Home / La rivalidad entre España e Italia

La rivalidad entre España e Italia

20-06-2024 por Miguel Canalda
9 min de lectura

Una parte importante de la historia de la selección española está emparejada a la selección italiana, lo que ha generado una rivalidad que se prolonga en más de un siglo y que se ha recrudecido en los últimos tiempos, por lo que su próximo duelo en la fase de grupos de la Eurocopa 2024 no va a ser un simple pulso por ver quién se lleva los tres puntos.

España gana su primer duelo contra Italia

España se cruzó con Italia en cada uno de los cuatro primeros torneos internacionales que disputó en su historia y la mayor parte de las veces fue para mal. El debut de la selección española en una competición oficial fue en los Juegos Olímpicos de 1920 disputados en Bélgica, donde España logró la medalla de plata pese a ser derrotada por la selección anfitriona en los cuartos de final.

Tras esa derrota frente a Bélgica, la selección española accedió a una repesca para decidir las medallas de plata y bronce. Primero venció a Suecia y luego se topó con Italia en el partido que iba a decidir qué país se jugaría la plata frente a Holanda, derrotada en la final contra Bélgica.

Por lo tanto, el primer enfrentamiento en la historia entre España e Italia se produjo el 2 de septiembre de 1920 en el Estadio Olímpico de Amberes, donde una selección española todavía en pañales logró imponerse por 2-0 con un doblete de su primer ‘9’, un delantero vasco que por entonces militaba en el Barcelona.

Italia, favorecida por el primer autogol de España

Sin embargo, aquel resultado debió de ser fruto de la suerte del principiante, ya que precisamente Italia fue el verdugo de España en los tres siguientes torneos. De hecho, ambas selecciones se cruzaron en la primera ronda de los Juegos Olímpicos de 1924 disputados en Francia, donde la selección italiana ganó por 1-0 gracias al que fue el primer gol en propia meta de la historia de la selección española. Que el padre del lateral derecho autor de ese infame gol fuera italiano llegó a levantar sospechas, pero él siempre negó que fuera intencionado.

La mayor derrota de España

En los Juegos Olímpicos de 1928 disputados en Países Bajos ambas selecciones volvieron a cruzar sus caminos en los cuartos de final. España abrió el marcador al inicio del partido, pero Italia igualó el marcador durante la segunda parte y el duelo acabó 1-1, por lo que fue necesario disputar un desempate tres días después.

Aunque el escenario fue el mismo Estadio Olímpico de Ámsterdam, el resultado fue del todo opuesto. Esta vez la Azzurra abrió el marcador y a los 20 minutos ya ganaba por 3-0. Aquello presagiaba una catástrofe y así fue, pues España sucumbió por 7-1, la mayor derrota de su incipiente historia y a día de hoy todavía la más abultada que ha sufrido en un campeonato internacional.

Italia, primer verdugo de España en un Mundial

Italia se cruzó con España en el camino hacia su primer título de campeona del mundo obtenido en el Mundial de 1934 en el que jugó como anfitriona. De nuevo el cruce se produjo en los cuartos de final y el partido disputado en Florencia acabó 1-1 con dos goles durante la primera mitad, sin que la prórroga decidiera al ganador, por lo que al día siguiente ambas selecciones se volvieron a enfrentar.

En esta ocasión Italia se impuso por 1-0 con un gol del delantero milanés que muchos años después dio nombre al estadio compartido por el Inter de Milán y el AC Milan. Pero igualmente decisivo fue el arbitraje, ya que España vio como le anulaban dos goles de manera dudosa.

Además, el infortunio afectó a la selección española porque la lesión de uno de sus centrocampistas le obligó a jugar con uno menos durante casi todo el partido porque por entonces no se permitían cambios. En definitiva, la primera eliminación que sufrió España en un Mundial fue contra Italia, pero no sería la última.

46 años después, otra vez frente a frente

A pesar de que España e Italia fueron rivales habituales durante los primeros años de historia de La Roja, no se volvieron a cruzar en un torneo oficial hasta la Eurocopa de 1980 disputada también en territorio italiano. Desde el Mundial de 1934 hasta entonces se habían enfrentado en ocho amistosos, con tres victorias para España, tres para Italia y dos empates.

El duelo se produjo en la jornada inicial de la fase de grupos, disputado en San Siro, y acabó 0-0 pese a que España generó más ocasiones e incluso se le anuló un gol por fuera de juego, además de ver cómo un disparo chocaba contra el larguero. Aquel fue el único punto que obtuvo la selección española, derrotada después frente a Bélgica (2-1) e Inglaterra (1-2).

