzó a girar la ruleta, que se detuvo en los 300.000 € de bote que finalmente se entregaron.

El prize-pool garantizaba 25.000 € a cada uno de los participantes, una buena recompensa. Al ver semejante premio, García tuvo una sensación que cualquiera habría sentido: "Me temblaba todo el cuerpo, esa partida podía cambiar mi vida", asegura. Y así fue cómo sucedió.

"Superaba a mi rival 4 a 1 en fichas -durante el cara a cara- y al ver que tenía un 'as' en mi mano, cuando el rival tiró 'all-in' pre-flop no me lo pensé. Después de ver que él llevaba [J][9] aparté la mirada de la pantalla del ordenador. Unos segundos después vi que había ganado con carta alta".

Fue entonces cuando recorrió media casa para acercarse al salón y celebrar con su padre. Al preguntarle por lo que hará con su premio, nos confirma su siguiente reto: "Acudir a eventos en vivo como los del EPT".

¡Enhorabuena por tu triunfo, Alois!

Archivo