Inicio | Aprende | Ruleta | ¿Cómo Tomar Decisiones en la Ruleta?

¿Cómo Tomar Decisiones en la Ruleta?

24 abril 2024

La Ruleta es uno de los pasatiempos más practicados del mundo, y su presencia en internet es también masiva. Desde PokerStars Casino vamos a ofrecer una serie de consejos relacionados con este pasatiempo como pueden ser la toma de decisiones, el control emocional y el entendimiento de las reglas y la tipología de apuestas que se pueden aplicar. El factor de ensayo y error también juega un papel determinante. ¡A tomar nota!

No todo depende de la suerte

Sí, la diosa fortuna juega un papel determinante en la ruleta, pero no lo es todo. Definir y aplicar correctamente un método puede alejar una jugada del fracaso o acercarla peligrosamente. Siempre es mejor realizar un movimiento basado en la racionalidad, intentando apartarse lo máximo posible de las acciones puramente instintivas.

Identifica y evita errores que sueles cometer al apostar

Como todo en esta vida, la ruleta online también se basa en el acto básico del ensayo-error. Aplicar un método agresivo tras perdidas, puede generar una espiral negativa. En cambio, si se aplica un modelo mucho más pausado y racional, puede orientar el escenario por la senda contraria. Lo difícil no es llegar a la cima, sino mantenerse.

Si se está generando una concatenación de errores, o se están acumulando pérdidas de manera constante, es mejor parar, analizar y extraer conclusiones. Quizás exista algún fallo dentro de patrón al que no se le está prestando la atención requerida.

Aprende de jugadores con experiencia

La mejor manera de aprender cómo funciona un determinado pasatiempo es prestar atención a los jugadores experimentados. Si existe la oportunidad de compartir mesa con personas que acumulen muchas apuestas a sus espaldas, es una ventana de oportunidad que no se debe desaprovechar. Y no únicamente por los métodos que pueden aplicar, también se puede analizar cuáles son los pasos que aplican, desde el principio de la jugada hasta el final. Intentar replicar los movimientos realizados también puede ser una acción que tener muy en cuenta.  En definitiva, el clásico aprendizaje basado en la experiencia.

No hay que desanimarse, la práctica hace al maestro. Y en el caso de la ruleta, esta no es una excepción. Este consejo debe aplicarse, por ejemplo, en la Ruleta en vivo, ya que aquí existe una mayor interacción con el resto de participantes en la mesa.

Confía más en los hechos que en la intuición

Pocos aspectos más subjetivos existen en el mundo que la intuición. Tener la percepción o la idea de que un hecho va a ocurrir, no siempre garantiza su plasmación real.  Aquí juega un papel importantísimo la gestión emocional, en la ruleta aparecen una gran cantidad de números, y las cifras, por su propia naturaleza, se enmarcan dentro del plano racional. Es mucho mejor centrarse en los hechos o patrones que se han ido repitiendo, que en una corazonada puntual.

Conocer las estadísticas y las probabilidades relacionadas con la ruleta es un ejercicio muy recomendable. Haremos hincapié sobre este punto en el punto final de nuestra guía.

Aprende a controlar tus emociones

Hemos podido comprobar como tener un control de las emociones juega un papel trascendental en la ruleta. Hay que saber hacer frente a la frustración cuando las cosas no van como uno desearía. Del mismo modo, es importante tener control en el escenario contrario. Si una apuesta ha resultado en un escenario favorable, no quiere decir que la siguiente vaya a ofrecer el mismo resultado.

La clave está en mantener la calma, para lo bueno y para lo malo.

Entiende qué tipo de apuesta hacer y en qué momento

Dentro del mundo de la ruleta online existen dos tipos de apuestas diferentes, estas se agrupan dentro de las sencillas o las múltiples. A continuación, explicamos sus características y en qué difieren unas de otras. También es importante conocer el contexto. Si no se están obteniendo los resultados esperados, quizás es mejor centrarse en las apuestas sencillas, que disponen de un menor margen de error. Eso sí, presentan unos beneficios menores que pueden convertirse en significativos a medio y largo plazo.

Apuestas sencillas

Las apuestas sencillas se centran en un aspecto determinado de la ruleta. Como el propio nombre indica, son movimientos específicos sobre un determinado factor. Por ejemplo, aquellos movimientos que se efectúan sobre una decisión que se enmarca dentro del 50% como puede ser apostar a rojo o negro, a número par o impar o a una cifra específica dentro de la rueda. Son las que se entienden de manera más sencilla y las recomendadas para usuarios primerizos.

Apuestas múltiples

En este caso, son apuestas que cubren una mayor variedad de posibilidades y opciones. Son menos limitantes que las jugadas sencillas, pero en contrapartida ofrecen un abanico mayor. Como ejemplo encontramos una apuesta a la línea, que cubre una mayor cantidad de números; apostar a una docena determinada, como pueden ser las cifras que van entre el 1 y el 12; o apostar a una columna concreta. También existen las apuestas “a caballo”, posicionando la ficha entre dos números que se encuentran adyacentes dentro del tapete. Como deja entrever su nomenclatura, la figura queda en un punto medio, o a caballo entre una cifra y otra. De ahí su nombre.

Entiende las matemáticas de la Ruleta

Como ya hemos mencionado, la ruleta se centra en un elemento clave: los números. Por lo tanto, permiten obtener un valor estadístico que limita las posibilidades y opciones de que un hecho pueda producirse. Entender las matemáticas y la probabilidad asociada a la ruleta juega un papel fundamental. También en la toma de decisiones, que al final repercute directamente en la gestión del bankroll.

Es importante tener en cuenta también que el azar juega un papel clave. Aunque se puedan aplicar conceptos matemáticos y extraer cifras objetivas, siempre habrá un elemento que no se puede controlar. Este hecho es un aspecto inherente a los juegos de casino, y contra eso no existe método alguno. Sí que podemos intentar prevenir sus efectos y aplicar una estrategia racional, pero nunca se obtendrá una probabilidad de éxito absoluto. Hay que tenerlo siempre presente.