European Poker Tour header
Home / Cuando un Muck no es un Muck

Como en cualquier evento del European Poker Tour, siempre existen jugadas y momentos complicados, y el que se disputó en Chipre no fue una excepción.

En el pasado EPT Cyprus se vivieron dos situaciones que necesitaron la presencia de los directores de torneo para tomar dos decisiones complicadas en situaciones difíciles.

Estas dos situaciones, han traído cola y un largo río de tinta en redes sociales, por lo que lo mejor en estos casos es escuchar a la persona que está en el centro y tiene la última decisión, el director de torneos del EPT, Toby Stone.

La primera situación ocurrió durante el Eureka High Roller de 2.200$ y fue importante porque requería recuperar cartas descartadas del mazo. La segunda tuvo lugar en el penúltimo día del EPT Main Event de 5.300$ y se centró en si un jugador había aceptado pagar el «all-in» de su rival.

CUANDO UN Muck NO ES UN Muck

Según nuestros compañeros de PokerNews, la mano en cuestión sucedió al final del Nivel 10, justo antes de un descanso del torneo. En ella, dos jugadores tenían cartas y el board estaba completo: 3287J.

Merijn van Rooij, con un stack más grande, fue «all-in» y Maan El Hachem movió todas sus fichas al centro. Van Rooij mostró sus cartas KK y El Hachem movió sus cartas hacia adelante, indicando abandonaba la mano. El crupier tomó sus cartas y las puso en la parte superior del mazo descartado. En ese momento El Hachem se dio cuenta de que había cometido un error.

El Hachem dijo que pensaba que Van Rooij tenía KJ para tener color, y que él había descartado un par de doses, para un trío. Su mano podría vencer a la pareja de reyes que Van Rooij tenía.

El «Floor» vino y decidió inicialmente que la mano de El Hachem estaba muerta porque había ido al mazo descartado. Sin embargo, otros jugadores en la mesa señalaron que las manos deben mostrarse cuando hay un «all-in» aceptado, por lo que la mano técnicamente no debería haber estado en el mazo descartado en primer lugar.

El supervisor llamó a Stone para emitir una decisión final, y después de la debida consideración (ver más abajo), el Director del Torneo permitió que las cartas salieran del mazo descartado y fueran mostradas.

El crupier hizo exactamente eso y mostró el par de doses que El Hachem decía haber tenido. Por lo tanto, el bote fue para El Hachem y lo mantuvo en el torneo.

Toby nos da su opinión.

BUSCANDO LA DECISIÓN CORRECTA

Toby Stone dice: El «»floor» vino y quería que confirmara una decisión porque no estaban seguros. En la mesa había dos bandos: muchos querían una cosa y otros querían otra. El floor quería mi opinión.

Hay dos reglas aquí que hay que considerar. Una es que cuando las cartas están en el mazo descartado, están muertas y no puedes sacarlas. Es una regla muy clara que a menudo prevalecerá sobre cualquier otra regla. Pero la otra regla es que una mano «all-in» no puede ser descartada.

Esas son las dos cosas. Estaba «all-in», pero las cartas estaban en el mazo descartado. Aquí tenemos dos reglas que se contradicen entre sí.

El floor decidió que estaban en el mazo descartado, y esto prevalece sobre la otra. Pero, en realidad, no estaban en el mazo descartado. Estaban encima del mazo descartado, claramente recuperables. Cien por cien, claramente recuperables. Sin dudas, eran esas dos cartas y todos estaban de acuerdo en que eran esas dos cartas.

Entiendo por qué el supervisor tomó esa decisión porque es un área gris y hay una regla clara que dice que cuando están en el mazo descartado, están en el mazo descartado y eso es todo.

DOS REGLAS CONTRADICTORIAS

Pero obviamente también hay otra regla, que es que el Director del Torneo tiene discreción. Esa es la regla número uno, y podemos tomar cualquier decisión en el momento si creemos que es correcta, en interés del juego. Solo usamos eso si sentimos que es en interés del juego.

Así que me preguntaron y, sinceramente, mi primer pensamiento fue: «bueno, están en el mazo descartado, y están muertas». Pero miré el reloj y faltaban cinco minutos para el final del descanso, así que tenía tiempo. Pero esa fue realmente mi reacción inicial, y eso fue lo que el floor había decidido inicialmente. Pero luego lo pensé un poco, y pensé en esas dos opciones.

RESPONSABILIDAD DEL CRUPIER

Las cartas están en el mazo descartado, claro, pero el crupier tiene la responsabilidad de proteger una mano «all-in». Y el crupier no lo hizo. Todos cometemos errores, y está bien. Un crupier a veces comete errores. El crupier debería haber protegido la mano de entrar en el mazo descartado y si el crupier hubiera hecho bien su trabajo, esa mano habría sido mostrada y esa persona habría ganado el bote.

Esas cartas eran claramente recuperables, ya que estaban encima del mazo sin lugar a dudas. Así que al final, en realidad no fue una decisión tan difícil. Es solo porque hay esas dos reglas. He hablado con algunas personas, y el primer pensamiento de todos fue, ‘No, están muertas’. Pero hay que mirar desde otro ángulo y pensar.

¿CÓMO PUEDE UN CRUPIER PROTEGER LAS CARTAS SI EL JUGADOR TIENE LA INTENCIÓN DE DESCARTARLAS?

Tienen brazos. A veces ves que un jugador va a descartar, y realmente puedes, físicamente, impedir que lo haga. Pon tus manos sobre las cartas, o extiende tus brazos, o protege el mazo descartado rodeándolo con tus brazos. Por supuesto, el jugador puede lanzarlas, meterlas cuando no estás mirando, y ha sucedido en el pasado. Los jugadores han lanzado cartas y no hemos podido recuperarlas.

Pero simplemente tenemos que hacer lo mejor que podamos. Tienen que anticiparlo — “Señor, no se retire, es un all-in” — deteniendo las cartas si puedes, y también protegiendo el mazo descartado con tus manos.

Pero a veces sí logran meterlas allí, y una vez que están dentro, están dentro y eso es todo. Es demasiado tarde. En ese punto, les daríamos una penalización por descartar deliberadamente sus cartas cuando no se les permite descartar. Así que probablemente recibirían una penalización de una ronda.

¿Y QUÉ PASA SI LAS CARTAS EN EL MAZO DESCARTADO NO HUBIERAN SIDO una pareja DE DOSES?

Entonces su mano está muerta. Tendríamos que admitir que estábamos equivocados y no eran claramente recuperables. Teóricamente eso podría suceder. Pero es muy poco probable porque no estamos recuperando esas cartas a menos que estemos 100 por ciento seguros. Si hay alguna sombra de duda, simplemente no se recuperan.

Realmente no preguntaríamos a un jugador cuáles eran, no deberíamos. Solo diríamos: «¿Son esas dos cartas?» Y si lo fueran, entonces las mostraríamos.

Artículos relacionados

Últimos artículos