La Eurocopa de 1988 volvió a reunir a españoles e italianos en una fase de grupos y la Azzurra se impuso por 1-0 en Fráncfort de camino hacia una fase eliminatoria a la que no llegó España.

Un codazo para el recuerdo

Los cuartos de final del Mundial de 1994 disputado en Estados Unidos enfrentaron de nuevo a estas dos selecciones en el Foxboro Stadium, a las afueras de Boston. La cita quedó para siempre en los anales de la historia de la selección española y en la memoria colectiva por el codazo que rompió la nariz del delantero asturiano que años después acabaría siendo seleccionador.

Aquello fue la guinda de un partido en el que España estuvo muy cerca de remontar el primer gol encajado, pero que Italia sentenció en los minutos finales pese a su notable cansancio sobre el césped, merced a una contra que puso el 2-1 definitivo. Luego llegó el episodio del codazo que impidió un remate del delantero asturiano dentro del área rival, pero el árbitro no lo vio y España acabó eliminada.

Los penaltis que cambiaron la historia

Una vez más, Italia en unos cuartos de final, esta vez en la Eurocopa 2008. Por entonces la Azzurra era la campeona del mundo y La Roja estaba acostumbrada a penar, con unas cuantas eliminaciones mediante los penaltis a sus espaldas. Por eso, cuando el duelo en Viena terminó 0-0 para decidirse desde los 11 metros, en la mente de todo aficionado español solo cabía la eliminación.

Sin embargo, las dos paradas que realizó el portero de La Roja cambiaron para siempre el devenir no solo de la selección, que acabó proclamándose campeona de Europa para iniciar su era gloriosa, sino también de la rivalidad contra Italia. De los diez enfrentamientos oficiales entre ambas selecciones disputados desde ese día, Italia solo ha ganado uno en el tiempo reglamentario.

La coronación de una época inigualable

Después de conquistar la Eurocopa 2008 y el Mundial 2010, España logró la triple corona en una Eurocopa de 2012 en la que se cruzó dos veces con Italia. La primera fue en el inicio de la fase de grupos y acabó 1-1, pero tres semanas después se vieron las caras en la final de Kiev y La Roja ganó por 4-0 para poner el broche dorado a cuatro años que han quedado para los anales no solo del fútbol español, sino del deporte a nivel global.

Los penaltis, otra vez protagonistas

Un año después de aquel triunfo, ambos países se enfrentaron en las semifinales de la Copa Confederaciones disputada en Brasil y, al igual que cinco años antes, el duelo acabó sin goles y se decidió en los penaltis. Ninguna selección falló su turno en los 12 primeros disparos, pero el decimotercero se le fue alto a Italia y luego España sentenció con un nuevo acierto.

Se acabó el idilio

Podría decirse que esa victoria por penaltis en la semifinal de la Confederaciones fue la última alegría que se dio aquella generación de oro, pues unos días después perdieron la final contra Brasil y se acabó el embrujo. Luego llegó el desastroso Mundial 2014 y las cosas no fueron mucho mejor en la Eurocopa 2016, donde Italia se tomó su particular revancha al eliminar a La Roja en los octavos de final con un triunfo por 2-0 en un partido en el que la Azzurra fue claramente superior.

Un desastre para Italia

Si la Azzurra quedó fuera del Mundial 2018 fue en gran medida por la derrota sufrida durante la fase clasificatoria en el Santiago Bernabéu, donde cayó por 3-0 ante una España que anteriormente había empatado en Turín y que acabó adjudicándose el billete a Rusia mientras la Azzurra se veía obligada a pasar por la repesca, donde sucumbió frente a Suecia.

Italia siempre vuelve…

Sin embargo, tres años después la selección italiana se proclamó campeona de Europa y en su camino se sacudió los fantasmas al eliminar a España mediante los penaltis en la semifinal. Tras el 1-1 con ambos goles durante la segunda mitad, el portero español paró el primer lanzamiento italiano, pero justo después España falló su primer tiro y luego vio cómo el guardameta italiano paraba el disparo de La Roja.

y España también

A pesar de la breve historia de la Nations League, España e Italia se han cruzado dos veces en las Finales, ambas con final feliz para La Roja. Primero llegó el 2-1 en la semifinal de 2021 disputada en San Siro y dos años después se produjo otro 2-1 favorable a España, pero esta vez en la final celebrada en Países Bajos y que supuso el primer título para La Roja desde la Eurocopa 2012.

expand_less